Categorías
Consejos

Comer más legumbres es beneficioso para cuerpo y mente

¿Todavía te preguntas si las legumbres son saludables? Pues la respuesta no es sólo afirmativa, sino que estamos ante un superalimento que puede ser la pieza clave en tu dieta debido a su alto contenido en fibraproteína que te ayuda a saciarte. Además si sustituyes un plato de carne por uno de legumbres, podrás librarte de un puñado de molestas grasas saturadas. Ya sabes, a comer más legumbres.

Diréis… vale, un par de razones para convertir a las legumbres en un alimento adecuado para incluir en mi dieta, pero, ¿porqué un superalimento? Pues porque estas “pastillas de proteínas” contienen además algunas propiedades y beneficios para tu organismo que pueden ayudarte a estar más sano y prevenir enfermedades.

Para no perdernos nada, vamos a indicar los beneficios que obtendremos con el consumo de seis tipos diferentes de legumbres. ¡Que aproveche!

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Alubia blanca. Cuida tu corazón

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Las alubias blancas contiene la mayor cantidad de fibra que lucha contra tu colesterol alcanzando los 10.5 gramos por cada 100 gramos de producto. A esto añádelo todo el potasio que te aportan y tendremos, según un estudio publicado en Journal of Nutrition, un gran aliado para disminuir nuestros niveles de tensión arterial en mayor medida que simplemente limitando la cantidad de sal en nuestros platos.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Alubia roja. El remedio anti-edad

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La alubia roja contiene más antioxidantes y ácidos grasos Omega-3 que cualquier otro tipo de alubia. Este Omega-3 ha sido asociado a una menor pérdida cognitiva en adultos. Además la alubia roja es rica en tiamina, un nutriente que te protege contra el tan temido Alzheimer.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Alubia negra. Entrena tu cerebro

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Está claro que por tomar un plato de alubias negras no vas a aumentar tu inteligencia o capacidad intelectual. Sin embargo, la alubia negra está repleta de antocianinas. Estos componentes se han asociado según varios estudios a la mejora de nuestra función cerebral.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Garbanzos. Adios a la diabetes

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Si el azúcar es el malo de la películas, el garbanzo sería el bueno. Los garbanzos son ricos en fibra, que ayuda a estabilizar tu nivel de azúcar en sangre, disminuyendo el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los garbanzos se pueden disfrutar tanto en platos cocinados como añadiéndolos a ensaladas o machacándolos formando parte del delicioso hummus. Una gran alternativo al más famoso paté o foie gras para untar en nuestros sandwiches o rebanadas de pan.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Lentejas. Alejándote del cáncer

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Si hablamos de la lucha contra el cáncer, las lentejas son las reinas de las legumbres. Las mujeres que comen lentejas de forma frecuente tienen un riesgo menor de desarrollar cáncer de pecho, según un estudio de la International Journal of Cancer. Otros estudios demuestran que las lentejas podrían protegernos del cáncer de próstata y el colorrectal.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer más legumbres. Soja. Mejora tu musculatura

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La soja es una leguminosa que se convierte en la única planta que contiene proteína completa, es decir, que nos aporta los nueve aminoácidos esenciales. Esto la convierte en un estupendo alimento para construir nuestra musculatura tanto para los vegetarianos como para aquellos que no lo son. Puedes disfrutar de multitud de alimentos que incluyen soja, como el famoso tofu. Eso sí, siempre que puedas busca las versiones orgánicas ya que de otro modo te podrías encontrar con soja transgénica de la que aún se desconocen sus efectos a largo plazo.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alejan enfermedades, ayudan a tu cuerpo y a tu mente. ¿Necesitas más razones para acercarte aún más a las legumbres?

Categorías
Noticias

Zumo de frutas y bebidas azucaradas. ¿Son igual de malos?

Dos investigaciones médicas comparativas sobre zumo de frutas y bebidas azucaradas que aparecen publicadas en The Lancet indican que, debido a su alto contenido en azúcar, el zumo de frutas podría ser tan malo para nuestra salud como las bebidas azucaradas como, por ejemplo, los refrescos.

Naveed Sattar y Jason Gill, ambos del Institute of Cardiovascular and Medical Sciences en la Universidad de Glasgow en Escocia, querían demostrar que el gobierno británico debía eliminar el zumo de frutas de la actual recomendación de cinco raciones de frutas y verduras al día.

Para ello han publicado un estudio en The Lancet Diabetes & Endocrinology que indica que la inclusión de este zumo de frutas en nuestra dieta no es beneficioso y que incluso podría ir en contra de lo que se deseaba conseguir. Todo esto provocado por la consideración del zumo de frutas como un producto saludable y que no necesita ser limitado, como ocurre con otros alimentos menos saludables.

Es más, han llegado incluso a solicitar a los fabricantes de zumo de frutas que incluyan en su etiquetado el aviso de no consumir más de 150 ml diarios de producto.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Zumo de frutas y bebidas azucaradas. Autores del estudio

El zumo de frutas lleva bastante tiempo en el punto de mira de los expertos médicos que cada vez están más centrados en la relación entre el consumo de altas cantidades de azúcar y los problemas de dolencias cardíacas.

Según al Dr. Gill, uno de los responsables de este estudio sobre zumo de frutas y bebidas azucaradas, existe una idea equivocada de que el zumo de frutas es una alternativa baja en azúcar a las bebidas azucaradas.

Sin embargo, y según indica el profesor Sattar, también participante en el estudio que nos ocupa, el zumo de fruta tiene un contenido en azúcar muy similar al de las bebidas azucaradas. Por poner un ejemplo, 250 ml de zumo de manzana contiene 110 kcal y 26 gr de azúcar, mientras que el refresco de cola consta de 105 kcal y 26.5 gr de azúcar.

Además, dice que este estudio es el comienzo para demostrar que un alto consumo de zumo de frutas está relacionado con el incremento de casos de diabetes, justo al contrario que la ingesta de fruta cruda, que lo reduce.

En concreto, un vaso de zumo de frutas contiene más cantidad de azúcar que una pieza de esa fruta. Además la mayor parte de las sustancias beneficiosas de la fruta, como por ejemplo la fibra, no se encuentra en el zumo de frutas o, si lo hace, es en ínfimas cantidades.

Por supuesto que el zumo de frutas contiene más vitaminas y minerales que las bebidas azucaradas, que suele carecer de estos. Aún así, esta cantidad de nutrientes no compensaría los efectos perjudiciales para nuestro organismo de un consumo excesivo del mismo, según el Dr. Gill.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Zumo de frutas y bebidas azucaradas. Idea equivocada

Para demostrar nuestra retorcida visión respecto a zumo de frutas y bebidas azucaradas, se realizó una encuesta a 2.000 personas adultas preguntando la cantidad de azúcar de zumo de frutas y bebidas azucaradas. Los encuestados debían indicar la cantidad de azúcar de una bebida representada en una fotografía.

Los resultados fueron sorprendentes. En concreto un 48% de los sujetos reducían el contenido real de azúcar en el zumo de frutas y un 12% incrementaba la cantidad de azúcar presente en las bebidas azucaradas.

Según el profesor Sattar, hay razones más que de sobra para controlar las bebidas azucaradas y reducir su consumo. Pero del mismo modo es importante ejercer este mismo control con el zumo de frutas que, con una gran mayoría procedente de concentrado que añade aún más azúcar a la mezcla, se convierte en un alimento a vigilar. Y después de este estudio sobre zumo de frutas y bebidas azucaradas todavía con mayor razón.

Categorías
¿Sabías que...?

Maltodextrina – Diccionario de aditivos alimentarios

La maltodextrina es un edulcorante calórico y que también ejerce como potenciador del sabor. Está fabricado con arroz, patatas o, más frecuentemente, con harina de maíz. Tras pasar una serie de tratamientos con enzimas y ácidos, puede llegar a convertirse en un espesante.

Debido a sus propiedades, la maltodextrina se utiliza con cada vez más popularidad en fórmulas para atletas y fisioculturistas. Su uso como suplemento permite ganar peso y controlar el consumo de calorías. Además permiten a tus músculos conservarse fácilmente y no llegar tan rápidamente al agotamiento.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Maltodextrina. Dónde encontrarla

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Se encuentra en fruta enlatada, salsas, aderezos, aperitivos, bombones y chocolate.

Un famoso ejemplo de utilización de maltodextrina lo tenemos en las patatas fritas Pringles. También podemos encontrar la maltodextrina en el caldo de pescado de la marca Knorr. Además la maltodextrina forma parte del endulzante Splenda.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Maltodextrina. Peligrosidad

[symple_box color=”green” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

La maltodextrina, como otros azúcares, tiene la capacidad de subir tu nivel de azúcar en sangre y tus niveles de insulina.

Como decíamos al comienzo del artículo, la maltodextrina se utiliza en el ámbito deportivo debido a que se metaboliza más fácilmente que otros hidratos de carbono. De esta forma puedes utilizar su energía en entrenamientos o competiciones. Además, y debido a su consistencia, se utiliza en batidos para pérdida o mantenimiento de peso, ya que tiene una gran capacidad saciante.

Como cualquier hidrato de carbono, la maltodextrina te aporta un número de calorías que puede llevar a la ganancia de peso.

En cuanto a alergias o contraindicaciones, deberían tener mucho cuidado los celiacos, aquellos con alergia al trigo, el maíz, las patatas o cualquier alimento rico en almidón desde el que se extraiga la maltodextrina.

En definitiva, un aditivo utilizado como edulcorante que actúa como hidrato de carbono con mayor capacidad de asimilación que estos. No es recomendable su utilización en exceso, pero, hasta que no se demuestre lo contrario, de momento no hay estudios que confirmen su peligrosidad.

[/symple_box]

Categorías
¿Sabías que...?

Espárragos. Beneficios y riesgos para nuestra salud

Los espárragos están consideradas como una de las delicias dentro de los vegetales. Es muy conocido por su sabor fuerte, peculiar y diferente.

Existen varios tipos de espárragos pudiendo variar en forma, textura, sabor y color. En este último apartado encontramos espárragos verdes, blancos o incluso morados.

Cualquiera de ellos están repletos de vitaminas y minerales y pueden actuar como diuréticos.

Para repasar todo lo que nos puede aportar, vamos a ver los riesgos y beneficios para nuestra salud de un perfecto acompañamiento en cualquier comida.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Espárragos. Valores nutricionales

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los espárragos son una gran fuente de vitamina B6, calcio, zinc y magnesio.

Este vegetal contiene además altos niveles de betacaroteno, vitamina C, vitamina E, vitamina K, tiamina, riboflavina, rutina, niacina, ácido fólico, hierro, fosforo, cobre, potasio, selenio y manganeso.

Si aún os parece poco, añadid que es muy rico en fibra, llegando a más de 2 gramos por cada 100 gramos de producto.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Espárragos. Beneficios para nuestra salud

Ya en el siglo II, el físico romano Galeno describía los espárragos como curativos y depurativos. Los estudios actuales le dan la razón al demostrar que ayudan a controlar la diabetes, son un gran diurético, previenen las piedras en el riñón y reducen el riesgo de defectos del tubo neural en bebés.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducen el riesgo de diabetes

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Investigadores de la Karachi University en Pakistan descubrieron que comer espárragos puede ayudar a controlar la diabetes de tipo 2.

De acuerdo a este estudio publicado en el British Journal of Nutrition, los espárragos tienen efectos contra la diabetes mejorando la secreción de insulina así como aportando efectos antioxidantes.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Previenen las piedras en el riñón

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

De acuerdo a un artículo publicado en la Pharmacognosy Review, los espárragos ayudan a limpiar los riñones y a prevenir la formación de piedras en los mismos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducen el riesgo de defectos del tubo neural en bebés

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los espárragos contienen casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de folato. Este folato ayuda a prevenir los defectos del tubo neural en bebés.

De acuerdo a KidsHealth.org, existen varios estudios que demuestran que aquellas mujeres que toman 0.4 miligramos diarios de folato antes y durante el embarazo, reducen en un 70% el riesgo de que su bebé nazca con defectos del tubo neural, un defecto de nacimiento que consiste en el desarrollo incompleto del cerebro y la espina dorsal.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Espárragos. Riesgos y precauciones

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

El único riesgo y precaución fundamental es la de no comer espárragos si eres alérgico a ellos. Si aún no sabes si lo eres, alguno de sus familiares como las cebollas o ajos te pueden dar una pista de lo que te espera.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Si aún no has añadido espárragos a tu dieta habitual, quizás sea buena idea el comenzar a incluir este vegetal acompañando a tus platos.

Categorías
¿Sabías que...?

Lecitina – Diccionario de aditivos alimentarios

La lecitina es un emulsionante y antioxidante natural que evita que las grasas presentes en los alimentos se oxiden y pongan rancias.
Aunque está presente de forma natural en nuestro cuerpo, las dos fuentes principales como aditivo de multitud de alimentos son las yemas de huevo y la soja.

Podemos encontrarla en los envases de los productos presentes en nuestros supermercados como lecitina o indicando su procedencia, apareciendo de esta manera como lecitina de soja, lecitina de girasol, etc.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Lecitina. Dónde encontrarla

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Se encuentra en productos de repostería, helados, cremas y margarinas, entre otros.

El ejemplo de utilización más famoso lo encontramos en la crema de cacao Nutella que incluye la más famosas de las variantes, la lecitina de soja. Otro producto con gran difusión y representante de las margarinas es la margarina Tulipán, que se fabrica, en este caso, gracias a la de girasol.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Lecitina. Peligrosidad

[symple_box color=”green” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

La lecitina es una importante fuente de colina e inositol. Ambos son componentes que ayudan a las células y el sistema nervioso a comunicarse y juega un papel fundamental en la descomposición de grasas y colesterol.

La lecitina objeto de un mayor número de estudios es la lectina de soja, que es considerada por muchos como un regenerador de nuestro organismo, tanto física como mentalmente. Con propiedades para mejorar nuestra digestión,  circulación y metabolismo, se asocia incluso como una gran aliada para nuestros problemas de piel como psoriasis, seborrea o acné.

En cuanto a nuestro cerebro, la lecitina de soja actúa como revitalizante de las células más perezosas y nos permite mejorar problemas de memoria.

La única duda que surge de su consumo viene dado por los estrógenos que aparecen de forma natural en la lecitina de soja que pueden causar problemas hormonales en hombres que la consuman en grandes cantidades.

[/symple_box]

Categorías
Noticias

Comer y dormir bien alargan tu vida

Un nuevo estudio publicado en Journal of the American College of Nutrition demuestra que comer y dormir bien alarga tu vida. En concreto los resultados demuestran que los hombres pueden vivir más si duermen mejor. Sin embargo, las mujeres sólo se beneficiarán de esa longevidad si añaden a sus buenos hábitos de sueño un dieta variada y saludable.

La Monash University ha llevado a cabo el estudio que concluye que las mujeres que tienen una dieta variada e incluyen alimentos ricos en vitamina B6 pueden alargar sus vidas. Y eso aún a pesar de no cuidar su sueño todo lo que debieran.

Los investigadores de esta universidad, del National Defense Medical Center de Taiwan y el National Health Research Insitutes de la misma ciudad investigaron la relación entre la calidad de nuestro sueño y la mortalidad en hombres y mujeres de avanzada edad. ¿Comer y dormir bien relacionados por algo?

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer y dormir bien. Los principales resultados del estudio

Según el profesor a la cabeza de este estudio, Mark Wahlqvist, los pobres hábitos de sueño están asociados con el aumento de mortalidad y problemas de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. También indicó que encontraron que este sueño carente de calidad se asociaba a la pérdida de apetito y la baja percepción de nuestra salud en general.

La manera en que se relaciona la calidad del sueño con la diversidad de nuestra dieta es diferente entre hombres y mujeres. Así las cosas, los hombres no tienen un riesgo alto de mortalidad debido a los malos hábitos de sueño, a no ser que no tengan la variedad en su dieta que necesitan. Sin embargo, las mujeres sólo se pueden beneficiar de un sueño de calidad si lo complementan con un dieta muy variada. De esta manera, comer y dormir bien van más de la mano que nunca.

En el estudio se vio también que las mujeres tienen el doble de posibilidades de conciliar el sueño con dificultades que los hombres. Además, las mujeres que dormían mal tomaban menos vitamina B6 que aquellas que lo hacían con facilidad.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Comer y dormir bien. Mejorando nuestros hábitos

La forma de mejorar la calidad de nuestro sueño es tan simple y a la vez tan complicada como disfrutar de una dieta variada. De esta manera los hombres contrarestarán el efecto negativo respecto a la mortalidad que nos producen los malos hábitos de sueño y las mujeres se asegurarán de tomar alimentos con alto contenido en vitamina B6.

En el grupo de personas con dificultades para dormir y descansar correctamente se encontraban también los casos más numerosos de sujetos con poco apetito, con menos capacidad para masticar la comida correctamente y que realizaban menos actividad física. Si unes todas estas características tienes un caldo de cultivo que consigue una baja calidad en nuestra dieta, con pocos nutrientes y especialmente en el caso de vegetales, alimentos ricos en proteínas y vitamina B6.

Para evitar en todo lo posible el riesgo de mortalidad, tanto para aquellos con problemas de sueño como para los que no, la mejor medicina es la educación para conseguir un dieta variada y saludable, especialmente en personas de edad avanzada. Ya sabes, comer y dormir bien te hará mas longevo.

 

 

Categorías
Consejos

Alimentos impostores. Productos que no son lo que prometen

Somos muchas las personas que nos preocupamos de lo que comemos. Es por esta razón por la cual muchos compramos productos light, bajos en grasas, en sal y demás indicadores que nos hacen creer que llevamos una alimentación sana y saludable. ¿En realidad es así o estamos ante alimentos impostores que parecen algo que no son?

Son varios los fabricantes que han visto una oportunidad y un filón en la etiqueta de saludable incluida en sus productos. Desde lejos, son varios los alimentos que aparentan ser extremadamente sanos y se enorgullecen de ello con pegatinas, letreros o grandes letras en sus envases.

Sin embargo, no son pocos los nutricionistas que indican que no porque un producto se venda como saludable significa que vaya a ser bueno para tu salud. En este artículo vamos a recorrer un listado de alimentos que parecen una cosa y son otra. Es decir, nuestro listado de alimentos impostores.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Patatas chips al horno

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Vale, estas patatas tienen un menor contenido en grasa que sus hermanas fritas, pero aún así son altas en calorías y bajas en nutrientes y con escasa fibra para saciarte.

Si realmente buscas una alternativa a las patatas fritas, prueba las palomitas caseras. Tendrás la misma sensación crujiente y salada que consigues con las patatas pero con 65% menos de calorías.

Además, estas palomitas ayudan a mantener tu corazón fuerte y saludable. En concreto y según un estudio publicado en la Journal of the American Dietetic Association, los adultos que comen palomitas toman un 250% más de cereales integrales que aquellos que no lo hacen.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Gominolas de frutas

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Puede ser que en algunos casos estas gominolas contengan un poquito de zumo, pero normalmente son poco más que golosinas con alguna vitamina. Además sus componentes nos aportan poco más que problemas de obesidad y, gracias a sus grasas parcialmente hidrogenadas, más posibilidades de desarrollar dolencias cardíacas.

Para sustituirlas prueba con fruta, tanto en sus versiones fresca como seca. Ambas están repletas de una fibra de la que las gominolas, aún siendo de frutas, carecen.

Si optas por las frutas te beneficiarás de sus antioxidantes anticancerígenos. Y es que la fruta de verdad está llena de nutrientes que ayudan a tu sistema inmunitario y que las golosinas de sabores nunca podrán imitar. Un estudio desarrollado en Grecia demostró que las mujeres que consumían una mayor cantidad de frutas y vegetales eran las menos propensas a desarrollar cualquier tipo de cáncer.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Helados light

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

¿Los helados light tienen menos calorías que las versiones normales? Sí. ¿Los helados light tienen menos calorías que cualquier versión normal? No siempre. Haz una simple prueba. Elige un helado light de cualquier sabor y compáralo con otro helado que no tenga la palabra light en su envase de ese mismo sabor. A poco que busques podrás encontrar que las 220 calorías por ración de ese helado light sobrepasa y mucho a las 140 calorías por ración de un helado normal. Es más, los helados light suelen ser menos sabrosos, por lo que necesitarás más cantidad para satisfacer tu apetito goloso y empeorarás las cosas.

Si quieres asegurarte y necesitas un helado, prueba alguna de las variedades que no incluyen lácteos, como aquellos fabricados a base de soja. Te aportarán menos calorías y una textura cremosa y apetitosa.

Los helados te aportarán fibra que te ayudará a realizar la digestión. Algunos helados que no incluyen lácteos están fabricados con raíz de achicoria, una fuente natural de inulina, una fibra prebiótica que incrementa las bacterias saludables en tu intestino y ayuda a tu organismo a la absorción de hierro y calcio.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Refrescos light

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

En un estudio realizado en 2008, un equipo de investigadores asociaron el consumo de refrescos light con la aparición de síndrome metabólico, una colección de síntomas incluyendo la aparición de barriga que puede poner tu corazón en peligro. Aunque los investigadores no pudieron determinar si esto era provocado por los refrescos light en sí o por sus hábitos alimenticios, es una conclusión a tener en cuenta.

Como alternativa tienes el agua de sabores de la que comentaremos algo a lo largo de este artículo. Sin calorías y con edulcorantes naturales te refrescan y te aportan esa pizca de sabor. Mucho cuidado con los edulcorantes artificiales.

Si aún así sigues sediento, prueba con un zumo natural aligerando sus calorías con agua. Conseguirás la hidratación que tu cuerpo necesita para la mayoría de sus procesos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Galletas light

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Las galletas light son una contradicción en sí misma. ¿Un alimento rico en calorías que sea light? Por supuesto, cualquier alimento puede serlo. El problema con estas galletas u otro tipo de aperitivos es que incluyen incluso más azúcar que su versión normal, lo que puede llevar a que tengan las mismas o más calorías que otras galletas no consideradas light.

Si eres un comegalletas, prueba las de avena. Son una buena forma de cumplir tu capricho añadiendo cereales integrales a tu dieta. Eso sí, mucho cuidado con sus ingredientes. Edulcorantes artificiales o mantequilla no son amigos mientras que la miel y el aceite de oliva son tus aliados.

Gracias a ellas conseguirás disminuir tu nivel de colesterol, ya que la fibra presente en la avena evitará que tu cuerpo absorba el colesterol malo.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Agua con sabores

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Vale que algunas tienen vitaminas, pero a un precio de hasta 200 calorías por botella, que incrementarán tu peso a cambio de nada.

Para elegir las mejores, busca aquellas que no tengan azúcar añadido o edulcorantes artificiales. Algunas marcas incluyen solamente una pizca de saborizante natural para disfrutar sin problemas.

Con su consumo conseguirás hidratar tu cuerpo. El agua es el nutriente más importante para tu organismo, regulando su temperatura y ayudando a filtrar residuos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aunque no están todos los que son, pensamos que esta lista contiene los alimentos impostores más importantes y conocidos presentes en los supermercados. Estad atentos.

Categorías
¿Sabías que...?

Kiwi. Beneficios y riesgos para nuestra salud

Al contrario de lo que mucha gente piensa, el kiwi es una fruta proveniente de China. Su asociación con Nueva Zelanda se produce al llegar este fruto en el siglo XX a tierras neozelandesas. Anteriormente era conocido como grosella china pero, para evitar las tasas que se cargaban en las exportaciones de estos frutos, se cambió el nombre por kiwi. El nombre no es casual, y se tomó por las similitudes (pequeños, marrones y peludos) entre la fruta y el animal característico de Nueva Zelanda que lleva el mismo nombre.

El kiwi es rico en nutrientes y bajo en calorías. Entre los posibles beneficios para nuestra salud asociados a su consumo encontramos el mantener una piel saludable en cuanto a tono y textura, reducir la presión arterial y prevenir dolencias cardiacas y derrames cerebrales.

En este artículo vamos a analizar los nutrientes que nos aporta el kiwi, los beneficios y riesgos para nuestra salud y diferentes formas de incorporarlo a nuestra dieta.

Kiwi. Valores nutricionales

Un kiwi de tamaño medio nos aporta: 42 calorías, 0.8 gramos de proteína, 0.4 gramos de grasa y 2.1 gramos de fibra.

Las vitaminas y minerales que nos aporta son muchas y muy interesantes. En el kiwi encontramos potasio y vitamina C (es una de las frutas con más cantidad de esta vitamina por gramo de producto) como destacados, pero además nos aporta hierro, vitamina A y folato.

La cosa no acaba ahí, ya que también nos podemos beneficiar de la vitamina E, vitamina K, cobre, magnesio y fósforo con los que el kiwi nutre nuestro organismo.

Kiwi. Beneficios para nuestra salud

El consumo de frutas y vegetales ha sido asociado desde siempre con la reducción de padecer problemas cardiacos, diabetes, cáncer y otras enfermedades no deseadas. Son multitud los estudios que muestran que el incremento de la ingesta de alimentos como el kiwi disminuyen el riesgo de obesidad y mortalidad. Más concretamente, los beneficios del kiwi en nuestro organismo son los siguientes.

Mejora de la piel

El colágeno es el pilar sobre el que se sustenta nuestra piel. Este colágeno depende de la vitamina C como nutriente esencial que actúa como antioxidante en nuestro cuerpo para prevenir daños provocados por el sol, la contaminación, el humo u otros factores que dañan nuestra piel.

Gracias a la vitamina C que nos aporta el kiwi tendremos la piel más sana y cuidada que nunca.

Mejora del sueño

De acuerdo a un estudio sobre los efectos del consumo de kiwi en la calidad del sueño en adultos con problemas para dormir, se descubrió que la ingesta de kiwi mejora la rapidez en conciliar el sueño, la duración de este y la eficiencia que presenta en adultos con trastornos de sueño.

Salud cardiaca

La fibra y el potasio contenidos en el kiwi ayudan a cuidar nuestro corazón. Un incremento en el potasio presente en nuestra dieta junto a una disminución del sodio es el cambio más importante que cualquiera puede hacer en su dieta, según la Vanderbilt Medical School.

Como ya comentamos, un estudio revela que aquellos que consumían 4069 mg de potasio al día tenían un 49% menos de riesgo de morir por enfermedades cardiacas que aquellos que sólo llegaban a 1000 mg de potasio al día.

Las dietas altas en potasio están asociadas a una reducción del riesgo de derrames cerebrales, perdida de masa muscular, mantenimiento de la densidad ósea y reducción de la formación de piedras en el riñón.

Disminución de la presión arterial

Debido a su alto contenido en potasio, el kiwi puede ayudar a contrarestar los efectos del sodio en nuestro cuerpo. Posiblemente el bajo consumo de potasio sea tan peligroso para nuestra presión arterial como un alto consumo de sodio.

Son muy pocos los que llegan a la cantidad de potasio diario recomendada. Lástima, porque los que lo consiguen tienen un 20% menos de posibilidad de morir por cualquier causa.

Prevención del estreñimiento

Son varios los estudios que concluyen que el kiwi puede tener un efecto laxante y ser utilizado en aquellas personas que tengan problemas de estreñimiento.

Un consumo regular de kiwi ha demostrado ser una forma de ayudar a nuestra regularidad intestinal.

Kiwi. Cómo añadirlo a nuestra dieta

Comenzamos por la forma más habitual y la que nosotros más utilizamos en casa. Es tan simple como partir un kiwi a la mitad y utilizar una cucharilla para comer cada parte utilizando su piel como recipiente.

Si sois más de líquidos, ya sean zumos o batidos, podéis disfrutar de un gran cocktail tropical si mezcláis kiwi, piña, mango y fresas. Si no lo habéis probado nunca, es más que recomendable.

Yo soy un enamorado de la miel, así que otra posibilidad que a mi me encanta es tomarlo con un poco de miel por encima. Para los golosos.

Si queréis otra opción en zumo o batido más atrevida, probad con kiwi, espinaca, manzana y pera.

En caso de que vuestros niños no quieran tomar fruta en general o esta en particular, podéis congelar unas rodajas de kiwi y utilizarlas como refrescante merienda en un día caluroso.

La última posibilidad de incorporación que recomendamos desde aquí es la adicción del kiwi en alguno de vuestras ensaladas favoritas. Prueba, compara, y si encontráis algo mejor, nos lo comentáis.

Kiwi. Riesgos y precauciones

Además de las alergias alimentarias que pudiéramos desarrollar por su consumo, los únicos peligros del consumo de kiwi vienen también provocados por su mayor beneficio: su cantidad en potasio.

Debemos vigilar especialmente la presencia de kiwi en nuestra dieta si nos estamos tratando con medicamentos que incrementen los niveles de potasio en sangre como por ejemplo los betabloqueantes utilizados en problemas cardiacos.

Además, las dietas altas en potasio pueden ser perjudiciales para aquellos con problemas renales. Incluso podría ser fatal si tus riñones no pueden eliminar el exceso de potasio en la sangre.

En resumen, exactamente las mismas que los riesgos derivados por el consumo de kiwi. Para aquellos que no estén en alguno de estos dos casos… a comer kiwi.

Refrescante, con un toque ácido pero dulce, una textura y sabor delicioso y tan cómodo que lleva el recipiente para disfrutarlo incorporado. ¿Un kiwi? Deme dos, por favor.

Categorías
¿Sabías que...?

Grasas interesterificadas – Diccionario de aditivos alimentarios

Estas grasas interesterificadas de nombre impronunciable se desarrollaron como alternativa a las denostadas grasas trans. Su creación se consigue químicamente mezclando aceites hidrogenados y no hidrogenados.

Además de como grasas interesterificadas, pueden aparecer en nuestros alimentos como aceites interesterificados, aceites transesterificados, aceites parcialmente transesterificados, aceites totalmente interesterificados, grasa vegetal interesterificada, grasa vegetal transesterificada, aceite vegetal endurecido o aceite fraccionado.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Grasas interesterificadas. Dónde encontrarlas

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Se encuentra en pastas, margarinas, comidas preparadas, cereales, galletas y sopas, principalmente.

Un ejemplo lo tenemos en las Milano Cookies de Pepperidge Farm que podemos encontrar en supermercados como El Corte Inglés o Hipercor. Otra vez vuelve a aparecer en nuestro diccionario de aditivos alimentarios la marca Kellogg’s, en este ocasión con sus cereales Kellogg’s Extra Sabor Chocolate, que incluye las grasas que aquí nos ocupan.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Grasas interesterificadas. Peligrosidad

[symple_box color=”red” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Las pruebas realizadas en estas grasas no han sido demasiado extensas, pero lo que se ha descubierto hasta el momento no es nada alentador. Un estudio realizado en Malasia demostró que una dieta de cuatro semana en la que se incluye un 12 por ciento de grasas interesterificadas aumentan la cantidad de LDL (colesterol malo) respecto al HDL (colesterol bueno). Este mismo estudio también demostró que los niveles de glucosa en sangre aumentaban y la respuesta a la insulina disminuía.

Con varias opiniones indicando que este tipo de grasas o aceites son peores para nuestra salud que las mismísimas grasas trans, no podemos hacer otra cosa que desaconsejar su consumo. El único problema para decidir es que en muchos países no es obligatorio el indicar la inclusión de este tipo de grasas interesterificadas, por lo que ni siquiera tenemos la opción de elegir.

Un ingrediente que los fabricantes incluyen en sus alimentos y, ante la posibilidad de indicarlo o no, son muchos los que eligen ocultar su inclusión. ¿Por qué?

[/symple_box]

Categorías
Noticias

Una dieta rica en proteínas podría provocar problemas renales

Una dieta rica en proteínas como la famosa dieta Dukan se está convirtiendo en una alternativa cada vez más popular a la dietas que intentan reducir la cantidad de calorías ingeridas. Sin embargo, científicos de la Universidad de Granada han concluido, mediante estudios realizados en ratones, que una dieta rica en proteínas incrementa el riesgo de aparición de piedras en el riñón y de otros problemas renales.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Dieta rica en proteínas. La dieta Dukan

La dieta rica en proteínas del Dr. Pierre Dukan ha tenido un tirón popular enorme en los últimos años debido a su seguimiento por parte de famosos como la Duquesa de Cambridge, que la utilizó para poder meterse en su vestido de boda, o Jennifer Lopez, que hizo lo propio para recuperar su figura después de ser mamá.

Para que os hagáis una idea, en Francia, país nativo del Dr. Dukan, cerca de dos millones de personas siguen esta dieta.

¿Que la siga tanta gente quiere decir que la dieta es buena? No, sólo que es popular. La dieta Dukan levanta multitud de sospechas. La British Dietetic Association la ha colocado como la dieta a evitar número 1 en los años 2010, 2011 y 2012.

La razón que dan es que el mismo Dr. Dukan ha avisado de los problemas de salud provocados por su dieta. Entre ellos encontramos falta de energía, constipado, deficiencia de vitaminas y minerales o mal aliento.

En 2012, se efectuó un estudio que demostraba que cuatro de cada cinco seguidores de esta dieta habían recuperado todo el peso perdido gracias a ella en un periodo de 3 años. Estos cambios de peso pueden llevar a provocar hipertensión, diabetes y problemas cardiacos.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Dieta rica en proteínas. Nuevo estudio en Granada

En el estudio causante de esta noticia, los científicos granadinos alimentaron a diez ratas con una dieta que constaba de proteína en un 45%, mientras que otras diez ratas de control fueron alimentadas con niveles normales de proteína. Esta alimentación se llevó a cabo durante 12 semanas (equivalente a 9 años en términos humanos).

Durante este periodo las ratas que siguieron la dieta rica en proteínas perdieron un 10% de su peso. Pero el peso de los riñones en estas ratas se incrementó un 22%, los capilares que filtran sangre a los riñones incrementaron su tamaño en un 13%, y el colágeno alrededor de estos capilares aumentó en un 32%.

Los niveles de citrato en la orina de las ratas fueron un 88% inferior y su PH urinario un 15% más ácido.

Traduciendo, una baja cantidad de citrato en la orina y el engrosamiento de los riñones son factores de riesgo para la formación de piedras en el riñón. A esto hay que añadir el alto PH en la orina que es un síntoma de fallo renal.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Dieta rica en proteínas. Peligros para nosotros

A pesar de todos estos descubrimientos y de las similitudes fisiológicas y metabólicas entre ratas y humanos, los investigadores responsables del estudio han comentado que los resultados han de ser tomados con cautela.

Para evitar estos riesgos, la Dra. Aparicio, una de las responsables del estudio, recomienda comer grandes cantidades de fruta y verdura, que nos ayudarán a reducir el riesgo de formación de piedras en el riñón.

Además, aunque no indica o anima a dejar este tipo de dietas ricas en proteínas, recomienda a las personas que las siguen que hagan ejercicio de forma regular para incrementar el tejido activo, que reduce el efecto rebote que se produce al dejar de seguir una dieta.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Lo único que sacamos en claro es un motivo más para valorar si deseamos hacer este tipo de dietas o no. Hasta que no se demuestre algo claramente, la decisión de seguir una dieta rica en proteínas dependerá de cada uno. Y demostrar algo en el caso de las dietas cuesta. Y mucho.