Las bebidas energéticas aumentan la frecuencia cardiaca

Las bebidas energéticas son un mercado que cada vez mueve más dinero. Sin embargo, un reciente estudio ha demostrado que el corazón de aquellos adultos que consumen bebidas energéticas late más rápido de lo normal una hora después de la ingesta.

Bebidas energéticas. Nuevo estudio científico

El estudio ha sido presentado en la reunión anual de la RSNA (Radiological Society of North America). En el mismo se afirma también que las bebidas energéticas, a pesar de tener como destino inicial a adolescentes y jóvenes, ahora se ha ampliado el espectro a casi cualquier consumidor.

Según el Dr. Dörner, de la Universidad de Bonn, en Alemania, hasta ahora no se conocía el efecto exacto de estas bebidas energéticas en el corazón de sus consumidores. El doctor también se centra en el contenido de estas bebidas: «Normalmente las bebidas energéticas contienen taurina y cafeína como principales ingredientes farmacológicos. La cantidad de cafeína es más de tres veces superior a la de otras bebidas como el café o la cola«.

Además se refiere a los efectos derivados del consumo de una gran cantidad de cafeína, entre los que tenemos un aumento de la frecuencia cardiaca, de la presión sanguínea, palpitaciones, convulsiones o incluso la muerte.

Bebidas energéticas. Monster

Bebidas energéticas. Los resultados

Los sujetos seleccionados para su estudio (que aún se encuentra en desarrollo) fueron un grupo de 15 hombres y 3 mujeres con una edad media de 27 años y medio.

A estas personas se les tomaron imágenes de resonancia magnética cardiacas antes y una hora después del consumo de una bebida energética que contenía 400 mg de taurina y 32 mg de cafeina por cada 100 ml de producto.

El resultado fue que, una hora después de la ingesta, los sujetos presentaban un incremento en la frecuencia cardiaca y en el esfuerzo al que se veía sometido el ventrículo izquierdo del corazón. Este efecto no dura demasiado, ya que poco tiempo después de realizar la prueba, los consumidores no presentaban grandes diferencias en cuanto a frecuencia cardiaca o presión sanguínea.

De momento, se deben seguir realizando estudios para asegurar la relación de estas bebidas con los problemas cardiacos. Aun así, los investigadores no recomiendan el consumo de bebidas energéticas a personas que sufran arritmias o niños.

Por último, se espera conseguir un resultado objetivo sobre el efecto de mezclar bebidas alcohólicas con energéticas. Al menos por ahora ya tenemos un poco más de información en la que basar nuestras elecciones.

Paco Cardenal

Me encanta comer. No mucho, sino bien. Y sobre todo me gusta saber lo que como y que no me den gato por liebre. Documentación, investigación, análisis, pruebas y todo lo necesario para conseguir conocer con todo detalle cada componente, fabricante o información nutricional por muy oculta que esté. Paco Cardenal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies