Sustancias indeseadas en tus alimentos

Si sigues nuestra web, seguro que ya sabes los principales alimentos que debes evitar o los ingredientes nocivos para nuestra salud. Sin embargo, lo que puede que no sepas es que aún así, puedes estar alimentándote de sustancias indeseadas y poco saludables. Tanto que deberían estar prohibidas o al menos más vigiladas.

Con revisiones constantes sobre los aditivos que se eliminan de la lista de permitidos, no sería mala idea poner el punto de mira en estos tres peligros para nuestra salud.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Sustancias indeseadas - Rebanadas de pan tostado

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Sustancias indeseadas. Acrilamida

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Descubierta hace tan solo once años, comenzamos el listado de sustancias indeseadas con la acrilamida. Es un potente carcinógeno que se crea de forma natural al cocinar a altas temperaturas (por encima de 120 grados centígrados) alimentos ricos en almidón o hidratos de carbono. Hornear galletas y patatas, freír patatas o tostar pan y cereales puede crear acrilamida, que es el resultado en el que se presentan los azúcares y el aminoácido asparragina en algunos alimentos fritos, horneados o a la brasa.

En 2010, la Joint Food and Agriculture Organization y el World Health Organization Expert Committee on Food Additives apuntaron directamente a la acrilamida como un problema para la salud. Incluso la FDA ha aconsejado a los fabricantes como pueden disminuir la acrilamida presente en sus alimentos.

Con todos esos precedentes, son ya varias las organizaciones que han solicitado que se regule de forma oficial la cantidad máxima de acrilamida que puede contener un producto.

El mejor consejo para evitar este integrante de sustancias indeseadas es evitar alimentos ricos en almidón fritos, a la brasa, tostados u horneados. Si queréis disfrutar de unas patatas fritas caseras, lo mejor es que cortéis las patatas y las dejéis en agua unas dos horas antes de freírlas. Así reduciréis la acrilamida a la mitad. Si tenéis prisa, podéis meterlas 30 segundos al microondas antes de cocinarlas con lo que la acrilamida disminuirá en un 60 por ciento.

En cuanto al almacenamiento, guarda las patatas en un lugar con poca luz y sin humedad. Y en lo que respecta a las tostadas, prueba con un tostado más ligero ya que cuanto más se tueste, mayor cantidad de acrilamida.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Sustancias indeseadas - Antibióticos

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Sustancias indeseadas. Antibióticos

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Estamos en una época de crisis. No solo económica, sino también en lo referente a los antibióticos. No lo digo yo, sino la revista médica The Lancet (una de las más prestigiosas publicaciones médicas a nivel mundial), que avisa de la prescripción médica indiscriminada de antibióticos y la automedicación que hacen que las bacterias campen a sus anchas sin que las medicinas les afecten lo más mínimo.

La mayor parte de los antibióticos utilizados en nuestra sociedad van destinados a la alimentación de los animales que se crían en granjas. De esta forma los animales engordan más rápido y pueden estar antes en el mercado. De esta forma estamos ayudando a crear supergérmenes que nos acompaña a casa junto a la carne que compramos en el supermercado.

La alternativa a la segunda de las sustancias indeseadas son los alimentos orgánicos, aunque no todos los que indican este adjetivo en sus envases lo son realmente. Si puedes certificar que un ganadero de confianza no utilice estos antibióticos por supuesto que también es una buena opción.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Sustancias indeseadas - Arsénico

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Sustancias indeseadas. Arsénico

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Son varios los aditivos que han sido retirados del mercado por contener arsénico. Y en la carne de nuestros platos también podemos encontrarlo. La razón de su utilización en la alimentación animal es muy simple. Al igual que los antibióticos, este metal tóxico está relacionado con el crecimiento rápido.

Pero el arsénico no es sólo un problema en la alimentación animal. Un ejemplo lo tenemos en el arroz. El arsénico se queda en la planta del arroz, pero aparece en edulcorantes de arroz integral y algunos cereales para bebés. Lo que todos deseamos es que se reduzca al máximo su inclusión en nuestros alimentos para no superar el límite recomendado que va disminuyendo cada año.

Este neurotóxico que daña el cerebro es lógico que esté en este top 3 de sustancias indeseadas y ha sido encontrado en zumo de manzana, pescados y alimentos infantiles. Esto último es más grave aún ya que los niños no han terminado de desarrollar completamente su cerebro.

En el Center for Food Safety nos informan de que los consumidores pueden verse expuestos al arsénico del arroz, agua y pollo, por lo que una estricta regulación es vital para proteger la salud pública.

Para evitarlo puedes intentar limitar los edulcorantes basados en arroz, sustituir los cereales de las comidas infantiles por patatas, plátanos o aguacates y disminuir los zumos de fruta comerciales hasta un máximo de un vaso al día.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

En definitiva, tres sustancias indeseadas a controlar. Si elaboras tus alimentos en casa son muy sencillas de vigilar, pero no tanto en alimentos que no estén preparados por nosotros. Quizás no les estemos dando la importancia que realmente tienen. El tiempo dará o quitará razones.

Paco Cardenal

Me encanta comer. No mucho, sino bien. Y sobre todo me gusta saber lo que como y que no me den gato por liebre. Documentación, investigación, análisis, pruebas y todo lo necesario para conseguir conocer con todo detalle cada componente, fabricante o información nutricional por muy oculta que esté. Paco Cardenal

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies