Categorías
¿Sabías que...?

Aceite vegetal hidrogenado – Diccionario de aditivos alimentarios

El aceite vegetal hidrogenado es un aceite de una dureza muy elevada, muy similar a la cera, que se consigue mediante la adicción de tanto hidrógeno como sea posible en el núcleo de las moléculas de grasa. Para obtener una consistencia más manejable, los fabricantes suelen ablandarlas con grasas líquidas no hidrogenadas.

Podemos encontrarlo también como aceites vegetales hidrogenados o grasas vegetales hidrogenadas. A pesar de no tener ningún valor nutricional, se siguen utilizando en varios alimentos porque con este ingrediente aumentan su longevidad y no tienen un sabor grasiento o aceitoso, además de ser un componente barato.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aceite vegetal hidrogenado. Dónde encontrarlo

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Se encuentra en multitud de productos horneados, comidas preparadas, margarinas, patatas fritas, helados o palomitas de maíz para microondas.

Como ejemplo de inclusión del aceite vegetal hidrogenado, podemos encontrarlo en los populares Donuts y muchos de los productos de la compañía Panrico y en las no menos conocidas barritas con chocolate Huesitos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aceite vegetal hidrogenado. Peligrosidad

[symple_box color=”red” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

En teoría, los aceites totalmente hidrogenados, al contrario de los parcialmente hidrogenados, no debieran contar con grasas trans. Pero el proceso de hidrogenización no es perfecto, lo que significa que las grasas trans van a estar presentes en pequeñas cantidades en el aceite vegetal hidrogenado.

La aparición de estas grasas nos lleva a aumentar nuestros niveles de colesterol y triglicéridos, lo que podría desencadenar en desarrollar enfermedades vasculares como hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia y arteriosclerosis. Se ha demostrado que el consumo de grasas trans es perjudicial para la salud y se recomienda su total eliminación de nuestra dieta o proceder a una reducción de las mismas.

Además es curioso que, desde el 2006, la FDA requiera etiquetas visibles en nuestros alimentos en los que se indique el contenido de grasas trans cuando contienen aceites vegetales parcialmente hidrogenados pero que pueden ser etiquetados como “cero grasas trans” si la cantidad es inferior al 0,5 por ciento del producto total.

Supongo que con todo esto ya lo habréis adivinado, pero nuestro consejo es el evitar el aceite vegetal hidrogenado siempre que nos sea posible. Muy especialmente en los casos de personas con altos niveles de colesterol o de triglicéridos o aquellos que tengan alguna dolencia cardiovascular.

[/symple_box]

Categorías
¿Sabías que...?

Jugo de caña evaporado – Diccionario de aditivos alimentarios

El jugo de caña evaporado es un edulcorante derivado de la caña de azúcar, la misma planta utilizada para obtener el azúcar refinado que todos conocemos.

También conocido como azúcar de caña, caña de azúcar, zumo de azúcar de caña, jugo de caña de azúcar, jugo de caña de azúcar evaporado, jugo de azúcar de caña o jugo de azúcar de caña cristalizado.

Al estar menos procesado que el azúcar de mesa, el jugo de caña evaporado mantiene algunos nutrientes más. El azúcar blanco pasa por una serie de pasos de refinamiento que elimina el color y, de paso, muchos nutrientes. El jugo de caña evaporado, por su parte, conserva vitaminas tales como riboflavina y vitamina B, además de aminoácidos y fibra. De esta forma proporciona más nutrientes que el azúcar de mesa a igual cantidad de calorías.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Jugo de caña evaporado. Dónde encontrarlo

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Podemos encontrar el jugo de evaporado en yogur, cereales, leche de soja, barritas de proteínas, salsas, productos naturales y orgánicos.

También podemos encontrarnos con jugo de caña evaporado en bebidas como café, té helado o limonada que necesiten ser edulcoradas.

Un claro ejemplo de jugo de caña evaporado lo tenemos en los cereales Kellogg’s Granola.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Jugo de caña evaporado. Peligrosidad

[symple_box color=”green” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aunque parezca que el jugo de caña evaporado es la panacea, tampoco se salva de algunas críticas. Son muchos los que avisan que los nutrientes que nos proporciona sobre el azúcar de mesa son mínimos para los efectos secundarios que podría producirnos.

Al igual que el azúcar, es un componente alto en sacarosa, con lo que podría producir la acumulación de grasa en nuestro cuerpo o de triglicéridos en nuestra sangre. Exactamente al igual que el azúcar.

Aún así, el jugo de caña evaporado podría formar parte de una dieta saludable sin problema alguno, siempre y cuando se tome con moderación.

[/symple_box]

Categorías
¿Sabías que...?

Caseína – Diccionario de aditivos alimentarios

La caseína es una proteina de la leche utilizada para espesar y blanquear alimentos. También se utiliza como gelificante por su función de adhesivo de productos alimentarios al igual que en el caso de productos no alimentarios como pegamentos o pinturas. Con esto no quiero decir que conlleve algún peligro para nuestro organismo, como detallaremos a continuación en la última sección de este artículo.

En ocasiones la caseína aparece con el nombre de caseinato de sodio o caseinato de calcio. De igual forma la podemos encontrar con los códigos de espesante de estos dos componentes: H-4512 y H-4511. Especial atención también al caseinato potásico H-4513. En cualquiera de sus presentaciones estamos ante una buena fuente de aminoácidos. Comentar además que la caseína no tiene un código de aditivo asignado como tal.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Caseína. Dónde encontrarla

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Se encuentra en barritas de proteína, batidos, helados y otros postres congelados. También es utilizado en nutrición deportiva, pudiendo encontrar sin problemas batidos de caseína.

Un ejemplo lo tenemos en el preparado para bebés Puleva Peques 2 y en multitud de batidos de caseína destinados al mundo de la musculación y nutrición deportiva.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Caseína. Peligrosidad

[symple_box color=”green” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aunque la caseína es un producto derivado de la leche, la FDA permite este aditivo y sus derivados (caseinato de sodio y caseinato de calcio) aún en productos con el indicador que advierte que esos alimentos no contienen leche o lácteos.

En realidad la mayoría de personas que padezcan intolerancia a la lactosa pueden tomar caseína sin problema, pero aquellos que tengan alergia a los lácteos pueden ver como la caseína les podría provocar algún tipo de reacción alérgica.

Por lo tanto, parece no presentar ninguna peligrosidad para nuestro organismo siempre que la consumamos, como el resto de productos de nuestra dieta, con cierta moderación y cabeza.

[/symple_box]