Categorías
Análisis ¿Sabías que...?

Zanahorias. Beneficios y riesgos para nuestra salud

Las zanahorias son vegetales de suelo que fueron cultivados por primera vez en Afghanistan sobre el año 900. El anaranjado es su color más conocido, pero también se pueden encontrar en otros tonos, incluyendo el púrpura, amarillo, rojo y blanco. Anteriormente, las zanahorias eran moradas o amarillas. Las zanahorias naranjas fueron desarrolladas en Europa Central sobre el siglo XV o XVI. Veamos las zanahorias, sus beneficios y riesgos en este artículo.

Este vegetal popular y versátil puede tener un sabor diferente dependiendo de su color, tamaño o de dónde se ha cultivado. El azúcar presente en las zanahorias les da un sabor ligeramente dulce, pero pueden presentar también sabores amargos o terrosos.

(Fuente: The National Gardening Association. More colors for carrots)

Zanahorias. Beneficios y riesgos. Valores nutricionales

Para empezar a comprender los beneficios y riesgos de las zanahorias debemos ver sus valores nutricionales. Una ración de zanahorias de una media taza contiene aproximadamente:

  • 25 calorías
  • 6 gramos de hidratos de carbono
  • 2 gramos de fibra
  • 3 gramos de azúcar
  • 0.5 gramos de proteina

Las zanahorias son una importante fuente de vitaminas y minerales. Una ración te puede proporcionar las siguientes cantidades de cantidad diaria recomendada:

  • 73% de vitamina A
  • 9% de vitamina K
  • 8% de potasio y fibra
  • 5% de vitamina C
  • 2% de hierro y calcio

(Fuente: USDA Health benefits of carrots)

Zanahorias. Beneficios para nuestra salud

Comenzamos a analizar los beneficios y riesgos de las zanahorias para nuestra salud por todo lo bueno que nos aportan.

Las zanahorias son ricas en antioxidantes y ofrecen muchos beneficios para la salud. Los más importantes son:

Son buenas para tu vista

Este es, probablemente, el superpoder más conocido de las zanahorias. Son ricas en beta-carotenos, un componente que nuestro cuerpo convierte en vitamina A, que ayuda a mantener tu vista saludable. Además, el beta-caroteno ayuda a proteger tus ojos del sol y disminuir tus posibilidades de sufrir cataratas y problemas visuales.

Las zanahorias amarillas contienen luteína, que también es buena para tu vista. Varios estudios han encontrado que puede ayudar a prevenir la degeneración macular asociada a la edad, uno de los principales problemas de pérdida de visión.

(Fuente: Academy of Nutrition and Dietetics. 5 Top Foods for Eye Health)

Pueden disminuir los riesgos de sufrir cáncer

Se ha probado que los antioxidantes pueden detener a los radicales libres en tu cuerpo, y reducir la posibilidad de presentar cáncer. Los dos tipos principales de antioxidantes que se encuentran en las zanahorias son los carotenoides y las antiocianinas. Los carotenoides les proporcionan a las zanahorias los colores naranja y amarillo, mientras que las antiocianinas son responsables de la coloración roja y púrpura.

(Fuente: National Library of Medicine)

Ayudan a tu corazón

Primero, todos esos antioxidantes son buenos para tu corazón. Segundo, el potasio que se encuentra en las zanahorias pueden ayudar a mantener tu presión arterial controlada. Y por último, contienen fibra que te ayuda a mantener un peso saludable y disminuir tus posibilidades de sufrir problemas cardiacos.

Las zanahorias rojas también contienen licopeno, que previenen también problemas cardiacos.

Ayudan a tu sistema inmune

La vitamina C de las zanahorias ayudan a tu cuerpo a construir anticuerpos que defiendan tu sistema inmune. La vitamina C también ayuda a la absorción de hierro en tu organismo y su utilización para prevenir infecciones.

Previene el estreñimiento

Si tienes problemas en ir al baño, prueba a masticar unas zanahorias crudas. Con su alto contenido en fibra, pueden ayudar a aliviar el estreñimiento y regular tu tránsito intestinal.

Zanahorias. Riesgos y precauciones

Para completar el análisis de las zanahorias, sus beneficios y sus riesgos, vemos las precauciones que debemos tener.

Si comes demasiados beta-carotenos, las zanahorias pueden hacer que el tono de tu piel se vuelve de un color amarillo o anaranjado. Esta afección se denomina carotenemia. Es relativamente inofensiva y normalmente puede tratarse. Pero en casos extremos, puede evitar que la vitamina A haga su trabajo y afecte a tu vista, huesos, piel, metabolismo o sistema inmune.

Demasiado beta-caroteno puede causa problemas a personas que no pueden convertirlo en vitamina A, como es el caso de las personas que sufran hipotiroidismo.

(Fuente: Universidad de Rochester. Medical Center)

Si puedes incluir alguna zanahoria en tu dieta, tu salud te lo agradecerá. Eso es to, eso es to, eso es todo amigos.

Categorías
¿Sabías que...?

Coca Cola normal vs Coca Cola Zero. Test de azúcar

Por si tienes dudas sobre la principal diferencia entre Coca Cola normal vs Coca Cola Zero, después de ver este video te va a quedar claro que esa diferencia es la cantidad de azúcar.

Con multitud de estudios alertando sobre el problema de ingerir altas cantidades de azúcar o de edulcorantes artificiales, llegando a puntos realmente peligrosos actualmente, ninguna de las dos versiones de Coca Cola parece una decisión acertada, por problemas derivados que ya hemos comentado en la Web.

Coca Cola normal vs Coca Cola Zero. El video

Aún así, nos parece un video lo suficientemente claro, conciso y sencillo para determinar las diferencias entre un refresco con azúcar y otro sin ella. ¿Cual de los dos es más beneficioso para nuestra salud? Eso ya es otra historia.

Os dejamos con el video de Coca Cola normal vs Coca Cola Zero:

Canal YouTube: maricv84

Categorías
Noticias

Zumo de frutas y bebidas azucaradas. ¿Son igual de malos?

Dos investigaciones médicas comparativas sobre zumo de frutas y bebidas azucaradas que aparecen publicadas en The Lancet indican que, debido a su alto contenido en azúcar, el zumo de frutas podría ser tan malo para nuestra salud como las bebidas azucaradas como, por ejemplo, los refrescos.

Naveed Sattar y Jason Gill, ambos del Institute of Cardiovascular and Medical Sciences en la Universidad de Glasgow en Escocia, querían demostrar que el gobierno británico debía eliminar el zumo de frutas de la actual recomendación de cinco raciones de frutas y verduras al día.

Para ello han publicado un estudio en The Lancet Diabetes & Endocrinology que indica que la inclusión de este zumo de frutas en nuestra dieta no es beneficioso y que incluso podría ir en contra de lo que se deseaba conseguir. Todo esto provocado por la consideración del zumo de frutas como un producto saludable y que no necesita ser limitado, como ocurre con otros alimentos menos saludables.

Es más, han llegado incluso a solicitar a los fabricantes de zumo de frutas que incluyan en su etiquetado el aviso de no consumir más de 150 ml diarios de producto.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Zumo de frutas y bebidas azucaradas. Autores del estudio

El zumo de frutas lleva bastante tiempo en el punto de mira de los expertos médicos que cada vez están más centrados en la relación entre el consumo de altas cantidades de azúcar y los problemas de dolencias cardíacas.

Según al Dr. Gill, uno de los responsables de este estudio sobre zumo de frutas y bebidas azucaradas, existe una idea equivocada de que el zumo de frutas es una alternativa baja en azúcar a las bebidas azucaradas.

Sin embargo, y según indica el profesor Sattar, también participante en el estudio que nos ocupa, el zumo de fruta tiene un contenido en azúcar muy similar al de las bebidas azucaradas. Por poner un ejemplo, 250 ml de zumo de manzana contiene 110 kcal y 26 gr de azúcar, mientras que el refresco de cola consta de 105 kcal y 26.5 gr de azúcar.

Además, dice que este estudio es el comienzo para demostrar que un alto consumo de zumo de frutas está relacionado con el incremento de casos de diabetes, justo al contrario que la ingesta de fruta cruda, que lo reduce.

En concreto, un vaso de zumo de frutas contiene más cantidad de azúcar que una pieza de esa fruta. Además la mayor parte de las sustancias beneficiosas de la fruta, como por ejemplo la fibra, no se encuentra en el zumo de frutas o, si lo hace, es en ínfimas cantidades.

Por supuesto que el zumo de frutas contiene más vitaminas y minerales que las bebidas azucaradas, que suele carecer de estos. Aún así, esta cantidad de nutrientes no compensaría los efectos perjudiciales para nuestro organismo de un consumo excesivo del mismo, según el Dr. Gill.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Zumo de frutas y bebidas azucaradas. Idea equivocada

Para demostrar nuestra retorcida visión respecto a zumo de frutas y bebidas azucaradas, se realizó una encuesta a 2.000 personas adultas preguntando la cantidad de azúcar de zumo de frutas y bebidas azucaradas. Los encuestados debían indicar la cantidad de azúcar de una bebida representada en una fotografía.

Los resultados fueron sorprendentes. En concreto un 48% de los sujetos reducían el contenido real de azúcar en el zumo de frutas y un 12% incrementaba la cantidad de azúcar presente en las bebidas azucaradas.

Según el profesor Sattar, hay razones más que de sobra para controlar las bebidas azucaradas y reducir su consumo. Pero del mismo modo es importante ejercer este mismo control con el zumo de frutas que, con una gran mayoría procedente de concentrado que añade aún más azúcar a la mezcla, se convierte en un alimento a vigilar. Y después de este estudio sobre zumo de frutas y bebidas azucaradas todavía con mayor razón.