Categorías
¿Sabías que...?

Manitol – Diccionario de aditivos alimentarios

El manitol es un alcohol del azúcar que es algo menos dulce que el azúcar, alcanzando un nivel de 70% en relación a este. Sin embargo, aporta menos calorías y tiene un efecto mucho menos agresivo para nuestro nivel de azúcar en sangre.

Se utiliza en la industria alimentaria como edulcorante y para sustituir a la glucosa en especialidades farmaceúticas que puedan ser recetadas para los enfermos con problemas de diabetes. En nuestros alimentos puede aparecer con su nombre de manitol o con el código asociado E-421.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Manitol. Dónde encontrarlo

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Se encuentra principalmente en golosinas sin azúcar y chicles, pero también podemos toparnos con manitol o E-421 en otros productos tales como alimentos bajos en calorías y dietéticos.

Un famoso ejemplo de utilización de manitol lo tenemos en los chicles Orbit. También podemos encontrar el manitol en otra marca de goma de mascar, los chicles Five.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Manitol. Peligrosidad

[symple_box color=”green” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los azúcares del alcohol no se digieren por completo, por lo que pueden provocar molestia intestinal, gases, flatulencia y diarrea.

El manitol en su mayoría es absorbido y metabolizado por el cuerpo. La parte que no puede ser absorbida, es fermentada en el intestino grueso. Es en ese proceso de fermentación donde se pueden producir gases que provoquen efectos adversos en nuestro organismo.

El problema puede ser mayor para aquellos que no tengan una buena tolerancia al manitol, en cuyo caso podría tener efectos laxantes. Sin embargo para producir un efecto real y visible en nuestro organismo, la dosis consumida debería ser mucho mayor que la utilizada habitualmente en los alimentos.

Por lo tanto, tenemos ante nosotros un famoso sustituto del azúcar en multitud de productos y, muy especialmente en nuestros queridos chicles que, como conclusión final, podría ser un problema en altas dosis pero que en pequeñas cantidades el manitol puede consumirse sin ningún problema.

[/symple_box]

Categorías
Noticias

Nueva información nutricional en Estados Unidos

Se preparan cambios en las etiquetas que informan de los nutrientes incluidos en nuestros alimentos. De momento, esta nueva información nutricional se trata tan sólo de una propuesta de la Food and Drug Adminstration estadounidense y, por ahora, tan sólo para el país norteamericano.

La agencia está dando un plazo de 90 días para recibir comentarios públicos sobre la propuesta. Cuando este periodo concluya, los cambios convertirán a esta nueva información nutricional en las modificaciones en las más importantes en cuanto a información nutricional se refiere desde hace 20 años.

Personal de la FDA comentan que este cambio está provocado por el cada vez mayor conocimiento de los consumidores, que se fijan mucho más que antes en las etiquetas nutricionales, las cuales les ayudan a entender aún mejor la parte nutritiva de los alimentos que consumen.

Como muestra, un estudio del US Department of Agriculture del mes pasado en el que se indicaba que el 42% de personas entre 29 y 68 años y el 57% de personas mayores de 68, tienen en cuenta la información nutricional a la hora de realizar sus compras.

En el año 2007, un estudio similar situaba estos valores en un 34% y 51% respectivamente, por lo que la tendencia va en aumento.

Haciendo su primera aparición en la década de los 60, las etiquetas de información nutricional aparecieron exclusivamente para personas con cuidados dietéticos especiales. A partir de 1990 esta información paso a ser obligatoria en Estados Unidos.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Nueva información nutricional. La importancia de las calorías y los azúcares añadidos

Los cambios propuestos con esta nueva información nutricional van destinados a facilitar la manera de encontrar comida más saludable. Así, las nuevas etiquetas se centrarán en calorías, azúcares añadidos y algunos nutrientes.

Al contrario que las anteriores etiquetas donde aparecía la información de “calorías provenientes de grasas“, las nuevas etiquetas se centrarán en el número de calorías totales por ración.

Además, el etiquetado actual no informa acerca de la cantidad de azúcar que se encuentra en un producto de forma natural y cuanta ha sido añadida posteriormente. Este dato se verá claramente en la nueva etiqueta.

Son varios los estudios que indican que muchos ciudadanos estadounidenses consumen más cantidad de azúcar de la permitida. La FDA cree que los consumidores encontrarán información más útil en la que basar su compra, dependiendo de la cantidad de azúcar dividida por la presente de forma natural o la añadida.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Nueva información nutricional. Más actualizaciones

Otra actualización viene de la mano de las cantidades diarias recomendadas de sodio y fibra alimenticia, que se adaptan a los nuevos límites. Por ejemplo, la cantidad de sodio baja de los 2.400 mg por día a los 2.300 mg.

Por último, el nuevo etiquetado deberá informar de la vitamina D, potasio, hierro y calcio contenido en el producto. La razón es que se ha detectado un déficit en el consumo de vitamina D, necesaria para la correcta salud de nuestra estructura osea.

En resumen, todo apunta a que se presentan cambios interesantes en el etiquetado de productos alimentarios en EE.UU. ¿Ocurrirá también en nuestro país?¿Sabéis si ya hay una nueva información nutricional o está prevista en el vuestro? Comentadnos.

Categorías
Consejos

Edulcorantes artificiales. ¿Tan buena idea como parece?

Imagínate una forma de endulzar tus alimentos sin añadir ni una sola caloría. Esa es la labor de los edulcorantes artificiales. Un producto que aporta todos los beneficios del azúcar sin consecuencias para tu línea. Perfecto, ¿verdad?

Pues es perfecto hasta que deja de serlo. Y es que los edulcorantes artificiales están situados en el centro de varias polémicas desde el descubrimiento del primer edulcorante sin calorías, la sacarina, allá por el año 1878. Desde entonces, son varios los investigadores que dudan de que estos productos sean completamente sanos. Después de todo, la sacarina fue descubierta por un químico que trabajaba con alquitrán de hulla, un elemento carcinógeno.

Casi 150 años y miles de investigaciones después, seguimos sin llegar a un acuerdo. La European Food Safety Authority, tras exhaustivos estudios sobre el aspartamo (otro de estos edulcorantes artificiales), concluyó a finales del año 2013 que era seguro a las dosis en que se consumía y que no provocaba ningún tipo de cáncer. Sin embargo, el grupo del Center for Science in the Public Interest declaraba que esa decisión había sido poco menos que un “lavado de manos“.

Entonces, ¿tomar o no tomar edulcorantes artificiales? He ahí la cuestión. Porque si quieres reducir el número de calorías que ingieres, son una buena opción. Pero, como muchas de las creaciones químicas de la industria alimentaria, los edulcorantes artificiales no son todo lo que prometen.

Más allá de su relación con casos de cáncer, que no vamos a tratar en este artículo, los investigadores han descubierto que los edulcorantes artificiales pueden ser un peligro para nuestra salud y quizás no ayudarte tanto como crees en la pérdida de peso. ¿Por qué? Por esto.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Engañan a tu sentido del gusto

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los edulcorantes artificiales, incluso aquellos naturales como la stevia que procede de una planta, son cientos o miles de veces más dulces que el azúcar. Esta información se puede leer en el último libro de Anne Alexander, The Sugar Smart Diet donde habla de algún edulcorante artificial más.

La sucralosa, por ejemplo, vendida bajo la marca Splenda, es 600 veces más dulce que el azúcar y el neotame, una nueva alternativa al aspartamo es ni más ni menos que 7.000 veces más dulce que el azúcar. La stevia es entre 200 y 300 veces más dulce que nuestro azúcar de mesa.

Según la señora Alexander, las evidencias sugieren que exponer a nuestras papilas gustativas a estos edulcorantes de alta intensidad las convierten en menos receptivas a otras formas de azúcar, como la que podemos encontrar de forma natural en la fruta. Cuando tu sentido del gusto ya se ha acostumbrado a esos niveles, busca alimentos más y más dulces.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Engañan a tu intestino

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Un estudio sobre edulcorantes artificiales desarrollado en la Purdue University concluye que tu intestino se desorienta cuando consumes edulcorantes sin calorías pero muy dulces.

Al hacerlo, el sentido del gusto envía una señal a tu intestino indicándole que un alimento rico en calorías está llegando, por lo que el intestino se prepara para recibir algo muy calórico.

Pero cuando se da cuenta de que esto no es lo que llega, tu intestino no puede utilizar de forma eficiente ese alimento, lo que provoca una serie de efectos en cascada que influyen en las señales de apetito que envía tu organismo.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Alteran tus hormonas

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Una parte de esos efectos en cascada de los que hablamos está relacionado con la hormona insulina. Y es que cuando pruebas alimentos dulces, incluso aunque no tengan calorías, tu cuerpo libera insulina de igual forma que si estuvieras consumiendo azúcar. La insulina lleva a picos de azúcar en sangre, lo que incrementa tu apetito.

El mismo estudio de la Purdue University indicó que los edulcorantes artificiales impiden que tu cuerpo produzca la hormona GLP-1, que controla los niveles de azúcar en sangre y la sensación de saciedad.

Las dos hormonas combinadas pueden hacer que sientas más hambre y termines por comer más.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Hacen que comas más

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Relacionado con lo anterior, no es solamente una reacción bioquímica la que te hace aumentar la cantidad de alimentos ingeridos. Según la autora de The Super-Charged Hormone Diet, Natasha Turner, los alimentos con edulcorantes artificiales pueden hacer comer más debido a la sensación que producen en tu boca.

Según ella, el sabor y sensación que la comida produce en nuestra boca influye en nuestra capacidad para asociar las calorías que consumimos con las que necesitamos. De esta forma, la comida rica en grasa o azúcar envía la señal a nuestro cerebro de que es también rica en calorías.

Pero los alimentos con edulcorantes artificiales suelen tener una consistencia muy ligera y una textura muy diferente de los alimentos ricos en azúcar, por lo que dicha señal no llega a nuestro cerebro, que nos pide consumir una cantidad mayor.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Producen diabetes

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los dos puntos mencionados anteriormente podrían explicar porqué varios estudios han indicado que los consumidores de refrescos light incrementan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los investigadores no tienen aún claro si esto es consecuencia de que las personas objeto de esos estudios no llevan una alimentación saludable, contrarrestando los posibles efectos beneficiosos que pudieran tener los refrescos light o es algo asociado biológicamente al consumo de estos refrescos.

Un reciente estudio de la University of Texas demostró que aquellas personas que tomaban refrescos light tenían un 65% más de posibilidades de ganar peso que aquellos que no las tomaban. Hasta aquí podría parecer algo hasta normal, pero lo que es más raro todavía, también tenían más posibilidades de ganar peso que aquellos que bebían la versión normal (no light) del refresco. Casi nada.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Contaminan el agua

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los edulcorantes artificiales están diseñados para aguantar las condiciones que impone tu organismo sin descomponerse ni añadir calorías. Al ser tan resistentes, no se descomponen tampoco cuando están expuestos a luz, oxígeno o microbios.

En un estudio del año 2009 publicado en Environmental Science & Technology, unos investigadores suecos detectaron sucralosa y acesulfame K en aguas residuales tratadas, incluyendo muestras tomadas de un depósito de agua municipal. También descubrieron que los edulcorantes artificiales no se habían degradado en las aguas residuales tras un periodo de siete horas.

Investigadores canadienses obtuvieron resultados similares años después, encontrando sucralosa y acesulfame K en cada una de las muestras que tomaron de un río que recogía aguas residuales de 33 plantas de tratamiento diferentes.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Modificados genéticamente

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Como lo oyes. Pueden ser una fuente más de material modificado genéticamente.

Los edulcorantes artificiales como la sucralosa, el aspartamo, el neotame y el eritritol, están todos ellos obtenidos desde el maíz, soja o remolacha. Pues resulta que en los Estados Unidos, la mayoría de estos cultivos están modificados genéticamente para resistir el uso de pesticidas.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Como veis, nada relacionado con una de las asociaciones más comunes de los edulcorantes artificiales, el cáncer, pero varias razones para plantearnos su consumo. Como siempre, la información esta ahí y la decisión en vuestras manos.

Categorías
Consejos

Mitos de las dietas de adelgazamiento

Son muchos los mitos de las dietas relacionados con la pérdida de peso. Solemos fiarnos de consejos, noticias o experiencias de otras personas, pero lo que funciona para uno no tiene porque hacerlo en otra persona.

En este artículo vamos a repasar algunos de los más importantes mitos de las dietas para intentar aclarar las ideas de aquellos que van a comenzar o están llevando a cabo una tarea tan simple como llevar una alimentación sana y equilibrada para perder peso que se puede convertir en algo tan complicado gracias a ayudas que no lo son tanto.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Mitos de las dietas. No consumas gluten

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Un consejo muy de moda últimamente es el de evitar cualquier alimento que contenga gluten. Son muchos los que convierten a varios cereales en algo más que prohibido en tu dieta y que puede convertir el pan o la pasta en una bomba para tu organismo.

Pues bien, si lo pensamos fríamente, el gluten es una proteína muy nutritiva que aparece en trigo, cebada o centeno, entre otros. Es cierto que hay gente que no puede tomarlo, pero principalmente por motivos de alergia a este ingrediente.

También aparecen los que defienden que el trigo siempre está modificado genéticamente o que te será imposible estabilizar tu nivel de azúcar en sangre tras probarlo.

Dejando a un lado las posturas más radicales y sin fundamento, lo único que podemos dejar claro es que no tomar gluten no asegura el perder peso, incluso podría ayudar a que ganes unos kilos. Existen estudios que muestran deficiencias nutricionales en aquellas personas que se encuentran en dietas que excluyen el gluten.

Si la razón de su exclusión es la cantidad de hidratos de carbono o azúcares ingeridos, olvídalo. Ambos contienen la misma cantidad.

Si todo esto no te convence y aún así piensas que una dieta sin gluten ayudó a adelgazar a mi vecino, amigo o familiar, la única razón podría venir por el consumo de pan. Son varias las personas que abusan del pan incluido en su dieta, por lo que una dieta libre de gluten hace que cambien el pan por otros alimentos que les ayudan a perder peso. Pero esto mismo lo puedes hacer si sigues consumiendo gluten.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Mitos de las dietas. La carne y los lácteos cuanto más lejos, mejor

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

No se por qué algunos dietistas la tienen tomada con los animales. A ver, yo no tengo nada en contra de vegetarianos o veganos siempre que esa haya sido su elección. Incluso son varios los estudios que demuestran que los vegetarianos tienen menores niveles de colesterol, tensión y un menor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas que aquellos que comen carne. Pero no es necesario convertirse en vegetariano para perder peso.

La razón es que puedes tener una dieta a base de comida basura y seguir los principios del vegetarianismo a pies juntillas. Incluso siendo vegano. Y es que son muchos los productos que los fabricantes ponen a nuestro alcance que no son nada nutritivos y no incluyen ningún ingrediente de origen animal. Pan blanco, edulcorantes, margarinas o patatas fritas podrían entrar en esa lista.

Respecto a los lácteos, está claro que si te hinchas a queso o helado engordarás gracias a su alto contenido en grasas y calorías, pero no por ello vas a eliminar los lácteos de tu dieta. Yo por ejemplo, tengo al queso fresco batido como un perfecto acompañante de mis comidas aportándome altos niveles de proteínas con poca grasa. Si no es de tu gusto, lo podrías sustituir por un yogur griego de calidad.

A lo que queremos llegar es a que no es necesario eliminar un grupo de alimentos completo de tu dieta para asegurarte de que así vas a perder peso. Ni mucho menos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Mitos de las dietas. Los alimentos orgánicos adelgazan

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Algunas personas piensan que lo que realmente nos hace engordar son los aditivos que se emplean en los alimentos procesados y que si se alimentan exclusivamente de alimentos orgánicos, podrán adelgazar.

La palabra orgánica puede llegar a ser confusa, tanto en el aspecto de que algunos alimentos que llevan esta etiqueta no podrían tratarse como tales (y que trataremos más adelante) como en la relación de comida orgánica con comida dietética.

Orgánico significa que un alimento ha sido cultivado sin aplicarle productos químicos o pesticidas y que no ha sido modificado genéticamente. Pero no quiere decir que el producto que estés consumiendo sea alto en grasas o azúcares ni, por supuesto, de que vayas a perder peso con su consumo.

No me entendáis mal, yo estoy a favor de los productos orgánicos que reducen la cantidad de productos químicos presentes en algunos alimentos, pero no son sinónimo de ayuda a una dieta. Las calorías son calorías ya sea en productos orgánicos o no.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Mitos de las dietas. Las mejores dietas son las de pago

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Como cualquier actividad, una dieta se hace más sencilla si tienes a alguien apoyándote, aconsejándote y recordándote que tienes que seguir una serie de pautas. El problema de acostumbrarse a esto es cuando llega el momento de seguir por tu cuenta.

En ese momento estas harto de comidas preparadas, batidos, contar los puntos que comes, pasar hambre o comer siempre lo mismo.

Es por esto que el porcentaje de personas que han seguido perdiendo peso o mantenido su peso tras terminar el programa de adelgazamiento elegido es muy pequeño.

De hecho, un estudio de la UCLA determinó que, si bien la mayoría de personas perdían entre un 5 y un 10 por ciento de peso gracias a las dietas, muchas de estas personas sufrían el conocido efecto rebote volviendo a ganar los kilos perdidos e incluso más.

Para evitar este problema no debes aprender los pasos de una dieta para perder peso, sino los pasos para tener una alimentación equilibrada y saludable. El resto sobra.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Mitos de las dietas. Los alimentos light te ayudan a adelgazar

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Llegamos a un punto muy delicado. ¿Que estás comiendo cuando ingieres un producto light? Supuestamente una versión menos calórica del mismo producto. Realmente y en muchos casos un conjunto de aditivos, productos químicos y demás trampas para que pienses que estás comiendo un pastel de chocolate, un helado de fresa o una bebida de cola.

Todo este conjunto de trucos de magia pueden engañar a tu cerebro, pero no a tu cuerpo. Y es que estos ingredientes de relleno pueden provocar más de un problema en tu organismo. Investigadores de la Washington University School of Medicine en St. Louis estudiaron como respondían los niveles de azúcar e insulina a edulcorantes artificiales. Cuando las personas objeto del test bebían sucralosa, sus niveles de azúcar en sangre aumentaban y el nivel de insulina era un 20% superior que cuando bebían simplemente agua.

Los efectos de los saborizantes artificiales son también muy curiosos. Cuando los tomas tu cuerpo se siente satisfecho pero, al notar que los nutrientes ingeridos no se corresponden con esos sabores nota que le has engañado y te lo hace saber mediante la sensación de hambre.

Es cierto que hay alimentos light y sin grasas que pueden tomarse sin ningún problema. La cuestión es que al ver alguna de estas palabras en sus etiquetas tomamos mucha más cantidad que la versión normal, por lo que en lugar de ingerir menos calorías, tomamos más.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

En definitiva, una serie de mitos de las dietas que esperemos que se destierren en breve. Antes de finalizar me parece muy importante destacar que, en caso de necestiarlas, lo que deberíamos seguir son dietas para bajar grasa y no dietas para bajar peso, que pueden afectar más a nuestra masa magra que a nuestra masa grasa y con ello a nuestra salud.

Categorías
Consejos

Comer más legumbres es beneficioso para cuerpo y mente

¿Todavía te preguntas si las legumbres son saludables? Pues la respuesta no es sólo afirmativa, sino que estamos ante un superalimento que puede ser la pieza clave en tu dieta debido a su alto contenido en fibraproteína que te ayuda a saciarte. Además si sustituyes un plato de carne por uno de legumbres, podrás librarte de un puñado de molestas grasas saturadas. Ya sabes, a comer más legumbres.

Diréis… vale, un par de razones para convertir a las legumbres en un alimento adecuado para incluir en mi dieta, pero, ¿porqué un superalimento? Pues porque estas “pastillas de proteínas” contienen además algunas propiedades y beneficios para tu organismo que pueden ayudarte a estar más sano y prevenir enfermedades.

Para no perdernos nada, vamos a indicar los beneficios que obtendremos con el consumo de seis tipos diferentes de legumbres. ¡Que aproveche!

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Alubia blanca. Cuida tu corazón

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Las alubias blancas contiene la mayor cantidad de fibra que lucha contra tu colesterol alcanzando los 10.5 gramos por cada 100 gramos de producto. A esto añádelo todo el potasio que te aportan y tendremos, según un estudio publicado en Journal of Nutrition, un gran aliado para disminuir nuestros niveles de tensión arterial en mayor medida que simplemente limitando la cantidad de sal en nuestros platos.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Alubia roja. El remedio anti-edad

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La alubia roja contiene más antioxidantes y ácidos grasos Omega-3 que cualquier otro tipo de alubia. Este Omega-3 ha sido asociado a una menor pérdida cognitiva en adultos. Además la alubia roja es rica en tiamina, un nutriente que te protege contra el tan temido Alzheimer.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Alubia negra. Entrena tu cerebro

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Está claro que por tomar un plato de alubias negras no vas a aumentar tu inteligencia o capacidad intelectual. Sin embargo, la alubia negra está repleta de antocianinas. Estos componentes se han asociado según varios estudios a la mejora de nuestra función cerebral.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Garbanzos. Adios a la diabetes

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Si el azúcar es el malo de la películas, el garbanzo sería el bueno. Los garbanzos son ricos en fibra, que ayuda a estabilizar tu nivel de azúcar en sangre, disminuyendo el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los garbanzos se pueden disfrutar tanto en platos cocinados como añadiéndolos a ensaladas o machacándolos formando parte del delicioso hummus. Una gran alternativo al más famoso paté o foie gras para untar en nuestros sandwiches o rebanadas de pan.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Lentejas. Alejándote del cáncer

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Si hablamos de la lucha contra el cáncer, las lentejas son las reinas de las legumbres. Las mujeres que comen lentejas de forma frecuente tienen un riesgo menor de desarrollar cáncer de pecho, según un estudio de la International Journal of Cancer. Otros estudios demuestran que las lentejas podrían protegernos del cáncer de próstata y el colorrectal.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Soja. Mejora tu musculatura

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La soja es una leguminosa que se convierte en la única planta que contiene proteína completa, es decir, que nos aporta los nueve aminoácidos esenciales. Esto la convierte en un estupendo alimento para construir nuestra musculatura tanto para los vegetarianos como para aquellos que no lo son. Puedes disfrutar de multitud de alimentos que incluyen soja, como el famoso tofu. Eso sí, siempre que puedas busca las versiones orgánicas ya que de otro modo te podrías encontrar con soja transgénica de la que aún se desconocen sus efectos a largo plazo.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alejan enfermedades, ayudan a tu cuerpo y a tu mente. ¿Necesitas más razones para acercarte aún más a las legumbres?

Categorías
Noticias

Zumo de frutas y bebidas azucaradas. ¿Son igual de malos?

Dos investigaciones médicas comparativas sobre zumo de frutas y bebidas azucaradas que aparecen publicadas en The Lancet indican que, debido a su alto contenido en azúcar, el zumo de frutas podría ser tan malo para nuestra salud como las bebidas azucaradas como, por ejemplo, los refrescos.

Naveed Sattar y Jason Gill, ambos del Institute of Cardiovascular and Medical Sciences en la Universidad de Glasgow en Escocia, querían demostrar que el gobierno británico debía eliminar el zumo de frutas de la actual recomendación de cinco raciones de frutas y verduras al día.

Para ello han publicado un estudio en The Lancet Diabetes & Endocrinology que indica que la inclusión de este zumo de frutas en nuestra dieta no es beneficioso y que incluso podría ir en contra de lo que se deseaba conseguir. Todo esto provocado por la consideración del zumo de frutas como un producto saludable y que no necesita ser limitado, como ocurre con otros alimentos menos saludables.

Es más, han llegado incluso a solicitar a los fabricantes de zumo de frutas que incluyan en su etiquetado el aviso de no consumir más de 150 ml diarios de producto.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Zumo de frutas y bebidas azucaradas. Autores del estudio

El zumo de frutas lleva bastante tiempo en el punto de mira de los expertos médicos que cada vez están más centrados en la relación entre el consumo de altas cantidades de azúcar y los problemas de dolencias cardíacas.

Según al Dr. Gill, uno de los responsables de este estudio sobre zumo de frutas y bebidas azucaradas, existe una idea equivocada de que el zumo de frutas es una alternativa baja en azúcar a las bebidas azucaradas.

Sin embargo, y según indica el profesor Sattar, también participante en el estudio que nos ocupa, el zumo de fruta tiene un contenido en azúcar muy similar al de las bebidas azucaradas. Por poner un ejemplo, 250 ml de zumo de manzana contiene 110 kcal y 26 gr de azúcar, mientras que el refresco de cola consta de 105 kcal y 26.5 gr de azúcar.

Además, dice que este estudio es el comienzo para demostrar que un alto consumo de zumo de frutas está relacionado con el incremento de casos de diabetes, justo al contrario que la ingesta de fruta cruda, que lo reduce.

En concreto, un vaso de zumo de frutas contiene más cantidad de azúcar que una pieza de esa fruta. Además la mayor parte de las sustancias beneficiosas de la fruta, como por ejemplo la fibra, no se encuentra en el zumo de frutas o, si lo hace, es en ínfimas cantidades.

Por supuesto que el zumo de frutas contiene más vitaminas y minerales que las bebidas azucaradas, que suele carecer de estos. Aún así, esta cantidad de nutrientes no compensaría los efectos perjudiciales para nuestro organismo de un consumo excesivo del mismo, según el Dr. Gill.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Zumo de frutas y bebidas azucaradas. Idea equivocada

Para demostrar nuestra retorcida visión respecto a zumo de frutas y bebidas azucaradas, se realizó una encuesta a 2.000 personas adultas preguntando la cantidad de azúcar de zumo de frutas y bebidas azucaradas. Los encuestados debían indicar la cantidad de azúcar de una bebida representada en una fotografía.

Los resultados fueron sorprendentes. En concreto un 48% de los sujetos reducían el contenido real de azúcar en el zumo de frutas y un 12% incrementaba la cantidad de azúcar presente en las bebidas azucaradas.

Según el profesor Sattar, hay razones más que de sobra para controlar las bebidas azucaradas y reducir su consumo. Pero del mismo modo es importante ejercer este mismo control con el zumo de frutas que, con una gran mayoría procedente de concentrado que añade aún más azúcar a la mezcla, se convierte en un alimento a vigilar. Y después de este estudio sobre zumo de frutas y bebidas azucaradas todavía con mayor razón.

Categorías
¿Sabías que...?

Maltodextrina – Diccionario de aditivos alimentarios

La maltodextrina es un edulcorante calórico y que también ejerce como potenciador del sabor. Está fabricado con arroz, patatas o, más frecuentemente, con harina de maíz. Tras pasar una serie de tratamientos con enzimas y ácidos, puede llegar a convertirse en un espesante.

Debido a sus propiedades, la maltodextrina se utiliza con cada vez más popularidad en fórmulas para atletas y fisioculturistas. Su uso como suplemento permite ganar peso y controlar el consumo de calorías. Además permiten a tus músculos conservarse fácilmente y no llegar tan rápidamente al agotamiento.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Maltodextrina. Dónde encontrarla

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Se encuentra en fruta enlatada, salsas, aderezos, aperitivos, bombones y chocolate.

Un famoso ejemplo de utilización de maltodextrina lo tenemos en las patatas fritas Pringles. También podemos encontrar la maltodextrina en el caldo de pescado de la marca Knorr. Además la maltodextrina forma parte del endulzante Splenda.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Maltodextrina. Peligrosidad

[symple_box color=”green” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

La maltodextrina, como otros azúcares, tiene la capacidad de subir tu nivel de azúcar en sangre y tus niveles de insulina.

Como decíamos al comienzo del artículo, la maltodextrina se utiliza en el ámbito deportivo debido a que se metaboliza más fácilmente que otros hidratos de carbono. De esta forma puedes utilizar su energía en entrenamientos o competiciones. Además, y debido a su consistencia, se utiliza en batidos para pérdida o mantenimiento de peso, ya que tiene una gran capacidad saciante.

Como cualquier hidrato de carbono, la maltodextrina te aporta un número de calorías que puede llevar a la ganancia de peso.

En cuanto a alergias o contraindicaciones, deberían tener mucho cuidado los celiacos, aquellos con alergia al trigo, el maíz, las patatas o cualquier alimento rico en almidón desde el que se extraiga la maltodextrina.

En definitiva, un aditivo utilizado como edulcorante que actúa como hidrato de carbono con mayor capacidad de asimilación que estos. No es recomendable su utilización en exceso, pero, hasta que no se demuestre lo contrario, de momento no hay estudios que confirmen su peligrosidad.

[/symple_box]

Categorías
¿Sabías que...?

Espárragos. Beneficios y riesgos para nuestra salud

Los espárragos están consideradas como una de las delicias dentro de los vegetales. Es muy conocido por su sabor fuerte, peculiar y diferente.

Existen varios tipos de espárragos pudiendo variar en forma, textura, sabor y color. En este último apartado encontramos espárragos verdes, blancos o incluso morados.

Cualquiera de ellos están repletos de vitaminas y minerales y pueden actuar como diuréticos.

Para repasar todo lo que nos puede aportar, vamos a ver los riesgos y beneficios para nuestra salud de un perfecto acompañamiento en cualquier comida.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Espárragos. Valores nutricionales

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los espárragos son una gran fuente de vitamina B6, calcio, zinc y magnesio.

Este vegetal contiene además altos niveles de betacaroteno, vitamina C, vitamina E, vitamina K, tiamina, riboflavina, rutina, niacina, ácido fólico, hierro, fosforo, cobre, potasio, selenio y manganeso.

Si aún os parece poco, añadid que es muy rico en fibra, llegando a más de 2 gramos por cada 100 gramos de producto.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Espárragos. Beneficios para nuestra salud

Ya en el siglo II, el físico romano Galeno describía los espárragos como curativos y depurativos. Los estudios actuales le dan la razón al demostrar que ayudan a controlar la diabetes, son un gran diurético, previenen las piedras en el riñón y reducen el riesgo de defectos del tubo neural en bebés.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducen el riesgo de diabetes

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Investigadores de la Karachi University en Pakistan descubrieron que comer espárragos puede ayudar a controlar la diabetes de tipo 2.

De acuerdo a este estudio publicado en el British Journal of Nutrition, los espárragos tienen efectos contra la diabetes mejorando la secreción de insulina así como aportando efectos antioxidantes.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Previenen las piedras en el riñón

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

De acuerdo a un artículo publicado en la Pharmacognosy Review, los espárragos ayudan a limpiar los riñones y a prevenir la formación de piedras en los mismos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducen el riesgo de defectos del tubo neural en bebés

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los espárragos contienen casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de folato. Este folato ayuda a prevenir los defectos del tubo neural en bebés.

De acuerdo a KidsHealth.org, existen varios estudios que demuestran que aquellas mujeres que toman 0.4 miligramos diarios de folato antes y durante el embarazo, reducen en un 70% el riesgo de que su bebé nazca con defectos del tubo neural, un defecto de nacimiento que consiste en el desarrollo incompleto del cerebro y la espina dorsal.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Espárragos. Riesgos y precauciones

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

El único riesgo y precaución fundamental es la de no comer espárragos si eres alérgico a ellos. Si aún no sabes si lo eres, alguno de sus familiares como las cebollas o ajos te pueden dar una pista de lo que te espera.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Si aún no has añadido espárragos a tu dieta habitual, quizás sea buena idea el comenzar a incluir este vegetal acompañando a tus platos.

Categorías
¿Sabías que...?

Lecitina – Diccionario de aditivos alimentarios

La lecitina es un emulsionante y antioxidante natural que evita que las grasas presentes en los alimentos se oxiden y pongan rancias.
Aunque está presente de forma natural en nuestro cuerpo, las dos fuentes principales como aditivo de multitud de alimentos son las yemas de huevo y la soja.

Podemos encontrarla en los envases de los productos presentes en nuestros supermercados como lecitina o indicando su procedencia, apareciendo de esta manera como lecitina de soja, lecitina de girasol, etc.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Lecitina. Dónde encontrarla

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Se encuentra en productos de repostería, helados, cremas y margarinas, entre otros.

El ejemplo de utilización más famoso lo encontramos en la crema de cacao Nutella que incluye la más famosas de las variantes, la lecitina de soja. Otro producto con gran difusión y representante de las margarinas es la margarina Tulipán, que se fabrica, en este caso, gracias a la de girasol.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Lecitina. Peligrosidad

[symple_box color=”green” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

La lecitina es una importante fuente de colina e inositol. Ambos son componentes que ayudan a las células y el sistema nervioso a comunicarse y juega un papel fundamental en la descomposición de grasas y colesterol.

La lecitina objeto de un mayor número de estudios es la lectina de soja, que es considerada por muchos como un regenerador de nuestro organismo, tanto física como mentalmente. Con propiedades para mejorar nuestra digestión,  circulación y metabolismo, se asocia incluso como una gran aliada para nuestros problemas de piel como psoriasis, seborrea o acné.

En cuanto a nuestro cerebro, la lecitina de soja actúa como revitalizante de las células más perezosas y nos permite mejorar problemas de memoria.

La única duda que surge de su consumo viene dado por los estrógenos que aparecen de forma natural en la lecitina de soja que pueden causar problemas hormonales en hombres que la consuman en grandes cantidades.

[/symple_box]

Categorías
Noticias

Comer y dormir bien alargan tu vida

Un nuevo estudio publicado en Journal of the American College of Nutrition demuestra que comer y dormir bien alarga tu vida. En concreto los resultados demuestran que los hombres pueden vivir más si duermen mejor. Sin embargo, las mujeres sólo se beneficiarán de esa longevidad si añaden a sus buenos hábitos de sueño un dieta variada y saludable.

La Monash University ha llevado a cabo el estudio que concluye que las mujeres que tienen una dieta variada e incluyen alimentos ricos en vitamina B6 pueden alargar sus vidas. Y eso aún a pesar de no cuidar su sueño todo lo que debieran.

Los investigadores de esta universidad, del National Defense Medical Center de Taiwan y el National Health Research Insitutes de la misma ciudad investigaron la relación entre la calidad de nuestro sueño y la mortalidad en hombres y mujeres de avanzada edad. ¿Comer y dormir bien relacionados por algo?

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer y dormir bien. Los principales resultados del estudio

Según el profesor a la cabeza de este estudio, Mark Wahlqvist, los pobres hábitos de sueño están asociados con el aumento de mortalidad y problemas de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. También indicó que encontraron que este sueño carente de calidad se asociaba a la pérdida de apetito y la baja percepción de nuestra salud en general.

La manera en que se relaciona la calidad del sueño con la diversidad de nuestra dieta es diferente entre hombres y mujeres. Así las cosas, los hombres no tienen un riesgo alto de mortalidad debido a los malos hábitos de sueño, a no ser que no tengan la variedad en su dieta que necesitan. Sin embargo, las mujeres sólo se pueden beneficiar de un sueño de calidad si lo complementan con un dieta muy variada. De esta manera, comer y dormir bien van más de la mano que nunca.

En el estudio se vio también que las mujeres tienen el doble de posibilidades de conciliar el sueño con dificultades que los hombres. Además, las mujeres que dormían mal tomaban menos vitamina B6 que aquellas que lo hacían con facilidad.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer y dormir bien. Mejorando nuestros hábitos

La forma de mejorar la calidad de nuestro sueño es tan simple y a la vez tan complicada como disfrutar de una dieta variada. De esta manera los hombres contrarestarán el efecto negativo respecto a la mortalidad que nos producen los malos hábitos de sueño y las mujeres se asegurarán de tomar alimentos con alto contenido en vitamina B6.

En el grupo de personas con dificultades para dormir y descansar correctamente se encontraban también los casos más numerosos de sujetos con poco apetito, con menos capacidad para masticar la comida correctamente y que realizaban menos actividad física. Si unes todas estas características tienes un caldo de cultivo que consigue una baja calidad en nuestra dieta, con pocos nutrientes y especialmente en el caso de vegetales, alimentos ricos en proteínas y vitamina B6.

Para evitar en todo lo posible el riesgo de mortalidad, tanto para aquellos con problemas de sueño como para los que no, la mejor medicina es la educación para conseguir un dieta variada y saludable, especialmente en personas de edad avanzada. Ya sabes, comer y dormir bien te hará mas longevo.