Manitol – Diccionario de aditivos alimentarios

El manitol es un alcohol del azúcar que es algo menos dulce que el azúcar, alcanzando un nivel de 70% en relación a este. Sin embargo, aporta menos calorías y tiene un efecto mucho menos agresivo para nuestro nivel de azúcar en sangre.

Se utiliza en la industria alimentaria como edulcorante y para sustituir a la glucosa en especialidades farmaceúticas que puedan ser recetadas para los enfermos con problemas de diabetes. En nuestros alimentos puede aparecer con su nombre de manitol o con el código asociado E-421.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Manitol. Dónde encontrarlo

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Se encuentra principalmente en golosinas sin azúcar y chicles, pero también podemos toparnos con manitol o E-421 en otros productos tales como alimentos bajos en calorías y dietéticos.

Un famoso ejemplo de utilización de manitol lo tenemos en los chicles Orbit. También podemos encontrar el manitol en otra marca de goma de mascar, los chicles Five.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Manitol. Chicles Orbit

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Manitol. Peligrosidad

[symple_box color=”green” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los azúcares del alcohol no se digieren por completo, por lo que pueden provocar molestia intestinal, gases, flatulencia y diarrea.

El manitol en su mayoría es absorbido y metabolizado por el cuerpo. La parte que no puede ser absorbida, es fermentada en el intestino grueso. Es en ese proceso de fermentación donde se pueden producir gases que provoquen efectos adversos en nuestro organismo.

El problema puede ser mayor para aquellos que no tengan una buena tolerancia al manitol, en cuyo caso podría tener efectos laxantes. Sin embargo para producir un efecto real y visible en nuestro organismo, la dosis consumida debería ser mucho mayor que la utilizada habitualmente en los alimentos.

Por lo tanto, tenemos ante nosotros un famoso sustituto del azúcar en multitud de productos y, muy especialmente en nuestros queridos chicles que, como conclusión final, podría ser un problema en altas dosis pero que en pequeñas cantidades el manitol puede consumirse sin ningún problema.

[/symple_box]

Paco Cardenal

Me encanta comer. No mucho, sino bien. Y sobre todo me gusta saber lo que como y que no me den gato por liebre. Documentación, investigación, análisis, pruebas y todo lo necesario para conseguir conocer con todo detalle cada componente, fabricante o información nutricional por muy oculta que esté. Paco Cardenal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies