Categorías
Análisis ¿Sabías que...?

Zanahorias. Beneficios y riesgos para nuestra salud

Las zanahorias son vegetales de suelo que fueron cultivados por primera vez en Afghanistan sobre el año 900. El anaranjado es su color más conocido, pero también se pueden encontrar en otros tonos, incluyendo el púrpura, amarillo, rojo y blanco. Anteriormente, las zanahorias eran moradas o amarillas. Las zanahorias naranjas fueron desarrolladas en Europa Central sobre el siglo XV o XVI. Veamos las zanahorias, sus beneficios y riesgos en este artículo.

Este vegetal popular y versátil puede tener un sabor diferente dependiendo de su color, tamaño o de dónde se ha cultivado. El azúcar presente en las zanahorias les da un sabor ligeramente dulce, pero pueden presentar también sabores amargos o terrosos.

(Fuente: The National Gardening Association. More colors for carrots)

Zanahorias. Beneficios y riesgos. Valores nutricionales

Para empezar a comprender los beneficios y riesgos de las zanahorias debemos ver sus valores nutricionales. Una ración de zanahorias de una media taza contiene aproximadamente:

  • 25 calorías
  • 6 gramos de hidratos de carbono
  • 2 gramos de fibra
  • 3 gramos de azúcar
  • 0.5 gramos de proteina

Las zanahorias son una importante fuente de vitaminas y minerales. Una ración te puede proporcionar las siguientes cantidades de cantidad diaria recomendada:

  • 73% de vitamina A
  • 9% de vitamina K
  • 8% de potasio y fibra
  • 5% de vitamina C
  • 2% de hierro y calcio

(Fuente: USDA Health benefits of carrots)

Zanahorias. Beneficios para nuestra salud

Comenzamos a analizar los beneficios y riesgos de las zanahorias para nuestra salud por todo lo bueno que nos aportan.

Las zanahorias son ricas en antioxidantes y ofrecen muchos beneficios para la salud. Los más importantes son:

Son buenas para tu vista

Este es, probablemente, el superpoder más conocido de las zanahorias. Son ricas en beta-carotenos, un componente que nuestro cuerpo convierte en vitamina A, que ayuda a mantener tu vista saludable. Además, el beta-caroteno ayuda a proteger tus ojos del sol y disminuir tus posibilidades de sufrir cataratas y problemas visuales.

Las zanahorias amarillas contienen luteína, que también es buena para tu vista. Varios estudios han encontrado que puede ayudar a prevenir la degeneración macular asociada a la edad, uno de los principales problemas de pérdida de visión.

(Fuente: Academy of Nutrition and Dietetics. 5 Top Foods for Eye Health)

Pueden disminuir los riesgos de sufrir cáncer

Se ha probado que los antioxidantes pueden detener a los radicales libres en tu cuerpo, y reducir la posibilidad de presentar cáncer. Los dos tipos principales de antioxidantes que se encuentran en las zanahorias son los carotenoides y las antiocianinas. Los carotenoides les proporcionan a las zanahorias los colores naranja y amarillo, mientras que las antiocianinas son responsables de la coloración roja y púrpura.

(Fuente: National Library of Medicine)

Ayudan a tu corazón

Primero, todos esos antioxidantes son buenos para tu corazón. Segundo, el potasio que se encuentra en las zanahorias pueden ayudar a mantener tu presión arterial controlada. Y por último, contienen fibra que te ayuda a mantener un peso saludable y disminuir tus posibilidades de sufrir problemas cardiacos.

Las zanahorias rojas también contienen licopeno, que previenen también problemas cardiacos.

Ayudan a tu sistema inmune

La vitamina C de las zanahorias ayudan a tu cuerpo a construir anticuerpos que defiendan tu sistema inmune. La vitamina C también ayuda a la absorción de hierro en tu organismo y su utilización para prevenir infecciones.

Previene el estreñimiento

Si tienes problemas en ir al baño, prueba a masticar unas zanahorias crudas. Con su alto contenido en fibra, pueden ayudar a aliviar el estreñimiento y regular tu tránsito intestinal.

Zanahorias. Riesgos y precauciones

Para completar el análisis de las zanahorias, sus beneficios y sus riesgos, vemos las precauciones que debemos tener.

Si comes demasiados beta-carotenos, las zanahorias pueden hacer que el tono de tu piel se vuelve de un color amarillo o anaranjado. Esta afección se denomina carotenemia. Es relativamente inofensiva y normalmente puede tratarse. Pero en casos extremos, puede evitar que la vitamina A haga su trabajo y afecte a tu vista, huesos, piel, metabolismo o sistema inmune.

Demasiado beta-caroteno puede causa problemas a personas que no pueden convertirlo en vitamina A, como es el caso de las personas que sufran hipotiroidismo.

(Fuente: Universidad de Rochester. Medical Center)

Si puedes incluir alguna zanahoria en tu dieta, tu salud te lo agradecerá. Eso es to, eso es to, eso es todo amigos.

Categorías
¿Sabías que...?

Las calorías de los huevos de Pascua

Post colaboración de Zaask

Categorías
Consejos

Las frutas y las verduras más saludables que debes comer

Desde que éramos pequeños hemos escuchado eso de que hay que comer un mínimo de cinco piezas de verdura y fruta al día, pues son muy saludables y han de estar en cantidades generosas en nuestra dieta si queremos que esta sea rica en fibra, vitamina C, ácido fólico, flavonoides y minerales, lo cual nos protege ante las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Pero ¿cuáles son esas frutas y verduras más saludables que no pueden estar bajo ningún concepto fuera de nuestra dieta? Por supuesto, no puedes olvidar hacer algo de ejercicio para mantenerte en forma y ayudar a que esa dieta te mantenga bien saludable (un entrenador personal es la mejor opción para aquellos que no consiguen ponerme en marcha fácilmente).

  • Tomate: esta fruta (¡sí, es una fruta!) contiene un carotenoide llamado licopeno, el cual se trata de un antioxidante muy potente con el que hacer frente al cáncer.
  • Aguacate: ayuda a la absorción de licopeno, por lo que es recomendable utilizarlo junto al tomate en la ensalada. Contiene ácido alfalinolénico, una grasa muy saludable que forma parte de aquellas que contienen omega 3, además de que reduce la producción de químicos inflamatorios en nuestro organismo.
  • Manzana: quercetina, catequina, florizina y ácido clorogénico son los potentes oxidantes con los que cuenta esta fruta, por lo que es muy indicada para reducir la posibilidad de padecer asma, diabetes, enfermedades cardiacas y cáncer.

  • Ajo: tan pequeño y tan utilizado en la cocina española es rico en ajoene y alicina, especialmente indicados contra el llamado colesterol “malo” y la hipertensión, además de que es diurético.
  • Brócoli: bajo en calorías y alto en fibra, esta verdura está cargada de minerales, vitaminas y polifenoles, lo que previene el cáncer y las enfermedades degenerativas.
  • Col: contiene omega 3, una gran cantidad de fibra, vitamina A y, aunque resulte extraño, más vitamina C que las propias naranjas, por lo que ha llegado a calificarse como un superalimento.
  • Col de Bruselas: se trata de un alimento imprescindible para las embarazadas, pues contiene una gran cantidad de ácido fólico. Además es rica en fibra, omega 3, calcio, vitamina K, vitamina A y vitamina C.

  • Granada: esta fruta roja está repleta de tres potentes antioxidantes: taninos, antocianinas y ácido elágico.
  • Arándano: se trata de un superalimento para el cerebro porque su alto contenido en antioxidantes refuerza el funcionamiento cognitivo y ayuda a prevenir el Alzheimer.
  • Mora: la azul, concretamente, tiene mucha fibra y el mismo tipo de polifenol que se encuentra en el té verde, lo cual evita las enfermedades del corazón y el cáncer.
  • Frambuesa: media taza de esta fruta aporta 4 gramos de fibra, pero lo mejor es que contiene toda la vitamina C y el manganeso que se necesita diariamente.

Pero no son las únicas, pues la alcachofa y la naranja ayudan a reducir el colesterol malo, la zanahoria previene las cataratas, la coliflor estimula la desintoxicación, las cerezas reducen la inflamación, el kiwi combate el estreñimiento, el mango ayuda al sistema inmunológico y las setas promueven la desintoxicación natural.

Este post es una colaboración de Zaask para Comidiendo

Categorías
¿Sabías que...?

Combinar alimentos ayuda a incrementar tu energía

Cuando hacemos nuestras propias comidas siempre nos gusta combinar alimentos deliciosos para tener una combinación maravillosa que haga las delicias de nuestro paladar. Ahora son los expertos en nutrición quienes han determinado a través de sus investigaciones que hay nutrientes que al combinarlos son mucho más saludables. Esto es debido a que juntos ayudan a una mejor absorción.

Estas mezclan harán que tu energía aumente notablemente y tengas mejor salud en el largo plazo.

Combinar alimentos mejora tu salud cerebral. Obtén más energía con hierro y vitamina C

La nutrióloga Joy McCarthy lo tiene bastante claro en este tema. Afirma que el hierro es uno de los mejores nutrientes para pensar. Cuando se tiene anemia parece que estás muy cansado y que no puedes razonar con claridad. Además los músculos no reciben el oxígeno que necesitan para funcionar correctamente.

El cuerpo absorbe mucho mejor el hierro cuando es combinado con vitamina C. Por eso a tus platos de espinaca y col rizada debes añadirle fresas o frambuesas. Verás que rico está y encima potenciarás los nutrientes.

Combinar alimentos reduce el estrés y mejora tu corazón con té verde y limón

El té verde contiene unos nutrientes llamados polifenoles los cuales mejoran la salud cardíaca, disminuyen el colesterol y bajan el riesgo de padecer cáncer. Su efecto es más notable cuando se combinan con vitamina C, ya que ayuda a mantener un mejor flujo de sangre al cerebro.

Según McCarthy te sentirás menos estresado y la memoria a corto plazo se verá incrementada. La combinación de té y limón hace que sea una bebida muy rica que incrementa los niveles de salud.

Un sistema inmune más fuerte con vitamina A y grasas saludables

Cuando eres emprendedor tienes que dedicar muchas horas al negocio y no hay tiempo para caer enfermo pues puede ser un lastre muy importante para todo el desarrollo. Por eso es fundamental estar fuerte corporalmente para no sufrir ningún tipo de enfermedad. McCarty afirma que la vitamina A es clave para mantener fuertes los glóbulos blancos, responsables del sistema inmune.

Esta vitamina se encuentra en alimentos como las zanahorias, el melón o el calabacín. Combinados con aceite de oliva, nueces o pescado tendrás una dieta muy equilibrada a demás de un cuerpo mucho más sano.

Mejor rendimiento del cerebro con vitamina D y calcio

Una de las funciones más importantes del calcio es que actúa como fortalecedor de los neurotransmisores del cerebro. Esto quiere decir que una persona podrá pensar mejor, de una forma mucho más clara.

Es habitual encontrarse este nutriente en los productos lácteos pero también lo contiene en gran cantidad vegetales como el brócoli. Prueba a combinarlo con huevo cocido y realizar una deliciosa ensalada a la que le sumes productos ricos en vitamina D como el salmón o las sardinas.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

Categorías
¿Sabías que...?

¿Comer saludable puede realmente prevenir el cáncer?

El cáncer es una enfermedad que da miedo, mas que nada por que ataca sin que lo esperes sin discriminar hasta que las cosas se salgan de control. Empecemos aclarando algo vital, contraer cáncer no es culpa de uno y un reciente estudio lo confirma: a principios de este año un estudio encontró que dos tercios de los casos de cáncer se producen de forma totalmente aleatoria.

Entonces… ¿el cáncer puede prevenirse? 

Si bien sabemos que no hay métodos 100% infalibles para prevenir el cáncer, hay ciertos métodos y estrategias que pueden dar una pelea digna contra el cáncer.  Según los científicos, la alimentación esta altamente relacionada con el riesgo de padecer cáncer. “Una correcta alimentación es muy importante en cuanto a prevenir el cáncer se trata” dice Anna Taylor, una dietista estadounidense.

 Mayor cintura = mayor riesgo de cáncer

Según el medico Luca Mazzarella del Instituto Europeo de Oncología en Italia dice que manteniendo un indice de masa corporal superior a 18 pero debajo de 25, es la mejor forma de mantener lejos al cáncer.

Segun la Prevent Cancer foundation esto se debe a que el sobrepeso aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama del 30% al 60%. Al aumentar de peso, también aumentamos los niveles de inflamación de nuestro cuerpo, los cuales promueven el desarrollo de cáncer de mama.

A pesar de esta valiosa información, no hay que precipitarse haciendo alguna dieta extrema. Mazzarella afirma que las dietas de privación para bajar de peso pueden generar efectos contrarios a los deseados aumentando el riesgo de padecer cáncer debido al carente consumo de vitaminas, minerales y antioxidantes que maneja tu cuerpo.

¿Los antioxidantes son tan buenos?

“Ciertas vitaminas antioxidantes, minerales y fitonutrientes están abriendo un nuevo y emocionante enfoque en recientes investigaciones medicas” dice Taylor, que también nos explica que “las plantas tienen compuestos con miles de beneficios aun pendientes por descubrir”.

Parece que estos fitonutrientes juegan un papel protagónico  en la disminución del riesgo de cáncer debido a que estos protegen a las células de daño o mutaciones perjudiciales reduciendo la inflamación y estimulando el sistema inmunológico de forma muy positiva.

Algunos fitonutrientes:

  • Resveratrol (encontrado comúnmente en el vino tinto)
  • Carotenoides (encontrado comúnmente en vegetales verdes, naranjas, azules y violetas)
  • Ácido elágico (encontrado en arándanos)
  • Flavonoides (encontrado en el vino, té y chocolate negro)

Un estudio en el 2014 encontró que los antioxidantes que se encuentran en el vino tinto, bloquearon el crecimiento del cáncer de pulmón, uno de los tipos de cáncer mas mortales que existe. Mientras tanto, otro estudio encontré que las mujeres con cáncer de mama que tienen dietas muy saludables, tenían una mortalidad menor en comparación con aquellas que tenían una dieta carenciada.

Tu dieta para vencer al cáncer

Varias investigación concluyen en que una dieta en donde: las frutas,verduras y granos enteros son prioridad, mientras que las grasas saturadas, sal y azúcar son reducidas lo máximo posible es una dita que reduce de forma significativa el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

Fátima Denis:
Licenciada en nutrición por la Sociedad Argentina de Nutrición, entrenadora personal y promotora del estilo de vida saludable a través de http://www.tipsnutritivos.com