Categorías
Consejos

Elegir el mejor cava. Proceso, clasificación y elección

Si la comida típica en época navideña es el turrón, cuando hablamos de bebida prácticamente todos diremos que la más famosa y repetida es el cava.

Los cavas son bebidas que se elaboran a raíz de una mezcla de vinos blancos a los que se les añade licor para provocar una segunda fermentación y conseguir sus burbujas. Además de con vinos blancos se pueden elaborar con vinos rosados, adquiriendo este tono.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Elegir el mejor cava. Cómo convertir vino en cava

La transformación del vino en cava no es ningún milagro ni fruto de la casualidad, sino la ejecución de una serie de pasos bien estudiados que debemos conocer para elegir el mejor cava. Para conseguirlo se realiza lo siguiente:

  • Estrujado: como su propio nombre indica, consiste en estrujar las uvas para conseguir el máximo zumo posible.
  • Fermentación alcohólica: el zumo se deja fermentar en cubas de acero a 19 ºC durante 3 semanas, consiguiendo que el azúcar se transforme en alcohol.
  • Vino base: es el vino que va a ser el inicio de nuestro delicioso cava. Como comentaba anteriormente puede ser blanco o rosado.
  • Coupage: de esta forma se denomina a la mezcla de varios vinos que resultará en el más adecuado por sus propiedades organolépticas.
  • Embotellado con licor: es el causante de la segunda fermentación. Al vino embotellado se le añade azúcar y levadores para provocarla.
  • Segunda fermentación: con una duración total de nueve meses divididos en tres fases donde la botella pasará de posición horizontal a boca abajo.
  • Estabilización: tras finalizar la fermentación, se le añade el licor que determinará su tipo, se filtra y se embotella. ¡Listo para consumir!

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Elegir el mejor cava. Clasificación de los cavas

Al proceder de un vino, hay una clasificación que no varía, que es la que determina la edad del cava. Así tenemos cavas jóvenes, reserva o gran reserva, dependiendo de su envejecimiento.

La clasificación específica de los cavas viene determinada por su cantidad de azúcar (en gramos de azúcar por litro de producto):

  • Brut nature: < 3 gr/l
  • Extra brut: < 6 gr/l
  • Brut: < 12 gr/l
  • Extra seco: de 12 a 15 gr/l
  • Seco: de 17 a 32 gr/l
  • Semiseco: de 32 a 50 gr/l
  • Dulce: > 50 gr/l

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Elegir el mejor cava. Haz tu elección

El mejor cava es, como casi todas las bebidas, cuestión de gustos personales, pero existen una serie de variables que se pueden tomar de base para elegir el mejor cava posible.

Tenemos unas cuantas características que solamente podrían medirse en laboratorios. Entre ellas están el contenido en alcohol, los azúcares, la acidez u otros componentes.

Por otro lado tenemos las catas que, al igual que los vinos, determinan cuales son los cavas preferidos por los expertos y entendidos de este mundillo.

Como orientación, indicar que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha efectuado recientemente un estudio sobre varios cavas que podemos encontrar en nuestros supermercados y los tres galardonados han sido los siguientes: Bach Extrísimo – Brut Nature, Bach Extrísimo – Brut Rosé, Castell del Llac – Semiseco.

¿Y vosotros? ¿Tenéis algún cava favorito o algún truco para elegir el mejor cava?

Categorías
Consejos

Efectos secundarios de los refrescos. Sus efectos ocultos

Seguro que si has leído artículos al respecto en Webs o revistas especializadas en salud o has acudido al médico con algún problema de dolores de estómago, sabrás que los refrescos no son precisamente buenos. Aquí vamos a comentar algunos de los efectos secundarios de los refrescos.

La verdad es que son poco más que agua azucarada sin ningún valor nutricional, con lo que lo único que puedes conseguir con su consumo es incrementar tus probabilidades de convertirte en una persona obesa o diabética.

Pero no son esas las únicas malas noticias, ya que los efectos de los edulcorantes artificiales que contienen, como la sucralosa, y el añadido de algún ingrediente sorpresa podrían conseguir hasta que olvides lo que estás leyendo ahora mismo. Te contamos los efectos más interesantes derivados de su consumo.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Acumulación de grasa en lugares no habituales

Investigadores daneses descubrieron que beber refrescos que no fueran light incrementaban en un alto porcentaje la grasa que rodea a tu hígado y a los músculos que rodean el esqueleto, que, curiosamente, podrían derivar en el desarrollo de diabetes.

En concreto, el experimento demostró que aquellos que bebían un refresco diario durante seis meses incrementaron la grasa que rodea a su hígado entre un 132 y un 142 %, entre un 117 y un 221 % en la que acompaña a nuestro esqueleto y en torno a un 30 % en triglicéridos y grasas de otros órganos.

Por si esto no fuera poco, los niveles de colesterol aumentaban un 11%. Todo esto en comparación con aquellos que tomaban otras bebidas como leche o simplemente agua. Uno de los efectos secundarios de los refrescos que nadie desea.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. La tripita de los refrescos light

Vale, es normal que si tomas una bebida repleta de azúcar ganes peso, pero ¿y si te decimos que también ocurre con los refrescos light?

Pues bien, investigadores de la Universidad de Texas desarrollaron un estudio basado en 475 personas adultas durante 10 años. Los resultados fueron que aquellos que bebían refrescos light aumentaron el perímetro de su cintura un 70 % más que aquellos que no bebían refresco alguno.

Añadir que aquellos que tomaban más de dos refrescos light diarios incrementaron el diámetro ¡un 500 %!. Un estudio adicional de los mismos investigadores sobre ratones determinó que la causa podría ser el aspartamo, que, incrementando los niveles de glucosa, hace que el hígado tenga exceso de la misma y la convierta en grasa corporal.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Cáncer causado por el caramelo

Corría el año 2011 cuando el Center for Science in the Public Interest solicitó que se prohibiera el colorante artificial de caramelo que se utilizaba en Coca Cola y Pepsi (entre otras).

Las razones eran dos componentes de ese colorante: 2-metilimidazol y 4-metilimidazol, que se ha demostrado que causan cáncer en animales y, por lo tanto, se trataría de un riesgo innecesario teniendo en cuenta que su función es simplemente cosmética.

De hecho, en el estado de California, tan solo 16 microgramos por persona y día de 4-metilimidazol es suficiente para considerarse riesgo cancerígeno, y la mayoría de las colas actuales, tanto light como normales, contienen 100 microgramos en un envase de 350 ml. Uno de los efectos secundarios de los refrescos más alarmantes.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Envejecimiento prematuro

Tanto las bebidas light como las normales contienen fosfatos, o ácido fosfórico, que permite a los refrescos de cola realzar su sabor y mejorar su vida útil. Aunque este ácido está presente en muchos otros alimentos como carne o nueces, demasiada cantidad puede derivar en problemas de corazón o riñón, pérdida muscular, osteoporosis y envejecimiento prematuro.

Esto último se demuestra en un estudio publicado en el 2010 por la revista FASEB, que indica que los altos niveles de fosfato encontrados en los refrescos hicieron que las ratas que eran sujeto del experimento murieran cinco semanas antes que aquellas que se mantenían en unos niveles normales de fosfatos.

Si esto ya podía preocuparnos, tan solo añadir que los fabricantes de refrescos han incrementado los niveles de ácido fosfórico en sus productos en las últimas décadas.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Contaminación del agua

Los edulcorantes artificiales utilizados en los refrescos light no terminan en nuestros cuerpos y tampoco sufren tratamiento alguno en las plantas habilitadas a tal efecto una vez entran en las redes de saneamiento.

En 2009, unos investigadores suizos efectuaron varios tests con muestras de agua tomadas en plantas de tratamiento, ríos y lagos de Suiza y detectaron niveles de: acesulfamo K, sucralosa y sacarina. Todos ellos están o han estado formando parte de los refrescos light.

Añadir que una investigación de 19 municipios en EE.UU. ha revelado la presencia de sucralosa en todos y cada uno de ellos. Todavía no se ha demostrado el efecto de esta pequeña cantidad en humanos, pero se ha encontrado que la sucralosa presente en ríos y lagos interfiere en los hábitos alimentarios de varias especies.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Caries dentales y BVO

Si 9 de cada 10 dentistas recomienda el consumo de tal o cual pasta dentífrica, seguro que ninguno de esos diez te recomendará tomar refrescos. Y es que lo altos niveles de azúcar presentes en la versión normal de estas bebidas causa estragos en nuestras bocas, muy especialmente en la de nuestros niños.

Además, la presencia de un ingrediente llamado aceite vegetal bromado (BVO), que es añadido para añadir sabor a algunos refrescos, es un químico industrial utilizado como retardante en los plásticos. También lo podemos encontrar en bebidas deportivas y ha sido asociado a la pérdida de memoria y desordenes nerviosos cuando se consume en altas cantidades.

Además, los investigadores sospechan que este BVO pueda provocar problemas de comportamiento, infertilidad y lesiones musculares o cardiacas.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Alteración hormonal

No solamente son los propios refrescos los que pueden producir problemas. Casi todas las latas de aluminio que se utilizan para envasarlos contienen una resina epoxi llamada bisfenol A (BPA), utilizado para evitar que los ácidos del refresco reaccionen con el metal.

El problema es que está demostrado que el BPA interfiere con las hormonas y ha sido ligado a cuestiones de infertilidad, obesidad, diabetes y cánceres reproductivos. Los Centers of Disease Control and Prevention han indicado que las latas de refresco presentes en restaurantes, escuelas o establecimientos de comida rápida y restaurantes son la mayor fuente de exposición a este químico.

Así las cosas, mientras Pepsi y Coca Cola no terminan de decidirse en quién es la primera en desarrollar una planta de botellas de plástico 100 % libre de BPA, ninguna de las dos ha comunicado nada al respecto de fabricar latas de aluminio sin este químico.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Muerte de aves

Tanto las mallas que unen las latas de refresco como los tapones de las botellas de plástico de los mismos son causantes de la muerte de miles de animales tales como aves, tortugas marinas y demás fauna marina.

Los animales piensan que esos tapones son comida y, tras tragarlos, son incapaces de digerirlos, lo que les lleva a morir por desnutrición. Otros casos son provocados por asfixia debido a las mallas. Se podrían poner multitud de fotografías impactantes sobre estas muertes, pero prefiero dar simplemente un consejo. Reciclad todos los plásticos, por favor. Así evitaríamos en lo posible uno de los efectos secundarios de los refrescos.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Maíz transgénico

Haz una prueba. Echa un vistazo a los ingredientes de tu refresco y verás que hay muchas probabilidades que alguno de esos ingredientes sean derivados del maíz. A eso súmale que gran parte de esas bebidas son estadounidenses y que en ese país el 88 % de su producción está modificado genéticamente para resistir pesticidas.

Sin estudios que puedan probar los efectos de este maíz en nuestro organismo, algunos científicos independientes han encontrado que este maíz modificado genéticamente (o GMO) está relacionado con daños en el tracto digestivo, envejecimiento prematuro e, incluso, infertilidad.

Además, últimos estudios franceses efectuados en ratas demuestran que aquellas alimentadas con maíz transgénico durante toda su vida desarrollaron cáncer de mama y murieron antes que aquellas que tomaron maíz natural.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Efectos secundarios de los refrescos. Conclusión

Son nueve razones de peso para replantearse el consumo de refrescos hasta que no se clarifiquen la mayor parte de estas cuestiones, cambien sus ingredientes o reduzcan su concentración. Quizás una bebida que se toma más por tradición o afición pero no por sus beneficios y que dudo mucho que se reduzca y mucho menos se limite su consumo. Si conocéis algo para añadir a esta lista de efectos secundarios de los refrescos, estaríamos encantados de recibirlo en comentarios.

Yo por mi parte me voy a refrescar con una de las bebidas a las que no parecen ligarse efecto negativo alguno: un vaso de agua fresquita.

Categorías
Consejos

Alimentos para tu corazón. Los cinco mejores

Con un promedio de 70 años de vida y siendo un caso normal, un corazón late 2.500 millones de veces. Demasiado trabajo para un órgano del tamaño de un puño. Añádele un índice de obesidad cada vez mayor y las grasas transgénicas añadidas sigilosamente en nuestra alimentación y tendrás como resultado un motor que sufre cada día más y que hay que cuidar al detalle. Para ayudar, vamos a comentar los mejores alimentos para tu corazón.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos para tu corazón. El Top 5

Seguro que has oído en multitud de ocasiones que el ejercicio ayuda a tener un corazón sano. Es cierto, pero tan beneficioso es el ejercicio como la buena alimentación.  Dentro de estos buenos alimentos para tu corazón, hay cinco muy concretos que serán nuestros mejores aliados a la hora de poner nuestro corazón. Se trata de los siguientes:

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

  • Arándanos: comenzamos el listado de alimentos para tu corazón con un alimento más famoso en el mercado estadounidense con sus deliciosas tartas y postres que en nuestro país. Se ha demostrado que tomar un puñado a diario puede derivar en un aumento del colesterol bueno (HDL) hasta en un 10%. Traducido a problemas cardiacos resulta en una disminución de riesgo de nada más y nada menos que un 40%. Los polifenoles podrían ser los responsables de este gran beneficio para nuestro corazón con tan solo la ingesta de unos pocos arándanos al día.
  • Cereales integrales: en un estudio de la Universidad de Tulane, un grupo de investigadores descubrió que las personas que tomaban cereales integrales, nueces y alubias al menos cuatro veces por semana, tenían un riesgo de padecer dolencias cardiacas que aquellos que los tomaban solamente una vez por semana o menos. Eso sí, también tenían más peligro de incendio por gases. Un componente clave en los alimentos para tu corazón.
  • Pomelo: quizás el menos consumido de los cítricos (grandes alimentos para tu corazón) es el que más disminuye tu colesterol malo (LDL) consiguiendo rebajarlo entre un 8 y un 11%, decreciendo también tus posibilidades de sufrir enfermedades cardiacas. Además es perfecto para combatir los catarros de esta época o aliviar sus efectos, ya que aporta más del 150% de la cantidad de vitamina C diaria recomendada.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

  • Agua: algo tan sencillo y tan beneficioso como esto. Se ha demostrado que beber 5 vasos de agua o más al día (de unos 250 ml) disminuye el riesgo cardiaco en un 60%, igualando los beneficios que tendría para tu corazón el dejar de fumar, disminuir tu colesterol malo, hacer ejercicio o perder peso. ¡Casi nada! ¿Qué no debería formar parte del listado de alimentos para tu corazón? Pregúntaselo a él.
  • Pescado: para todos los amantes y seguidores de la carne y aquellos que siempre la prefieren al pescado en los menús, es buen momento para probar un cambio. Los ácidos grasos Omega-3 del atún y otros pescados son grandes alimentos para tu corazón y ayudan a fortalecer el músculo de nuestro corazón, disminuir nuestra presión arterial y las posibilidades de sufrir algún tipo de inflamación en nuestro cuerpo. Combínalo con frutas ricas en vitamina C como naranjas o piña y tendrás un 40% menos de posibilidades de morir por problemas cardiacos.

Alimentos naturales, sencillos y con cuya inclusión en tu dieta conseguirás un corazón más fuerte y sano. ¡A cuidarse!

Categorías
Consejos

Mejores turrones. Cómo elegirlos.

Si hubiera que elegir el producto estrella de nuestras mesas durante las navidades, quizás muchos elegiríamos el turrón. A pesar de comenzar con sus dos variedades más clásicas: turrón duro o de alicante y turrón blando o de Jijona, el mercado nos ofrece más y más opciones cada año.

Tanto si elegís la opción típica del binomio turrón duro y turrón blando como si optáis por cualquier combinación, por extraña que pudiera parecer, debéis saber que existen una serie de adjetivos que, añadidos al turrón, nos revela información sobre la cantidad de almendra y otros ingredientes básicos.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Mejores turrones. Clasificación

Encontramos cuatro clases de turrones basándonos en su composición y en relación a la cantidad mínima de almendras u otras materias básicas presentes. Son: suprema, extra, standard y popular y se asignan a los diferentes tipos de turrones de la siguiente forma:

  • Turrón blando: el turrón blando cuenta con un mínimo de un 64% en su variedad suprema, 50% en el extra, 44% en el standard y finaliza con un 30% en su versión popular.
  • Turrón duro: va desde el 60% de su variedad suprema hasta el 34% de la popular, pasando por el 46% de la extra y el 40% de la standard.
  • Turrones diversos: aquí los porcentajes son de 45% (suprema), 38% (extra), 25% (standard) y 9% (popular).

Con esta información ya tenemos un criterio más para seleccionar los mejores turrones para pasar unas felices fiestas.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Mejores turrones. Valor nutricional

Los turrones están fabricados con tres componentes básicos que son: almendra, azúcares y miel.  Con estos ingredientes es fácil deducir que es un alimento de alto valor energético, rico en glúcidos, grasas vegetales y proteínas.

En cuanto a calorías, de media encontramos que el turrón duro o de Alicante cuenta aproximadamente con 540 calorías y el de Jijona o turrón blando algo más llegando a  las 560 calorías, algo a tener en cuenta a la hora de elegir los mejores turrones.

Un dulce típico de navidad que, como el resto, debemos consumir con moderación.

Categorías
Consejos

Alimentos para perder peso sanos y beneficiosos

Llegan las vacaciones de verano, el momento del año en el que más nos preocupamos por nuestro peso. Para regularlo o mantenerlo, nada mejor que conocer los mejores alimentos para perder peso que nos ayudarán a conseguir estar en nuestro peso ideal.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos para perder peso. Nuestras recomendaciones

Perder peso no es sinónimo de dejar de comer. Ni mucho menos. Tan solo tenéis que acudir a vuestro médico, dietista o nutricionista de confianza y os confirmará que la perdida de peso es un proceso que pasa más por el aprender a comer que por el reducir la cantidad de alimentos.

Pues bien, entre todas las posibilidades, recomendamos estos alimentos:

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Papaya

Comenzamos el listado de alimentos para perder peso con esta fruta tropical que cuenta con las vitaminas A, C y E y es genial para tu piel, ojos, corazón y sistema inmunitario. Se puede tomar fresca o seca y además de ser buena, está muy dulce.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Romero

La fragancia del aceite de esta planta estimula la circulación y es muy eficaz evitando irritaciones. Además de ser uno de los alimentos para conseguir perder peso, si tienes problemas de memoria, puede ser un gran aliado.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Legumbres y semillas

Tanto las integrales como las provenientes de la tierra (más fáciles de digerir) nos ayudan a mantener un buen humor y a prevenir el comer de más gracias a los estrógenos de estas plantas.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Naranja

Simple y común, este cítrico integrante de la lista de alimentos para perder peso es una bomba de vitamina C, un antioxidante que ayuda a que nos recuperemos rápidamente del estrés diario.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Apio

Ya con sólo masticar un tallo eliminamos parte de nuestro estrés, pero el apio también disminuye la concentración de hormonas causantes de estrés en sangre, relajando los vasos comprimidos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Chocolate negro

Sí, sí. Gracias a sus polifenoles nos permitirá mejorar nuestro humor y disminuir la presión sanguínea. Con una pequeña porción diaria será suficiente.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Y es que, aunque parezca una contradicción, es necesario comer para adelgazar de forma segura y saludable. Para ayudaros a conseguir uno de los objetivos más repetidos en cada inicio de año, esta es la lista que os proponemos. ¿Y vosotros? ¿Tenéis algún alimento mágico para rebajar esos kilitos de más?

Categorías
Consejos

Alimentos para el invierno. Los mejores

Los primeros fríos del invierno y tenemos dos opciones: esperar a pillar un resfriado u otra gripe o comenzar a cuidarnos desde ya con los mejores alimentos para el invierno.

Como en todos los artículos de nuestra web, no vamos a recomendar ningún tipo de medicamento, o al menos no químico. De lo que hablaremos en su lugar es de esos alimentos que nos pueden ayudar a evitar en lo posible cualquier catarro o paliar sus efectos si llegamos demasiado tarde.

Poco más que presentar, así que me retiro y os dejo con los verdaderos protagonistas que nos ayudarán a pasar por la estación más hostil para nuestra salud.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Nuestros mejores aliados en la temporada invernal

En todas las estaciones es recomendable comer bien, pero más si cabe en época invernal, en la que resfriados, gripes y demás enfermedades asociadas a esta temporada están a la vuelta de la esquina.

Para que este invierno sea el más sano de vuestras vidas, aquí tenéis nuestros alimentos para el invierno recomendados:

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para el invierno. Avena

Comenzamos la lista de alimentos para el invierno con el mejor compañero para evitar las depresiones que aparecen durante esta estación. La explicación está relacionada con la serotonina, una sustancia ligada directamente a la luz solar, que disminuye en esta época. Para contrerestarlo, y tal como han demostrado científicos del MIT, los carbohidratos que contiene nuestra querida avena mantendrá nuestros niveles de serotonina y además evitarán la temida “búsqueda del dulce”. Como sustituto podéis optar por todo lo relacionado con la palabra integral: pan integral, arroz integral, cereales integrales y el alimento más integral aunque no contenga esa palabra, la fruta.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para el invierno. Nueces

Mantienen tu piel hidratada. El invierno trae consigo un airecito que, además del calor, se lleva la humedad de tu piel. Para evitarlo, podéis utilizar cremas y demás potingues desde fuera o tratarlo desde dentro gracias a los acidos grasos Omega-3 presentes en alimentos como las nueces. Esto ayudará a mantener sanas las membranas de las células, lo que se traduce en una piel fuerte y que retiene mejor la humedad. Si no os apetecen nueces, podéis sustituirlas por sus compañeros del equipo Omega-3: salmón, aceite de oliva o atún. En las listas de alimentos para el invierno, primera o verano. Las nueces siempre están ahí.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para el invierno. Ajo

Mantiene alejados los resfriados y los virus de la gripe (y algún vampiro que otro). La demostración viene por parte de científicos británicos que han descubierto que el ajo evita que te pongas malito. Durante las 12 semanas en las que tuvo lugar su estudio en un grupo de 164 adultos sanos, el grupo que tomaba un suplemento de ajo llegó a tener 24 resfriados por los 64 del resto de grupos a los que tan sólo se les administró un placebo. La explicación viene por un componente del ajo llamada alicina, que estimula la producción de glóbulos blancos preparados para luchar contra cualquier infección. Así que ya sabéis, a comer ajos aunque sin pasarse, que queremos ahuyentar los resfriados, no a nuestros amigos. Si queréis sumar más aliados a vuestra lucha contra los virus, podéis contar con las zanahorias, los yogures y, si el presupuesto os lo permite, las ostras.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para el invierno. Sopa de pollo

La sopa es el mejor remedio casero contra el resfriado y la gripe, y la de pollo aún más. Los líquidos calientes alivian temporalmente la congestión nasal, y un estudio de la Universidad de Nebraska ha resultado en que la sopa de pollo ayuda también a reducir la inflamación de tu nariz y garganta. Además, la sopa de pollo es baja en calorías y grasas saturadas y alta en fibra. Si quieres hacerlo más sano aún, puebla tu sopa con unos cuantos vegetales. Si para tu lista de alimentos para el invierno no te van las sopas, puedes sustituirla por café o te, como todo, con moderación.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Hasta aquí nuestra pequeña lista de alimentos para el invierno elegidos para pasar esta estación sin ningún problema. Si no lo habéis hecho ya, probad a añadirlos a vuestra dieta y nos comentáis.

Categorías
Consejos

Agua embotellada. Todos sus secretos

Imagina que en los supermercados vendieran aire en garrafas. Un aire muy puro, proveniente de la misma cima del Everest y que tendría un nombre llamativo y sofisticado para conseguir más ventas. ¿Lo comprarías? Pues el agua embotellada se vende, y mucho.

¿Moda, salud, desconocimiento, urgencia, comodidad? Para aclararlo vamos con el siguiente consejo.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Agua embotellada. ¿Qué es realmente?

El agua embotellada no es más que agua potable envasada en botellas individuales preparadas para su consumo. El agua puede ser de manantial, de pozo, purificada o incluso glacial, pero también puede ser agua de abastecimiento público, es decir, agua del grifo.

Lo habitual es que los gobiernos garanticen la calidad del agua mediante estándares que certifiquen su seguridad y contenido del envase. Aún así, hay algunos aspectos que no se detallan en las etiquetas y que vamos a comentar a continuación.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Agua embotellada. Cuatro puntos a tener en cuenta

Voy a dar mi opinión sobre este producto cada vez más de moda en cuatro sentencias simples y concisas:

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

  1. No sabe mejor: varios estudios han demostrado que no es el agua embotellada la elegida en los tests. Es la concentración de minerales la que da un sabor u otro al agua, no la pureza de la misma.
  2. No es necesariamente pura: tras pruebas realizadas con diferentes marcas de agua embotellada, los resultados han sido que el 22% de las marcas contenían contaminantes químicos por encima de los niveles recomendables.
  3. No proviene de cataratas: algunas incluso tienen el mismo origen que el agua del grifo. Lo único que se hace es purificar el agua añadiendo minerales. Agua del grifo gratis o agua del grifo embotellada y con minerales pagando. Tu eliges.
  4. Dañan nuestro planeta: la mayoría de las botellas están hechas de un plástico llamado PET, que necesita de crudo para producirse. Una vez utilizadas,  no todas se reciclan y muchas terminan esperando a su descomposición que puede llevar hasta 1.000 años en producirse.

[/symple_box]

Poco más que decir. Voy a por un vaso de agua. Del grifo, claro.

Categorías
Consejos

Leche de soja y leche de almendra. ¿Cuál es mejor?

Aparte de la leche tradicional en todas sus versiones, con añadidos y sabores, dos son las leches más demandadas por los consumidores: la leche de soja y leche de almendra.

Leche de soja y leche de almendra. ¿Es leche realmente?

La leche de soja o bebida de soja está elaborada a partir de granos de soja. Para obtenerla, se remoja, muela y filtra la soja. Dada su apariencia similar a la leche constituye una alternativa a esta, especialmente en alimentación vegetariana, intolerancias lácteas y por su alto aporte en proteínas.

La leche de almendra está elaborada con pasta de almendras y es un sucedáneo de la leche. También es una alternativa a la tradicional leche sobre todo para aquellos con intolerancia a la lactosa, ya que no contiene esta ni tampoco colesterol de ningún tipo, con lo que se presenta como sustituto tanto para la leche como para convertirse en ingrediente de múltiples recetas de cocina (principalmente en repostería).

Leche de soja y leche de almendra suelen presentarse tanto con su sabor y aroma original como con variantes de diferentes sabores (vainilla, chocolate) y enriquecidos con vitaminas. Además, aunque la mayoría de personas consumen versiones comerciales, existen diversas recetas para crear nuestra leche de soja y leche de almendra artesanal.

Leche de soja y leche de almendra. Comparativa

Muchas son las dudas que surgen para basarnos en la elección entre leche de soja y leche de almendra. La infografía que acompaña a este consejo, os puede ayudar en la lucha de la leche de soja vs almendra.

Como resumen de la misma, destacar que, aunque ambas son recomendables, la leche de almendra toma la delantera al tener menos calorías y grasa y contener más vitaminas y minerales que la leche de soja en su forma natural.

Pero ya sabéis que la última elección entre leche de soja y leche de almendra es vuestra. Con ninguna os equivocaréis siempre que vayáis a lo orgánico. Si son productos comerciales, muy atentos a los transgénicos, sal, azúcar y aditivos.

vía Prevention.com

Categorías
Consejos

Conciliar el sueño. Alimentos para conseguirlo

Lo típico. Estás cansado, estresado y llega la hora de dormir. Por mucho que lo intentas no puedes conciliar el sueño. No estás sólo, ya que se ha demostrado que, a lo largo de un año, este caso ocurre en el 40% de los que intentamos dormir y no podemos por problemas de insomnio.

El problema es que no estás solamente cansado al día siguiente, sino que puede derivar en casos de dolencias cardiacas y depresión.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Conversión de problemas para conciliar el sueño en insomnio

Si tus problemas para conciliar el sueño se alargan, estás teniendo un trastorno del sueño denominado insomnio.

Asociado principalmente con la dificultad para conciliar el sueño, el insomnio puede presentarse de otras dos formas: despertándose frecuentemente durante la noche, que se denomina insomnio intermedio o despertándose muy temprano por las mañanas, convirtiéndose en el denominado insomnio terminal.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Conciliar el sueño. ¿Cómo solucionarlo?

Pues como en gran parte de los problemas físicos o de salud, podemos encontrar un gran aliado en nuestra alimentación. Y es que tenemos a nuestra disposición una serie de alimentos que nos ayudarán a conciliar el sueño. Son:

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

  • Cerezas: gracias a su melatonina, no te dejarán llegar ni a veinte ovejitas.
  • Pescado: rico en triptófano, que es un sedante natural. Especialmente en el atún.
  • Melisa: esta planta de la familia de la menta es la ideal para hacerte una infusión. Y más si la mezclas con valeriana.
  • Camomila: otra hierba que ha sido utilizada durante siglos para combatir el insomnio.
  • Plátanos: su alto contenido en potasio y magnesio ayudarán a tu relajación muscular.
  • Espinacas: también ricas en potasio y magnesio con el añadido del calcio, un mineral que juego un papel muy importante en el sueño.
  • Leche: hay estudios que revelan que la falta de calcio incide en la calidad del sueño. Un vasito de leche templada te ayudará.
  • Almendras: magnesio y calcio. ¿Os suenan? Otro acompañante para vuestra reunión con Morfeo.
  • Mezcla de hidratos y proteinas: de esta forma ayudaréis a vuestro cuerpo a absorver el triptófano más fácilmente gracias a la acción de la insulina.

[/symple_box]

¡Dulces sueños!

Categorías
Consejos

Reducir la sal en el pan sin perder sabor

A excepción del pan sin sal, la sal se emplea en todas las masas fermentadas. Es un ingrediente muy importante que actúa como saborizante, regulador de la fuerza y equilibrio de la masa y como factor determinante de la calidad.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducir la sal en el pan. El pan en la historia

La dosificación de la sal ha pasado por varias etapas a lo largo de la historia de la panificación. A principios del siglo XIX, cuando se utilizaba, se añadía una dosis pequeña, entre 4 y 6 gramos por kilo de harina. Es a partir de 1960 cuando se produce el cambio fundamental que ocasiona la falta o ausencia del sabor en el pan. La velocidad de la amasadora se duplica y el tiempo de amasado sigue igual o aumenta.

El superamasado produjo algunas modificaciones como, la sobreoxigenación (blanqueamiento) de la masa, y el acortamiento de la fermentación. Esto hizo que el panadero corrigiera esta ausencia de sabor aumentando la dosificación de la sal hasta un 2% sobre el peso de la harina, o lo que es lo mismo, 20 gramos de sal por cada kilo de harina, exceptuando el pan sin sal de régimen, con lo cual no se conseguía reducir la sal en el pan sino todo lo contrario.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducir la sal en el pan. Un poco menos de sal

A pesar de que la sal no es un ingrediente recomendable a integrar en nuestro pan casero, podemos reducir la sal en el pan sin perder ningún sabor. ¿Cómo? Os lo comentamos a continuación.

Según los científicos, si quieres disfrutar del mismo sabor de tus panes y reducir la sal en el pan, tan solo debes hacer que su textura sea menos densa. Al menos eso es lo que indican en la publicación Journal of Agricultural and Food Chemistry, que sostiene que con algo tan simple como cambiar la dimensión de los poros se puede conseguir que el pan mantenga su salinidad con una menor cantidad de sal.

Esta noticia solo nos aporta beneficios, ya que podremos conseguir reducir los riesgos de hipertensión o dolencias cardiacas sin renunciar al sabor de nuestro pan de siempre. ¡Así sí!