Saborizante artificial – Diccionario de aditivos alimentarios

Los saborizantes son preparados de sustancias que pueden ser de origen natural o artificial y que son capaces de actuar sobre los sentidos del gusto y del olfato para reforzar el propio olor o sabor de un alimento determinado  con el fin principal de hacerlo más apetitoso.

Marcando su posible origen en la década de los 50, cuando la industria alimentaria descubrió que se podían obtener en los laboratorios sabores similares a los de la carne utilizando proteína barata y abriendo la puerta para su amplia utilización en la actualidad.

Presente también como sabor artificial, sabores artificiales, saborizante o saborizante artificial. Se refieren a los cientos de químicos permitidos en los alimentos como el butanol, etanoato o acetato de fenilo. Los químicos concretos utilizados para dar sabor a los alimentos son propiedad exclusiva de sus fabricantes, y se utilizan para imitar sabores de mantequilla, especias, frutas, etc.

[symple_divider style=»fadeout» margin_top=»20px» margin_bottom=»20px»]

Saborizante artificial. Dónde encontrarlo

[symple_box color=»gray» text_align=»left» width=»100%» float=»none»]

Pues «solamente» en miles y miles de alimentos como cereales, bebidas o galletas.

El ejemplo más famoso lo podríamos tener en unas galletas que puedes destapar, chupar, mojar en leche y probar su delicioso saborizante artificial. Nos referimos a las archiconocidas galletas Oreo.

Otro ejemplo de saborizante artificial lo tenemos en el chocolate más crujiente de la casa Nestle, el chocolate Crunch.

[/symple_box]

[symple_divider style=»fadeout» margin_top=»20px» margin_bottom=»20px»]

Saborizante artificial. Nestle Crunch

[symple_divider style=»fadeout» margin_top=»20px» margin_bottom=»20px»]

Peligrosidad

[symple_box color=»yellow» text_align=»left» width=»100%» float=»none»]

La FDA ha aprobado todos y cada uno de los elementos del listado de químicos permitidos, pero, debido a que estos saborizantes pueden dejar componentes sin especificar escondidos dentro del conjunto

Por ello son varios los que encuentran a los saborizantes artificiales como una trampa mortal que se vale del placer que se considera la comida para hacer más apetitosos sus productos sin importar los efectos que estos ingredientes artificiales pudieran tener para nuestra salud.

No hay forma de determinar los efectos que podrían tener en nuestro organismo, por lo que se deberían tomar con mucho cuidado y moderación.

[/symple_box]

Paco Cardenal

Me encanta comer. No mucho, sino bien. Y sobre todo me gusta saber lo que como y que no me den gato por liebre. Documentación, investigación, análisis, pruebas y todo lo necesario para conseguir conocer con todo detalle cada componente, fabricante o información nutricional por muy oculta que esté. Paco Cardenal

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. dunia dice:

    Me molesta en verdad que muchos productos solo digan: saborizantes artificiales y no especifiquen su contenido, ya es suficiente con el jarabe de maíz de alta fructuosa que nos causa hígado graso y el aspartame que es malisimo para la salud; para que en sima nos oculten el resto del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies