Efectos secundarios de los refrescos. Sus efectos ocultos

Seguro que si has leído artículos al respecto en Webs o revistas especializadas en salud o has acudido al médico con algún problema de dolores de estómago, sabrás que los refrescos no son precisamente buenos. Aquí vamos a comentar algunos de los efectos secundarios de los refrescos.

La verdad es que son poco más que agua azucarada sin ningún valor nutricional, con lo que lo único que puedes conseguir con su consumo es incrementar tus probabilidades de convertirte en una persona obesa o diabética.

Pero no son esas las únicas malas noticias, ya que los efectos de los edulcorantes artificiales que contienen, como la sucralosa, y el añadido de algún ingrediente sorpresa podrían conseguir hasta que olvides lo que estás leyendo ahora mismo. Te contamos los efectos más interesantes derivados de su consumo.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Acumulación de grasa en lugares no habituales

Investigadores daneses descubrieron que beber refrescos que no fueran light incrementaban en un alto porcentaje la grasa que rodea a tu hígado y a los músculos que rodean el esqueleto, que, curiosamente, podrían derivar en el desarrollo de diabetes.

En concreto, el experimento demostró que aquellos que bebían un refresco diario durante seis meses incrementaron la grasa que rodea a su hígado entre un 132 y un 142 %, entre un 117 y un 221 % en la que acompaña a nuestro esqueleto y en torno a un 30 % en triglicéridos y grasas de otros órganos.

Por si esto no fuera poco, los niveles de colesterol aumentaban un 11%. Todo esto en comparación con aquellos que tomaban otras bebidas como leche o simplemente agua. Uno de los efectos secundarios de los refrescos que nadie desea.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos - Cinta métrica en cintura

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. La tripita de los refrescos light

Vale, es normal que si tomas una bebida repleta de azúcar ganes peso, pero ¿y si te decimos que también ocurre con los refrescos light?

Pues bien, investigadores de la Universidad de Texas desarrollaron un estudio basado en 475 personas adultas durante 10 años. Los resultados fueron que aquellos que bebían refrescos light aumentaron el perímetro de su cintura un 70 % más que aquellos que no bebían refresco alguno.

Añadir que aquellos que tomaban más de dos refrescos light diarios incrementaron el diámetro ¡un 500 %!. Un estudio adicional de los mismos investigadores sobre ratones determinó que la causa podría ser el aspartamo, que, incrementando los niveles de glucosa, hace que el hígado tenga exceso de la misma y la convierta en grasa corporal.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Cáncer causado por el caramelo

Corría el año 2011 cuando el Center for Science in the Public Interest solicitó que se prohibiera el colorante artificial de caramelo que se utilizaba en Coca Cola y Pepsi (entre otras).

Las razones eran dos componentes de ese colorante: 2-metilimidazol y 4-metilimidazol, que se ha demostrado que causan cáncer en animales y, por lo tanto, se trataría de un riesgo innecesario teniendo en cuenta que su función es simplemente cosmética.

De hecho, en el estado de California, tan solo 16 microgramos por persona y día de 4-metilimidazol es suficiente para considerarse riesgo cancerígeno, y la mayoría de las colas actuales, tanto light como normales, contienen 100 microgramos en un envase de 350 ml. Uno de los efectos secundarios de los refrescos más alarmantes.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Envejecimiento prematuro

Tanto las bebidas light como las normales contienen fosfatos, o ácido fosfórico, que permite a los refrescos de cola realzar su sabor y mejorar su vida útil. Aunque este ácido está presente en muchos otros alimentos como carne o nueces, demasiada cantidad puede derivar en problemas de corazón o riñón, pérdida muscular, osteoporosis y envejecimiento prematuro.

Esto último se demuestra en un estudio publicado en el 2010 por la revista FASEB, que indica que los altos niveles de fosfato encontrados en los refrescos hicieron que las ratas que eran sujeto del experimento murieran cinco semanas antes que aquellas que se mantenían en unos niveles normales de fosfatos.

Si esto ya podía preocuparnos, tan solo añadir que los fabricantes de refrescos han incrementado los niveles de ácido fosfórico en sus productos en las últimas décadas.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Contaminación del agua

Los edulcorantes artificiales utilizados en los refrescos light no terminan en nuestros cuerpos y tampoco sufren tratamiento alguno en las plantas habilitadas a tal efecto una vez entran en las redes de saneamiento.

En 2009, unos investigadores suizos efectuaron varios tests con muestras de agua tomadas en plantas de tratamiento, ríos y lagos de Suiza y detectaron niveles de: acesulfamo K, sucralosa y sacarina. Todos ellos están o han estado formando parte de los refrescos light.

Añadir que una investigación de 19 municipios en EE.UU. ha revelado la presencia de sucralosa en todos y cada uno de ellos. Todavía no se ha demostrado el efecto de esta pequeña cantidad en humanos, pero se ha encontrado que la sucralosa presente en ríos y lagos interfiere en los hábitos alimentarios de varias especies.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos - Vaso de cola con hielo y limón

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Caries dentales y BVO

Si 9 de cada 10 dentistas recomienda el consumo de tal o cual pasta dentífrica, seguro que ninguno de esos diez te recomendará tomar refrescos. Y es que lo altos niveles de azúcar presentes en la versión normal de estas bebidas causa estragos en nuestras bocas, muy especialmente en la de nuestros niños.

Además, la presencia de un ingrediente llamado aceite vegetal bromado (BVO), que es añadido para añadir sabor a algunos refrescos, es un químico industrial utilizado como retardante en los plásticos. También lo podemos encontrar en bebidas deportivas y ha sido asociado a la pérdida de memoria y desordenes nerviosos cuando se consume en altas cantidades.

Además, los investigadores sospechan que este BVO pueda provocar problemas de comportamiento, infertilidad y lesiones musculares o cardiacas.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Alteración hormonal

No solamente son los propios refrescos los que pueden producir problemas. Casi todas las latas de aluminio que se utilizan para envasarlos contienen una resina epoxi llamada bisfenol A (BPA), utilizado para evitar que los ácidos del refresco reaccionen con el metal.

El problema es que está demostrado que el BPA interfiere con las hormonas y ha sido ligado a cuestiones de infertilidad, obesidad, diabetes y cánceres reproductivos. Los Centers of Disease Control and Prevention han indicado que las latas de refresco presentes en restaurantes, escuelas o establecimientos de comida rápida y restaurantes son la mayor fuente de exposición a este químico.

Así las cosas, mientras Pepsi y Coca Cola no terminan de decidirse en quién es la primera en desarrollar una planta de botellas de plástico 100 % libre de BPA, ninguna de las dos ha comunicado nada al respecto de fabricar latas de aluminio sin este químico.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Muerte de aves

Tanto las mallas que unen las latas de refresco como los tapones de las botellas de plástico de los mismos son causantes de la muerte de miles de animales tales como aves, tortugas marinas y demás fauna marina.

Los animales piensan que esos tapones son comida y, tras tragarlos, son incapaces de digerirlos, lo que les lleva a morir por desnutrición. Otros casos son provocados por asfixia debido a las mallas. Se podrían poner multitud de fotografías impactantes sobre estas muertes, pero prefiero dar simplemente un consejo. Reciclad todos los plásticos, por favor. Así evitaríamos en lo posible uno de los efectos secundarios de los refrescos.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos - Maíz transgénico

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Maíz transgénico

Haz una prueba. Echa un vistazo a los ingredientes de tu refresco y verás que hay muchas probabilidades que alguno de esos ingredientes sean derivados del maíz. A eso súmale que gran parte de esas bebidas son estadounidenses y que en ese país el 88 % de su producción está modificado genéticamente para resistir pesticidas.

Sin estudios que puedan probar los efectos de este maíz en nuestro organismo, algunos científicos independientes han encontrado que este maíz modificado genéticamente (o GMO) está relacionado con daños en el tracto digestivo, envejecimiento prematuro e, incluso, infertilidad.

Además, últimos estudios franceses efectuados en ratas demuestran que aquellas alimentadas con maíz transgénico durante toda su vida desarrollaron cáncer de mama y murieron antes que aquellas que tomaron maíz natural.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Conclusión

Son nueve razones de peso para replantearse el consumo de refrescos hasta que no se clarifiquen la mayor parte de estas cuestiones, cambien sus ingredientes o reduzcan su concentración. Quizás una bebida que se toma más por tradición o afición pero no por sus beneficios y que dudo mucho que se reduzca y mucho menos se limite su consumo. Si conocéis algo para añadir a esta lista de efectos secundarios de los refrescos, estaríamos encantados de recibirlo en comentarios.

Yo por mi parte me voy a refrescar con una de las bebidas a las que no parecen ligarse efecto negativo alguno: un vaso de agua fresquita.

Paco Cardenal

Me encanta comer. No mucho, sino bien. Y sobre todo me gusta saber lo que como y que no me den gato por liebre. Documentación, investigación, análisis, pruebas y todo lo necesario para conseguir conocer con todo detalle cada componente, fabricante o información nutricional por muy oculta que esté. Paco Cardenal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies