Categorías
¿Sabías que...?

Combinar alimentos ayuda a incrementar tu energía

Cuando hacemos nuestras propias comidas siempre nos gusta combinar alimentos deliciosos para tener una combinación maravillosa que haga las delicias de nuestro paladar. Ahora son los expertos en nutrición quienes han determinado a través de sus investigaciones que hay nutrientes que al combinarlos son mucho más saludables. Esto es debido a que juntos ayudan a una mejor absorción.

Estas mezclan harán que tu energía aumente notablemente y tengas mejor salud en el largo plazo.

Combinar alimentos mejora tu salud cerebral. Obtén más energía con hierro y vitamina C

La nutrióloga Joy McCarthy lo tiene bastante claro en este tema. Afirma que el hierro es uno de los mejores nutrientes para pensar. Cuando se tiene anemia parece que estás muy cansado y que no puedes razonar con claridad. Además los músculos no reciben el oxígeno que necesitan para funcionar correctamente.

El cuerpo absorbe mucho mejor el hierro cuando es combinado con vitamina C. Por eso a tus platos de espinaca y col rizada debes añadirle fresas o frambuesas. Verás que rico está y encima potenciarás los nutrientes.

Combinar alimentos reduce el estrés y mejora tu corazón con té verde y limón

El té verde contiene unos nutrientes llamados polifenoles los cuales mejoran la salud cardíaca, disminuyen el colesterol y bajan el riesgo de padecer cáncer. Su efecto es más notable cuando se combinan con vitamina C, ya que ayuda a mantener un mejor flujo de sangre al cerebro.

Según McCarthy te sentirás menos estresado y la memoria a corto plazo se verá incrementada. La combinación de té y limón hace que sea una bebida muy rica que incrementa los niveles de salud.

Un sistema inmune más fuerte con vitamina A y grasas saludables

Cuando eres emprendedor tienes que dedicar muchas horas al negocio y no hay tiempo para caer enfermo pues puede ser un lastre muy importante para todo el desarrollo. Por eso es fundamental estar fuerte corporalmente para no sufrir ningún tipo de enfermedad. McCarty afirma que la vitamina A es clave para mantener fuertes los glóbulos blancos, responsables del sistema inmune.

Esta vitamina se encuentra en alimentos como las zanahorias, el melón o el calabacín. Combinados con aceite de oliva, nueces o pescado tendrás una dieta muy equilibrada a demás de un cuerpo mucho más sano.

Mejor rendimiento del cerebro con vitamina D y calcio

Una de las funciones más importantes del calcio es que actúa como fortalecedor de los neurotransmisores del cerebro. Esto quiere decir que una persona podrá pensar mejor, de una forma mucho más clara.

Es habitual encontrarse este nutriente en los productos lácteos pero también lo contiene en gran cantidad vegetales como el brócoli. Prueba a combinarlo con huevo cocido y realizar una deliciosa ensalada a la que le sumes productos ricos en vitamina D como el salmón o las sardinas.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

Categorías
Consejos

Alimentos impostores. Productos que no son lo que prometen

Somos muchas las personas que nos preocupamos de lo que comemos. Es por esta razón por la cual muchos compramos productos light, bajos en grasas, en sal y demás indicadores que nos hacen creer que llevamos una alimentación sana y saludable. ¿En realidad es así o estamos ante alimentos impostores que parecen algo que no son?

Son varios los fabricantes que han visto una oportunidad y un filón en la etiqueta de saludable incluida en sus productos. Desde lejos, son varios los alimentos que aparentan ser extremadamente sanos y se enorgullecen de ello con pegatinas, letreros o grandes letras en sus envases.

Sin embargo, no son pocos los nutricionistas que indican que no porque un producto se venda como saludable significa que vaya a ser bueno para tu salud. En este artículo vamos a recorrer un listado de alimentos que parecen una cosa y son otra. Es decir, nuestro listado de alimentos impostores.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Patatas chips al horno

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Vale, estas patatas tienen un menor contenido en grasa que sus hermanas fritas, pero aún así son altas en calorías y bajas en nutrientes y con escasa fibra para saciarte.

Si realmente buscas una alternativa a las patatas fritas, prueba las palomitas caseras. Tendrás la misma sensación crujiente y salada que consigues con las patatas pero con 65% menos de calorías.

Además, estas palomitas ayudan a mantener tu corazón fuerte y saludable. En concreto y según un estudio publicado en la Journal of the American Dietetic Association, los adultos que comen palomitas toman un 250% más de cereales integrales que aquellos que no lo hacen.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Gominolas de frutas

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Puede ser que en algunos casos estas gominolas contengan un poquito de zumo, pero normalmente son poco más que golosinas con alguna vitamina. Además sus componentes nos aportan poco más que problemas de obesidad y, gracias a sus grasas parcialmente hidrogenadas, más posibilidades de desarrollar dolencias cardíacas.

Para sustituirlas prueba con fruta, tanto en sus versiones fresca como seca. Ambas están repletas de una fibra de la que las gominolas, aún siendo de frutas, carecen.

Si optas por las frutas te beneficiarás de sus antioxidantes anticancerígenos. Y es que la fruta de verdad está llena de nutrientes que ayudan a tu sistema inmunitario y que las golosinas de sabores nunca podrán imitar. Un estudio desarrollado en Grecia demostró que las mujeres que consumían una mayor cantidad de frutas y vegetales eran las menos propensas a desarrollar cualquier tipo de cáncer.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Helados light

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

¿Los helados light tienen menos calorías que las versiones normales? Sí. ¿Los helados light tienen menos calorías que cualquier versión normal? No siempre. Haz una simple prueba. Elige un helado light de cualquier sabor y compáralo con otro helado que no tenga la palabra light en su envase de ese mismo sabor. A poco que busques podrás encontrar que las 220 calorías por ración de ese helado light sobrepasa y mucho a las 140 calorías por ración de un helado normal. Es más, los helados light suelen ser menos sabrosos, por lo que necesitarás más cantidad para satisfacer tu apetito goloso y empeorarás las cosas.

Si quieres asegurarte y necesitas un helado, prueba alguna de las variedades que no incluyen lácteos, como aquellos fabricados a base de soja. Te aportarán menos calorías y una textura cremosa y apetitosa.

Los helados te aportarán fibra que te ayudará a realizar la digestión. Algunos helados que no incluyen lácteos están fabricados con raíz de achicoria, una fuente natural de inulina, una fibra prebiótica que incrementa las bacterias saludables en tu intestino y ayuda a tu organismo a la absorción de hierro y calcio.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Refrescos light

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

En un estudio realizado en 2008, un equipo de investigadores asociaron el consumo de refrescos light con la aparición de síndrome metabólico, una colección de síntomas incluyendo la aparición de barriga que puede poner tu corazón en peligro. Aunque los investigadores no pudieron determinar si esto era provocado por los refrescos light en sí o por sus hábitos alimenticios, es una conclusión a tener en cuenta.

Como alternativa tienes el agua de sabores de la que comentaremos algo a lo largo de este artículo. Sin calorías y con edulcorantes naturales te refrescan y te aportan esa pizca de sabor. Mucho cuidado con los edulcorantes artificiales.

Si aún así sigues sediento, prueba con un zumo natural aligerando sus calorías con agua. Conseguirás la hidratación que tu cuerpo necesita para la mayoría de sus procesos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Galletas light

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Las galletas light son una contradicción en sí misma. ¿Un alimento rico en calorías que sea light? Por supuesto, cualquier alimento puede serlo. El problema con estas galletas u otro tipo de aperitivos es que incluyen incluso más azúcar que su versión normal, lo que puede llevar a que tengan las mismas o más calorías que otras galletas no consideradas light.

Si eres un comegalletas, prueba las de avena. Son una buena forma de cumplir tu capricho añadiendo cereales integrales a tu dieta. Eso sí, mucho cuidado con sus ingredientes. Edulcorantes artificiales o mantequilla no son amigos mientras que la miel y el aceite de oliva son tus aliados.

Gracias a ellas conseguirás disminuir tu nivel de colesterol, ya que la fibra presente en la avena evitará que tu cuerpo absorba el colesterol malo.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos impostores. Agua con sabores

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Vale que algunas tienen vitaminas, pero a un precio de hasta 200 calorías por botella, que incrementarán tu peso a cambio de nada.

Para elegir las mejores, busca aquellas que no tengan azúcar añadido o edulcorantes artificiales. Algunas marcas incluyen solamente una pizca de saborizante natural para disfrutar sin problemas.

Con su consumo conseguirás hidratar tu cuerpo. El agua es el nutriente más importante para tu organismo, regulando su temperatura y ayudando a filtrar residuos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aunque no están todos los que son, pensamos que esta lista contiene los alimentos impostores más importantes y conocidos presentes en los supermercados. Estad atentos.

Categorías
Consejos

Sustancias indeseadas en tus alimentos

Si sigues nuestra web, seguro que ya sabes los principales alimentos que debes evitar o los ingredientes nocivos para nuestra salud. Sin embargo, lo que puede que no sepas es que aún así, puedes estar alimentándote de sustancias indeseadas y poco saludables. Tanto que deberían estar prohibidas o al menos más vigiladas.

Con revisiones constantes sobre los aditivos que se eliminan de la lista de permitidos, no sería mala idea poner el punto de mira en estos tres peligros para nuestra salud.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Sustancias indeseadas. Acrilamida

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Descubierta hace tan solo once años, comenzamos el listado de sustancias indeseadas con la acrilamida. Es un potente carcinógeno que se crea de forma natural al cocinar a altas temperaturas (por encima de 120 grados centígrados) alimentos ricos en almidón o hidratos de carbono. Hornear galletas y patatas, freír patatas o tostar pan y cereales puede crear acrilamida, que es el resultado en el que se presentan los azúcares y el aminoácido asparragina en algunos alimentos fritos, horneados o a la brasa.

En 2010, la Joint Food and Agriculture Organization y el World Health Organization Expert Committee on Food Additives apuntaron directamente a la acrilamida como un problema para la salud. Incluso la FDA ha aconsejado a los fabricantes como pueden disminuir la acrilamida presente en sus alimentos.

Con todos esos precedentes, son ya varias las organizaciones que han solicitado que se regule de forma oficial la cantidad máxima de acrilamida que puede contener un producto.

El mejor consejo para evitar este integrante de sustancias indeseadas es evitar alimentos ricos en almidón fritos, a la brasa, tostados u horneados. Si queréis disfrutar de unas patatas fritas caseras, lo mejor es que cortéis las patatas y las dejéis en agua unas dos horas antes de freírlas. Así reduciréis la acrilamida a la mitad. Si tenéis prisa, podéis meterlas 30 segundos al microondas antes de cocinarlas con lo que la acrilamida disminuirá en un 60 por ciento.

En cuanto al almacenamiento, guarda las patatas en un lugar con poca luz y sin humedad. Y en lo que respecta a las tostadas, prueba con un tostado más ligero ya que cuanto más se tueste, mayor cantidad de acrilamida.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Sustancias indeseadas. Antibióticos

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Estamos en una época de crisis. No solo económica, sino también en lo referente a los antibióticos. No lo digo yo, sino la revista médica The Lancet (una de las más prestigiosas publicaciones médicas a nivel mundial), que avisa de la prescripción médica indiscriminada de antibióticos y la automedicación que hacen que las bacterias campen a sus anchas sin que las medicinas les afecten lo más mínimo.

La mayor parte de los antibióticos utilizados en nuestra sociedad van destinados a la alimentación de los animales que se crían en granjas. De esta forma los animales engordan más rápido y pueden estar antes en el mercado. De esta forma estamos ayudando a crear supergérmenes que nos acompaña a casa junto a la carne que compramos en el supermercado.

La alternativa a la segunda de las sustancias indeseadas son los alimentos orgánicos, aunque no todos los que indican este adjetivo en sus envases lo son realmente. Si puedes certificar que un ganadero de confianza no utilice estos antibióticos por supuesto que también es una buena opción.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Sustancias indeseadas. Arsénico

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Son varios los aditivos que han sido retirados del mercado por contener arsénico. Y en la carne de nuestros platos también podemos encontrarlo. La razón de su utilización en la alimentación animal es muy simple. Al igual que los antibióticos, este metal tóxico está relacionado con el crecimiento rápido.

Pero el arsénico no es sólo un problema en la alimentación animal. Un ejemplo lo tenemos en el arroz. El arsénico se queda en la planta del arroz, pero aparece en edulcorantes de arroz integral y algunos cereales para bebés. Lo que todos deseamos es que se reduzca al máximo su inclusión en nuestros alimentos para no superar el límite recomendado que va disminuyendo cada año.

Este neurotóxico que daña el cerebro es lógico que esté en este top 3 de sustancias indeseadas y ha sido encontrado en zumo de manzana, pescados y alimentos infantiles. Esto último es más grave aún ya que los niños no han terminado de desarrollar completamente su cerebro.

En el Center for Food Safety nos informan de que los consumidores pueden verse expuestos al arsénico del arroz, agua y pollo, por lo que una estricta regulación es vital para proteger la salud pública.

Para evitarlo puedes intentar limitar los edulcorantes basados en arroz, sustituir los cereales de las comidas infantiles por patatas, plátanos o aguacates y disminuir los zumos de fruta comerciales hasta un máximo de un vaso al día.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

En definitiva, tres sustancias indeseadas a controlar. Si elaboras tus alimentos en casa son muy sencillas de vigilar, pero no tanto en alimentos que no estén preparados por nosotros. Quizás no les estemos dando la importancia que realmente tienen. El tiempo dará o quitará razones.

Categorías
Consejos

Ingredientes peligrosos. Descarta comida que los incluya

No son pocas las personas que se detienen a leer la información nutricional de los alimentos para conocer qué es lo que van a comer y si merece la pena comprarlo o no. Con varios estudios al respecto que revelan que la mayoría de personas lo hacen, es importante fijarse en los ingredientes peligrosos que descartan la compra de un producto.

Desconozco las razones que tienen las personas que no observan los ingredientes o la información nutricional de un producto para no hacerlo. Es tan importante que determinará como afecta la alimentación en tu salud o la próxima talla de pantalón que vas a comprar.

Centrándonos en los beneficios o, en este caso, perjuicios para tu organismo, vamos a enumerar en un breve listado aquellos ingredientes peligrosos que debéis sacar o no añadir a vuestra lista de la compra.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Ingredientes peligrosos. BHA (E-320)

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Un conservante que contiene aceite y se utiliza en variedad de alimentos. El BHA o butilhidroxianisol está relacionado con causar cáncer en ratas, ratones y hamsters. La razón de que aún no esté prohibido es que el cáncer se desarrollaba en un órgano que no poseemos los humanos. De todas formas, un estudio publicado en Japanese Journal of Cancer Research concluye que el BHA podría ser con bastante probabilidad un causante de producir cáncer. En lo que a mi respecta, eso ya es razón suficiente para no tomarlo.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Ingredientes peligrosos. Parabenos

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Se trata de unos conservantes sintéticos utilizados para evitar la aparición de moho en nuestros alimentos. El problema viene porque los parabenos pueden modificar el comportamiento hormonal normal de nuestro cuerpo. Un estudio de Food Chemical Toxicology concluyó que a ingesta diaria de este ingrediente reduce la producción de esperma y testosterona en ratas. Ademas los parabenos han sido encontrados en tejidos de cáncer de pecho.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Ingredientes peligrosos. Grasas parcialmente hidrogenadas

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Las grasas parcialmente hidrogenadas o grasas trans están presentes en multitud de alimentos. Atentos a las etiquetas de vuestros productos, ya que si encontráis el texto de grasas o aceites parcialmente hidrogenadas estáis introduciendo en vuestro cuerpo grasas que lo único que harán será obstruir vuestras arterias con la posibilidad de provocar la cantidad de problemas de salud derivados de esta causa.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Ingredientes peligrosos. Nitrito de sodio (E-250)

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Los nitritos y nitratos se utilizan para inhibir las bacterias que causan botulismo y mantener el tono rosa que presentan muchas de las carnes procesadas como salchichas o embutidos. Antes de ingerirlas son muy útiles, pero una vez ingerida el nitrito puede fusionarse con aminoácidos formando nitrosaminas, que son componentes carcinógenos muy potentes. El ácido ascórbico y el eritórbico gracias a la vitamina C que contienen, disminuyen el riesgo, por lo que muchos fabricantes añaden uno o ambos de estos ácidos a sus productos. La otra opción para reducir sus efectos y la que yo utilizo es no consumirlos.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Ingredientes peligrosos. Colorante de caramelo (E-150)

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
En realidad podría ser un aditivo sin ningún tipo de peligro si se fabricara a la vieja usanza con agua y azúcar en un cazo. Sin embargo, la industria alimenticia sigue una receta algo diferente. Lo peor es que tratan el azúcar con amoniaco, que puede provocar la aparición de carcinógenos. ¿Cómo de peligrosos? Pues un informe del Center for Science in the Public Interest aseguró que los niveles de colorante de caramelo encontrados en algunos refrescos son los causantes de 15.000 casos de cáncer en Estados Unidos anualmente. Una buena razón para dejar los refrescos de cola.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Ingredientes peligrosos. Castóreo

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
El castóreo es uno de esos ingredientes naturales más que cuestionados y el único que no debería estar en esta lista por no ser peligroso, pero seguro que entenderéis su inclusión. Es una sustancia extraída de las glándulas anales de los castores. Vale que no es una sustancia peligrosa, pero ¿le lameríais el culo a un castor?. Esas glándulas producen secrecciones muy potentes que le permiten al castor marcar su territorio. A nuestra industria alimentaria le permite añadir sabores a los alimentos, normalmente vainilla o frambuesa.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Ingredientes peligrosos. Colorantes artificiales

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Cantidad de golosinas o cereales con sabor a fruta no contienen ni un gramo de esta. Eso sí, gracias a los colorantes artificiales nos hacen pensar que son muy naturales. Utilizados para enmascarar el verdadero color de unos alimentos fuertemente procesados, algunos colores están relacionados con graves enfermedades. Un estudio del Journal of Pediatrics relacionó el colorante Amarillo 5 con la hiperactividad en niños. Investigadores canadienses hallaron contaminación con cancerígenos en los colorantes Amarillo 6 y Rojo 40 y el colorante Rojo 3 es conocido por causar tumores. ¿Cuales evitar? Todos.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Ingredientes peligrosos. Proteína vegetal hidrolizada

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La proteína vegetal hidrolizada es utilizada para realzar el sabor de los alimentos. Es una proteína vegetal que ha sido descompuesta mediante procesos químicos en aminoácidos. Uno de estos ácidos, el ácido glutámico puede liberar glutamato. Cuando el glutamato encuentra sodio en tu organismo forman glutamato monosódico, un aditivo conocido por causar reacciones adversas como dolores de cabeza y nauseas entre otros.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

En definitiva, si dudáis si comprar o no un producto en vuestro supermercado favorito, aquí tenéis un motivo que, en mi caso, decanta la balanza fácil y rápidamente. Hasta que estos ingredientes desaparezcan de nuestros alimentos habrá que seguir leyendo.

Categorías
Consejos

Alimentos prohibidos. Huye de esta lista de cinco

Estamos convencidos de que es prácticamente imposible seguir una dieta tan estricta que no te permita darte un capricho de vez en cuando. Es incluso saludable saltarse la dieta de vez en cuando para aportar más variedad y diversión a tus nutrientes diarios .

Sin embargo, existen una serie de alimentos prohibidos que no deberías tocar nunca y tendrías que estar cien por cien seguro de que no entran en tu cocina o en la de tus seres más queridos.

Y es que alimentos tan presumiblemente sanos como el aceite podría perjudicar gravemente a tu salud. Para que no caigáis en sus garras, vamos a indicar qué debemos evitar y cual es la alternativa por la cuál podemos sustituir ese alimento.

Alimentos prohibidos. La lista

Los alimentos prohibidos que deberíamos sortear como si se tratara de un campo minado son los cinco siguientes:

Alimentos prohibidos. Fiambre procesado o de sandwich

La razón es tan simple como que están cargados de nitritos y sulfitos. Dos sustancia nada inofensivas ya que han sido relacionadas con el cáncer en más de una ocasión. De hecho, el American Institute for Cancer Research determinó que no hay forma de determinar una cantidad considerada segura para el consumo cuando hablamos de este tipo de alimentos.

Ten cuidado con la carne loncheada industrial, salchichas o embutido, por muy natural que indique en el envase. Si puedes encontrar alguno que no incluya nitritos o sulfitos, perfecto. Aún así, siempre es más seguro y natural optar por lonchas que no tengan ningún tipo de procesamiento o preparar tus bocadillos o sandwiches sin carne alguna.

 

Alimentos prohibidos. Salmón de piscifactoría

Podríamos ampliarlo a muchos más pescados, pero el salmón es un gran exponente del pescado criado en una especie de establo marino superpoblado y sucio donde los trabajadores se ven obligados a utilizar pesticidas, antibióticos y desinfectantes para que sus queridos salmones no contraigan ninguna enfermedad. ¿De verdad te apetece probarlos?

Si no quieres renunciar a tu ración de Omega-3 lejos de alimentos prohibidos, vete a por salmón salvaje o peces más pequeños como puedan ser las sardinas.

 

Alimentos prohibidos. Grasas “malas”

Malas para tu organismo y tu salud, se entiende. Entre ellas tenemos las grasas trans que encontramos en el aceite vegetal hidrogenado, parcialmente hidrogenado o margarinas que a lo único que ayudan es a incrementar tu barriga y el riesgo de sufrir depresiones. También deberías evitar todo aquel alimento que contenga aceite vegetal de soja, cacahuete, algodón o palma.

Si necesitas aceite, elige el aceite de oliva. Te ayudará a reducir posibles dolores o inflamaciones y a quemar las grasas peligrosas que se acumulan en tu cintura.

 

Alimentos prohibidos. HFCS

HFCS son las iniciales de High-Fructose Corn Syrup. En nuestras estanterías podemos encontrarlo como jarabe o sirope de maíz alto en fructosa. Es un aditivo que se encuentra en multitud de alimentos como pan o salsas de tomate. Tómate unos segundos para leer la lista de ingredientes de los productos que compras, ya que este HCFS ha sido ligado a la secreción de insulina, la grasa de tu tripita y la estimulación del apetito.

Lo curioso es que cuando tomas este HCFS no eres consciente de que has comido suficiente, ya que tu cuerpo no recibe la señal de saciedad. Como alternativa a este componente de los alimentos prohibidos, además de evitar este ingrediente, asegúrate que entre los tres primeros ingredientes de tus alimentos nunca esté el azúcar o sus derivados.

 

Alimentos prohibidos. Edulcorantes artificiales

Pero si los edulcorantes artificiales no tienen ninguna caloría asociada. Cierto, pero varios estudios han demostrado que pueden incrementar la insulina. De esta forma, aunque no suban tu nivel de azúcar en sangre, estimulan la hormona del apetito, diciéndole a tu cuerpo que almacene la energía en forma de grasa. Y eso no es lo que queremos cuando tomamos algo light.

De entre todos los edulcorantes que puedes encontrar en comidas y bebidas, solamente hay dos que no estarían dentro de los alimentos prohibidos y no causarían problema alguno para tu salud: el edulcorante de coco y la stevia.

 

Como veis, tampoco es una lista de alimentos prohibidos tan larga. Importante, pero lo suficientemente concreta para que estéis atentos a estos cinco ingredientes que nunca debéis permitir que se acerquen a vuestra cocina o despensa. Stop.

Categorías
Consejos

Alimentos anti estrés. Aliados para combatir la ansiedad diaria

Hay días que no estás para casi nada. Y en este casi nada también se incluye el control absoluto de tu dieta y la necesidad de convertirte en el rey de la alimentación. Para esos días ajetreados y agobiantes nada mejor que unos cuantos alimentos anti estrés. Porque no hay que convertir un día malo en uno peor. Si quieres mejorarlo y eliminar todo el estrés acumulado, haz tu elección entre esta lista de alimentos recomendados.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Té con leche desnatada y pan con queso crema

Los carbohidratos que contiene el pan con el queso crema o de untar te aportan toda la energía que vas a necesitar durante el día y se complementan con la proteína que te aporta la leche que acompaña a un té que te hará permanecer alerta. Llévatelos donde quieras y comienza tu jornada bien preparado.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Leche

De tu café con leche habitual puedes evitar el café y el azúcar y quedarte sólo con la leche. El estrés puede disminuir tus niveles de serotonina, uno de de los componentes químicos del organismo que ayuda a sentirnos tranquilos. Pues la leche contiene proteína, la cual ha sido catalogada como responsable de incrementar los niveles de triptófano, uno de los responsables de generar serotonina, formando parte del 43% de ésta. La leche es la leche.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Ensalada con pollo a la brasa o pescado

Las hojas verdes que componen tu ensalada (rúcula, acelga, espinaca) son ricas en vitamina B, que es parte de la generación de hormonas que te hacen sentir bien como pueden ser la serotonina, dopamina y norepinefrina. De hecho, según un estudio publicado en Journal of Neurosciencie Nursing, un déficit de vitamina B6 puede causar nervios, irritabilidad o incluso depresión.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: M&M’s

Y si puedes elegir, si tomas los que llevan cacahuetes, mejor. El chocolate te ayudará a liberar endorfinas que harán que te relajes, mientras que los cacahuetes rellenarán tus depósitos de proteína para mantenerte centrado para lo que queda de jornada.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Salmón a la plancha

En realidad cualquier pescado rico en ácidos grasos omega-3 como el salmón, caballa o trucha, pueden disminuir la sensación de sentimientos de hostilidad en casi un 20%. Todo esto de acuerdo a un reciente estudio de la empresa especialidad en salud Kaiser Permanente.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Fruta

Cualquier pieza de fruta te puede servir. El azúcar que contiene aporta la energía necesaria que tu cuerpo cargado de adrenalina necesita. Si tuviera que elegir una y ya que estamos en época, me decantaría por las naranjas. Según la Universidad de Maryland, son muchas las personas que necesitan tener manos y boca ocupadas cuando sienten los efectos del estrés. Quizás ahora te expliques porqué terminas con esa bolsa de patatas cuando no estás tranquilo. Pelar y disfrutar de una naranja se ocupará de distraer tanto manos como boca.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Avena con plátano

Has comenzado el día con el té y el pan con queso y has ido disminuyendo los niveles de estrés con el resto de alimentos de esta lista. Ahora llega la hora de dormir y relajar tu cuerpo tras un día tan ajetreado es difícil. El estrés acumulado interfiere con la producción de la hormona melatonina, encargada de ayudarte a conciliar el sueño. Para echarle un cable, dale a tu cuerpo un tazón de avena acompañada de leche y con unas rodajas de plátano como guinda. Ten en cuenta que la melatonina se encuentra en muy pocos alimentos y estos dos son parte de ese exclusivo listado. Felices sueños.

Este es tan sólo un pequeño listado de alimentos para ayudar a combatir el estrés diario. Si tenéis alguno que utilicéis para relajaros y os funcione fantásticamente bien, estaremos encantados de recibirlos en comentarios.

Categorías
¿Sabías que...?

Comida curativa. Alimentos que curan

Hace unos cuantos añitos ya que un médico griego de nombre Hipócrates repetía una y otra vez a todo aquel que quería escuchar sus consejos la siguiente cita: “Deja que tu medicina sea tu alimento y el alimento tu medicina“. Con esto quería decir a sus compatriotas griegos que existen alimentos que curan y que una dieta saludable puede ayudar a prevenir o aliviar multitud de enfermedades y dolencias.

Es cierto que son muchos los que prefieren tomar una pastilla, sobre o jarabe cuando nos encontramos mal tras haber efectuado la correspondiente visita al médico. Sin embargo, en algunas ocasiones, no necesitamos recorrer una distancia mayor de la que nos separa de nuestra nevera. Esta es la razón de hacer un breve repaso de comida curativa.

Nuestra selección de comida curativa es…

Aunque existen muchos más, solamente hemos querido reflejar en este listado aquellos alimentos que curan variedad de dolencias muy diversas. Entre ellas podemos encontrar dolores de cabeza, dolor premenstrual o aquellas derivadas de la resaca, entre otras.

De esta manera, tenemos los siguientes alimentos que forman parte de nuestra selección de comida curativa:

Espárragos. La cura para la resaca

Comenzamos nuestra selección de comida curativa con un super alimento. Las hojas y brotes de este tremendo vegetal contienen enzimas que consiguen romper las moléculas de alcohol tras un consumo excesivo. De esta manera, previenen la resaca o, si se toma el día posterior, alivian los síntomas de esta. Además, tanto si comes espárragos como cualquier otro alimento, el tener el estómago lleno ayudara a tu cuerpo a disminuir el alcohol absorbido por el organismo.

Cerdo con alubias. Se acabaron tus dolores premenstruales

Tanto esta carne como las legumbres (que tenían que aparecer como comida curativa sí o sí) que la acompañan son ricas en tiamina y riboflabinas, dos vitaminas B que podrían prevenir el desarrollo de dolores premenstruales según la Universidad de Massachussets-Amherst.

En concreto, el estudio encontró que las mujeres que consumieron 1,9 mg. al día de tiamina y 2,5 mg. de riboflavina tienen entre un 25 y un 35% menos de riesgo de sufrir estos dolores que aquellas que consumían una cantidad menor. Tanto el cerdo como las alubias se convierten en las mejores fuentes de estas vitaminas. Prueba un plato de alubias y un filete de cerdo y dile adiós a las molestias premenstruales.

Limonada. Refresco para las piedras del riñón

Las piedras en el riñón se han convertido en un problema de salud de lo más común, incluso más que los problemas de corazón, derrame cerebral o diabetes según comprobamos en los datos de los Centers for Disease Control and Prevention. El número de personas que lo sufren se ha doblado en los últimos 13 años asi que, si por desgracia tenéis este problema, lo mejor es que empecéis a tomar limonada.

El zumo de limón tiene los niveles de citrato más alto de cualquier zumo elaborado con un cítrico, y ese citrato es el que ayuda a disolver cualquier depósito de calcio que se encuentre en tu organismo y que pueda convertirse en piedras en el riñón. Puedes elaborarla tu mismo o comprar una marca comercial. En ambos casos, los doctores afirman que puedes obtener todo el citrato que tu cuerpo necesita sin tener que agriar tu rostro tomando limones crudos. Pasamos de comida curativa a bebida curativa. ¿A alguien le apetece un vasito?

Café. La bebida antidepresiva

En varios países el porcentaje de personas que toman antidepresivos llega a superar el 10% de la población. Los antidepresivos son medicamentos que pueden provocar varios problemas y efectos secundarios y que no son en absoluto baratos. Pues bien, gracias a la Harvard School of Publich Health sabemos que unas tazas de café pueden tener un efecto muy similar al de estas medicinas.

En su estudio publicado el pasado año, descubrieron que las mujeres que bebían una media de cuatro tazas de café al día tenían un 20% menos de posibilidades de presentar depresión que aquellas que no lo hacían. La razón que daban era que la cafeína podría proteger al cerebro contra las neurotoxinas que causan la depresión. También indicaban que podría deberse simplemente al subidón de energía que te aporta. Sea como sea, dame una taza de café bien caliente. Y si es orgánico, mejor que mejor. Otro más para la sección de bebidas de nuestra comida curativa.

Yogur. Adiós a los resfriados

En invierno más que en ninguna otra época del año debemos cuidar nuestro sistema inmunitario y la comida curativa viene para solucionarlo. Para mantenerlo en forma nada mejor que un yogur que, gracias a las bacterias beneficiosas para nuestro organismo que contiene, disminuirá ni más ni menos que en un 42% las probabilidades de presentar infecciones respiratorias como los catarros.

Los causantes de esta mejoría son los alimentos probióticos que se encuentran en productos fermentados cuyos principales exponentes son el yogur y el kéfir. Así que aumenta el consumo de estos y disminuye todo lo posible el de azúcar y antibióticos que, junto al estrés diario, pueden acabar con las bacterias que te defienden de catarros y resfriados.

Vino tinto. Controla tu peso

Hace mucho tiempo que el vino se considera la bebida de los dioses. Si su sabor o el disfrute en tu paladar no te parecen suficientes, aquí tienes otra buena razón para saborear un buen vino.

Investigadores de la Purdue University han encontrado que un componente del vino tinto llamado piceatannol previene o retrasa el crecimiento de células de grasas que no han madurado en células maduras. Si lo tuyo no es el vino o no tomas alcohol, este mismo componente lo puedes encontrar en la uva tinta y los deliciosos arándanos.

Granada. Evita las quemaduras

Las granadas son uno de mis alimentos favoritos, tanto por su sabor, multitud de combinaciones y propiedades para el organismo. A las ya clásicas y conocidas bondades antioxidantes de la granada, debemos añadir su capacidad para proteger las células de tu piel de los rayos UVA y UVB.

Esto lo consigue gracias a la cantidad de ácido elágico, un ácido relacionado con propiedades anticancerígenas y que también protege nuestra piel. El departamento de nutrición y ciencia de los alimentos de la A&M University de Texas se centró en demostrar los beneficios de la granada para nuestra salud que concluyó en lo anteriormente mencionado. Además el beneficio es superior si tomamos la fruta cruda y no en zumos o suplementos vitamínicos.

Hígado. No más dolores de cabeza

¿Con los cambios de presión o de temperatura de estas fecha estás continuamente con dolores de cabeza o migrañas? Puede ser que necesites un plato de hígado con el que terminamos este repaso a la comida curativa. El hígado de ternera es una de las mejores fuentes de vitamina B riboflavina, que se ha demostrado que reduce la frecuencia en que se presentan los dolores de cabeza.

Dado que la dosis diaria de riboflavina recomendada para que sus beneficios se reflejen en tu organismo es de 400 mg. y una ración de hígado tiene tan sólo unos 3 mg., es recomendable completar el resto con otros alimentos ricos en esta vitamina como pueden ser vegetales y lácteos. Si tus migrañas son muy frecuentes, puedes probar con un suplemento de esta vitamina.

Aunque podríamos seguir con mucha comida curativa más, terminamos aquí nuestro repaso. No queríamos finalizar este artículo sin indicar un importante detalle más. Y es que, consumáis los alimentos que consumáis, es más que recomendable el elegir siempre que sea posible productos orgánicos. Recordad que si queréis cultivar vuestras propias verduras pero no tenéis tiempo o terreno para hacerlo, podéis recurrir a la calidad de atención y servicio que os ofrecen nuestros amigos de Huertea.com, que os llevan el huerto a vuestra casa. ¡Ya no tenéis excusa!

Categorías
Consejos

Alimentos para tu corazón. Los cinco mejores

Con un promedio de 70 años de vida y siendo un caso normal, un corazón late 2.500 millones de veces. Demasiado trabajo para un órgano del tamaño de un puño. Añádele un índice de obesidad cada vez mayor y las grasas transgénicas añadidas sigilosamente en nuestra alimentación y tendrás como resultado un motor que sufre cada día más y que hay que cuidar al detalle. Para ayudar, vamos a comentar los mejores alimentos para tu corazón.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos para tu corazón. El Top 5

Seguro que has oído en multitud de ocasiones que el ejercicio ayuda a tener un corazón sano. Es cierto, pero tan beneficioso es el ejercicio como la buena alimentación.  Dentro de estos buenos alimentos para tu corazón, hay cinco muy concretos que serán nuestros mejores aliados a la hora de poner nuestro corazón. Se trata de los siguientes:

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

  • Arándanos: comenzamos el listado de alimentos para tu corazón con un alimento más famoso en el mercado estadounidense con sus deliciosas tartas y postres que en nuestro país. Se ha demostrado que tomar un puñado a diario puede derivar en un aumento del colesterol bueno (HDL) hasta en un 10%. Traducido a problemas cardiacos resulta en una disminución de riesgo de nada más y nada menos que un 40%. Los polifenoles podrían ser los responsables de este gran beneficio para nuestro corazón con tan solo la ingesta de unos pocos arándanos al día.
  • Cereales integrales: en un estudio de la Universidad de Tulane, un grupo de investigadores descubrió que las personas que tomaban cereales integrales, nueces y alubias al menos cuatro veces por semana, tenían un riesgo de padecer dolencias cardiacas que aquellos que los tomaban solamente una vez por semana o menos. Eso sí, también tenían más peligro de incendio por gases. Un componente clave en los alimentos para tu corazón.
  • Pomelo: quizás el menos consumido de los cítricos (grandes alimentos para tu corazón) es el que más disminuye tu colesterol malo (LDL) consiguiendo rebajarlo entre un 8 y un 11%, decreciendo también tus posibilidades de sufrir enfermedades cardiacas. Además es perfecto para combatir los catarros de esta época o aliviar sus efectos, ya que aporta más del 150% de la cantidad de vitamina C diaria recomendada.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

  • Agua: algo tan sencillo y tan beneficioso como esto. Se ha demostrado que beber 5 vasos de agua o más al día (de unos 250 ml) disminuye el riesgo cardiaco en un 60%, igualando los beneficios que tendría para tu corazón el dejar de fumar, disminuir tu colesterol malo, hacer ejercicio o perder peso. ¡Casi nada! ¿Qué no debería formar parte del listado de alimentos para tu corazón? Pregúntaselo a él.
  • Pescado: para todos los amantes y seguidores de la carne y aquellos que siempre la prefieren al pescado en los menús, es buen momento para probar un cambio. Los ácidos grasos Omega-3 del atún y otros pescados son grandes alimentos para tu corazón y ayudan a fortalecer el músculo de nuestro corazón, disminuir nuestra presión arterial y las posibilidades de sufrir algún tipo de inflamación en nuestro cuerpo. Combínalo con frutas ricas en vitamina C como naranjas o piña y tendrás un 40% menos de posibilidades de morir por problemas cardiacos.

Alimentos naturales, sencillos y con cuya inclusión en tu dieta conseguirás un corazón más fuerte y sano. ¡A cuidarse!

Categorías
Consejos

Alimentos para perder peso sanos y beneficiosos

Llegan las vacaciones de verano, el momento del año en el que más nos preocupamos por nuestro peso. Para regularlo o mantenerlo, nada mejor que conocer los mejores alimentos para perder peso que nos ayudarán a conseguir estar en nuestro peso ideal.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos para perder peso. Nuestras recomendaciones

Perder peso no es sinónimo de dejar de comer. Ni mucho menos. Tan solo tenéis que acudir a vuestro médico, dietista o nutricionista de confianza y os confirmará que la perdida de peso es un proceso que pasa más por el aprender a comer que por el reducir la cantidad de alimentos.

Pues bien, entre todas las posibilidades, recomendamos estos alimentos:

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Papaya

Comenzamos el listado de alimentos para perder peso con esta fruta tropical que cuenta con las vitaminas A, C y E y es genial para tu piel, ojos, corazón y sistema inmunitario. Se puede tomar fresca o seca y además de ser buena, está muy dulce.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Romero

La fragancia del aceite de esta planta estimula la circulación y es muy eficaz evitando irritaciones. Además de ser uno de los alimentos para conseguir perder peso, si tienes problemas de memoria, puede ser un gran aliado.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Legumbres y semillas

Tanto las integrales como las provenientes de la tierra (más fáciles de digerir) nos ayudan a mantener un buen humor y a prevenir el comer de más gracias a los estrógenos de estas plantas.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Naranja

Simple y común, este cítrico integrante de la lista de alimentos para perder peso es una bomba de vitamina C, un antioxidante que ayuda a que nos recuperemos rápidamente del estrés diario.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Apio

Ya con sólo masticar un tallo eliminamos parte de nuestro estrés, pero el apio también disminuye la concentración de hormonas causantes de estrés en sangre, relajando los vasos comprimidos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Chocolate negro

Sí, sí. Gracias a sus polifenoles nos permitirá mejorar nuestro humor y disminuir la presión sanguínea. Con una pequeña porción diaria será suficiente.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Y es que, aunque parezca una contradicción, es necesario comer para adelgazar de forma segura y saludable. Para ayudaros a conseguir uno de los objetivos más repetidos en cada inicio de año, esta es la lista que os proponemos. ¿Y vosotros? ¿Tenéis algún alimento mágico para rebajar esos kilitos de más?

Categorías
¿Sabías que...?

Es más probable morir asesinado que por alergias alimentarias

Las alergias alimentarias se están convirtiendo en algo cada vez más común. Así lo demuestra un estudio del Centro de Control de Enfermedades y Prevención (CDC) en el que se indica un incremento del 18% entre 1997 y 2007.

Las alimentos más comunes en causar anafilasis son la leche, el huevo, el marisco, los cacahuetes y otros frutos secos.

Aún así, lo que han demostrado en un estudio británico es que los afectados o familiares de este tipo de alergias no deberían estar tan preocupados como le están actualmente por una posible muerte provocada por esta causa.

Para ello, los investigadores han analizado datos recopilados de 13 estudios de manera global que se realizaron entre 1946 y 2012.

En él encontraron un total de 240 casos de episodios fatales por anafilaxis de ni más ni menos que 165 millones de sujetos afectados. Así han concluido que la probabilidad de morir por una alergia alimentaria es de 1.81 por millón en un año.

Asimismo quisieron comparar este dato con la probabilidad de ser asesinado en Europa, que resultó en 324 por millón en el mismo periodo de tiempo, muy superior a la anterior.

Por lo tanto, si te preocupa el morir por una alergia alimentaria, deberías preocuparte mucho más por ser asesinado. O mejor, no preocuparse demasiado de ambas.