Categorías
Análisis ¿Sabías que...?

Zanahorias. Beneficios y riesgos para nuestra salud

Las zanahorias son vegetales de suelo que fueron cultivados por primera vez en Afghanistan sobre el año 900. El anaranjado es su color más conocido, pero también se pueden encontrar en otros tonos, incluyendo el púrpura, amarillo, rojo y blanco. Anteriormente, las zanahorias eran moradas o amarillas. Las zanahorias naranjas fueron desarrolladas en Europa Central sobre el siglo XV o XVI. Veamos las zanahorias, sus beneficios y riesgos en este artículo.

Este vegetal popular y versátil puede tener un sabor diferente dependiendo de su color, tamaño o de dónde se ha cultivado. El azúcar presente en las zanahorias les da un sabor ligeramente dulce, pero pueden presentar también sabores amargos o terrosos.

(Fuente: The National Gardening Association. More colors for carrots)

Zanahorias. Beneficios y riesgos. Valores nutricionales

Para empezar a comprender los beneficios y riesgos de las zanahorias debemos ver sus valores nutricionales. Una ración de zanahorias de una media taza contiene aproximadamente:

  • 25 calorías
  • 6 gramos de hidratos de carbono
  • 2 gramos de fibra
  • 3 gramos de azúcar
  • 0.5 gramos de proteina

Las zanahorias son una importante fuente de vitaminas y minerales. Una ración te puede proporcionar las siguientes cantidades de cantidad diaria recomendada:

  • 73% de vitamina A
  • 9% de vitamina K
  • 8% de potasio y fibra
  • 5% de vitamina C
  • 2% de hierro y calcio

(Fuente: USDA Health benefits of carrots)

Zanahorias. Beneficios para nuestra salud

Comenzamos a analizar los beneficios y riesgos de las zanahorias para nuestra salud por todo lo bueno que nos aportan.

Las zanahorias son ricas en antioxidantes y ofrecen muchos beneficios para la salud. Los más importantes son:

Son buenas para tu vista

Este es, probablemente, el superpoder más conocido de las zanahorias. Son ricas en beta-carotenos, un componente que nuestro cuerpo convierte en vitamina A, que ayuda a mantener tu vista saludable. Además, el beta-caroteno ayuda a proteger tus ojos del sol y disminuir tus posibilidades de sufrir cataratas y problemas visuales.

Las zanahorias amarillas contienen luteína, que también es buena para tu vista. Varios estudios han encontrado que puede ayudar a prevenir la degeneración macular asociada a la edad, uno de los principales problemas de pérdida de visión.

(Fuente: Academy of Nutrition and Dietetics. 5 Top Foods for Eye Health)

Pueden disminuir los riesgos de sufrir cáncer

Se ha probado que los antioxidantes pueden detener a los radicales libres en tu cuerpo, y reducir la posibilidad de presentar cáncer. Los dos tipos principales de antioxidantes que se encuentran en las zanahorias son los carotenoides y las antiocianinas. Los carotenoides les proporcionan a las zanahorias los colores naranja y amarillo, mientras que las antiocianinas son responsables de la coloración roja y púrpura.

(Fuente: National Library of Medicine)

Ayudan a tu corazón

Primero, todos esos antioxidantes son buenos para tu corazón. Segundo, el potasio que se encuentra en las zanahorias pueden ayudar a mantener tu presión arterial controlada. Y por último, contienen fibra que te ayuda a mantener un peso saludable y disminuir tus posibilidades de sufrir problemas cardiacos.

Las zanahorias rojas también contienen licopeno, que previenen también problemas cardiacos.

Ayudan a tu sistema inmune

La vitamina C de las zanahorias ayudan a tu cuerpo a construir anticuerpos que defiendan tu sistema inmune. La vitamina C también ayuda a la absorción de hierro en tu organismo y su utilización para prevenir infecciones.

Previene el estreñimiento

Si tienes problemas en ir al baño, prueba a masticar unas zanahorias crudas. Con su alto contenido en fibra, pueden ayudar a aliviar el estreñimiento y regular tu tránsito intestinal.

Zanahorias. Riesgos y precauciones

Para completar el análisis de las zanahorias, sus beneficios y sus riesgos, vemos las precauciones que debemos tener.

Si comes demasiados beta-carotenos, las zanahorias pueden hacer que el tono de tu piel se vuelve de un color amarillo o anaranjado. Esta afección se denomina carotenemia. Es relativamente inofensiva y normalmente puede tratarse. Pero en casos extremos, puede evitar que la vitamina A haga su trabajo y afecte a tu vista, huesos, piel, metabolismo o sistema inmune.

Demasiado beta-caroteno puede causa problemas a personas que no pueden convertirlo en vitamina A, como es el caso de las personas que sufran hipotiroidismo.

(Fuente: Universidad de Rochester. Medical Center)

Si puedes incluir alguna zanahoria en tu dieta, tu salud te lo agradecerá. Eso es to, eso es to, eso es todo amigos.

Categorías
¿Sabías que...?

¿Comer saludable puede realmente prevenir el cáncer?

El cáncer es una enfermedad que da miedo, mas que nada por que ataca sin que lo esperes sin discriminar hasta que las cosas se salgan de control. Empecemos aclarando algo vital, contraer cáncer no es culpa de uno y un reciente estudio lo confirma: a principios de este año un estudio encontró que dos tercios de los casos de cáncer se producen de forma totalmente aleatoria.

Entonces… ¿el cáncer puede prevenirse? 

Si bien sabemos que no hay métodos 100% infalibles para prevenir el cáncer, hay ciertos métodos y estrategias que pueden dar una pelea digna contra el cáncer.  Según los científicos, la alimentación esta altamente relacionada con el riesgo de padecer cáncer. “Una correcta alimentación es muy importante en cuanto a prevenir el cáncer se trata” dice Anna Taylor, una dietista estadounidense.

 Mayor cintura = mayor riesgo de cáncer

Según el medico Luca Mazzarella del Instituto Europeo de Oncología en Italia dice que manteniendo un indice de masa corporal superior a 18 pero debajo de 25, es la mejor forma de mantener lejos al cáncer.

Segun la Prevent Cancer foundation esto se debe a que el sobrepeso aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama del 30% al 60%. Al aumentar de peso, también aumentamos los niveles de inflamación de nuestro cuerpo, los cuales promueven el desarrollo de cáncer de mama.

A pesar de esta valiosa información, no hay que precipitarse haciendo alguna dieta extrema. Mazzarella afirma que las dietas de privación para bajar de peso pueden generar efectos contrarios a los deseados aumentando el riesgo de padecer cáncer debido al carente consumo de vitaminas, minerales y antioxidantes que maneja tu cuerpo.

¿Los antioxidantes son tan buenos?

“Ciertas vitaminas antioxidantes, minerales y fitonutrientes están abriendo un nuevo y emocionante enfoque en recientes investigaciones medicas” dice Taylor, que también nos explica que “las plantas tienen compuestos con miles de beneficios aun pendientes por descubrir”.

Parece que estos fitonutrientes juegan un papel protagónico  en la disminución del riesgo de cáncer debido a que estos protegen a las células de daño o mutaciones perjudiciales reduciendo la inflamación y estimulando el sistema inmunológico de forma muy positiva.

Algunos fitonutrientes:

  • Resveratrol (encontrado comúnmente en el vino tinto)
  • Carotenoides (encontrado comúnmente en vegetales verdes, naranjas, azules y violetas)
  • Ácido elágico (encontrado en arándanos)
  • Flavonoides (encontrado en el vino, té y chocolate negro)

Un estudio en el 2014 encontró que los antioxidantes que se encuentran en el vino tinto, bloquearon el crecimiento del cáncer de pulmón, uno de los tipos de cáncer mas mortales que existe. Mientras tanto, otro estudio encontré que las mujeres con cáncer de mama que tienen dietas muy saludables, tenían una mortalidad menor en comparación con aquellas que tenían una dieta carenciada.

Tu dieta para vencer al cáncer

Varias investigación concluyen en que una dieta en donde: las frutas,verduras y granos enteros son prioridad, mientras que las grasas saturadas, sal y azúcar son reducidas lo máximo posible es una dita que reduce de forma significativa el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

Fátima Denis:
Licenciada en nutrición por la Sociedad Argentina de Nutrición, entrenadora personal y promotora del estilo de vida saludable a través de http://www.tipsnutritivos.com

Categorías
¿Sabías que...?

Melocotón. Beneficios y riesgos para nuestra salud

El melocotón es una fruta procedente de China y con un característico color que puede variar entre el amarillo y el naranja.
Se presenta en dos variedades, dependiendo de si la semilla que los une a la familia de las cerezas o las nectarinas, está unida a la carne de la fruta o puede desprenderse con facilidad.

En este artículo vamos a hablar del melocotón, y de los beneficios y peligros derivados de su consumo para nuestra salud.

Melocotón. Valores nutricionales

Un melocotón de tamaño medio (147 gramos) aporta 50 calorías, 0.5 gramos de grasas, 15 gramos de carbohidratos, 13 gramos de azúcar, 2 gramos de fibra, 1 gramo de proteína y absolutamente ni rastro de colesterol o sodio. Con él obtendrás un 6% de la cantidad diaria recomendada de vitamina A y un 15% de vitamina C.

Además te beneficiarás de aportes en vitamina E, vitamina K, niacina, folato, hierro, colina, potasio, magnesio, fosforo, manganeso, zinc y cobre.

Melocotón. Beneficios para nuestra salud

De acuerdo a un estudio de la Texas A&M, las frutas de la familia del melocotón previenen problemas relacionados con la obesidad como diabetes, síndrome metabólico o problemas cardiovasculares. Todo ello gracias a sus componentes bioactivos con propiedades anti obesidad y anti inflamatorias.

Cáncer

Al ser una importante fuente de la vitamina C, que actúa como antioxidante, el melocotón puede ayudar a combatir la formación de radicales libres que se asocian a casos de cáncer.

Vamos con otro estudio de la Texas A&M que muestra que el melocotón ha sido utilizado con éxito para eliminar las células más agresivas de cáncer de pecho sin dañar células sanas durante el proceso.

Además, gracias a la fibra suministrada por frutas y vegetales, podremos disminuir la probabilidad de sufrir cáncer colorectal.

Piel

De nueva es la vitamina C la causante de mejorar la textura de nuestra piel y ayudar con los daños que pueda sufrir causados bien por elementos naturales como el sol o artificiales como la polución presente en nuestras ciudades.

Con efectos más visibles cuando se toma en forma de fruta cruda, la vitamina C juega un papel fundamental en la formación de colágeno, que sirve de base a nuestra piel.

Diabetes

Varios estudios han demostrado que los pacientes con diabetes tipo 1 pueden reducir los nivéles de azúcar en sangre consumiendo alimentos ricos en fibra.

De igual forma, los que padecen diabetes tipo 2 pueden mejorar los niveles de azúcar en sangre, lípidos e insulina. Recordad que un melocotón de tamaño medio aporta 2 gramos de fibra.

Problemas cardíacos

La fibra, el potasio, la vitamina C y la colina presentes en el melocotón son todos ellos un beneficio para nuestro corazón.

Un incremento de potasio en nuestra dieta junto a una disminución de sodio es una de los cambios más importantes que podemos hacer en nuestra dieta.

Salud ocular

Aumentar el consumo de frutas, siendo recomendables 3 o más al día, es una buena manera de reducir el riesgo de la degeneración ocular causada por la edad.

La verdad es que podríamos seguir con beneficios derivados del melocotón, igual que con el resto de frutas y vegetales, como pueden ser la salud muscular, mejora de nuestro cabello, aumento de energía, pérdida de peso o longevidad, pero nos quedamos con estos como los más destacados.

 

Melocotón. Cómo incorporarlo a nuestra dieta

Es recomendable consumir cada fruta en su temporada, y la temporada del melocotón es el verano. Ahí es cuando presentan un mejor sabor, frescura y valores nutricionales. Asegúrate de elegir aquellos que no estén ni excesivamente duros ni muy blandos.

Rápido y fácil

El melocotón es un alimento que puedes llevar a cualquier parte para consumirlo sin ningún tipo de preparación y rápidamente

Parte de una comida

Puedes utilizar un melocotón para crear una espectacular ensalada de verano acompañado de otras frutas o vegetales

Desayuno

Puedes utilizar melocotón en tus desayunos junto a tus cereales o incluirlos en las tostadas

Refresco

¿Has probado a utilizar melocotón junto a tu limonada, té helado o simplemente agua? Pues no sabes lo que te pierdes

Dulces

Si quieres un postre rápido y saludable, prueba un melocotón cortado en pedazos con un poco de miel y canela. Ya me contarás.

Salsas

El melocotón puede ser una parte importante de multitud de salsas y un componente muy utilizado en salsas para tacos, especialmente de pescado.

Batidos

Por supuesto, el melocotón tenía que estar presente en una de las bebidas del verano por excelencia. Junto a la piña o los plátanos son una delicia.

Melocotón. Riesgos y precauciones

Los problemas derivados del consumo de melocotón vienen por dos vertientes.

La primera es el centrarnos en el consumo de unos alimentos olvidando otros. Lo más saludable es seguir una dieta lo más variada posible.

Y la segunda viene, como con todos los alimentos, por las alergias alimentarias que puede provocar, que, en el caso del melocotón, son más habituales que en otras frutas.

Categorías
¿Sabías que...?

Leche. Beneficios y riesgos para nuestra salud

La leche lleva mucho tiempo asociada a un estilo de vida saludable y se sitúa como una de las bebidas más consumidas tanto en EE.UU. como en Europa.

Son varias las campañas y mensajes publicitarios que intentan concienciar a niños, jóvenes y adultos en el aumento de consumo de leche como una elección más que saludable.

La leche proviene de diferentes especies animales, con la vaca, oveja y cabra como las más popularmente consumidas. También encontramos multitud de alternativas a la leche presentes en la actualidad, como la leche de soja, de almendra, de coco o de cáñamo, entre otras. Incluso cada una de ellas se presenta en diversas variedades con sabores a fresa o chocolate, sin lactosa, con Omega-3, desnatadas u orgánicas.

En este artículo vamos a tratar solamente la leche de vaca y sus beneficios y peligros que puede provocar el consumo de este tipo de leche en nuestra salud.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Leche. Valores nutricionales

Antes de comenzar, aclarar que este aspecto depende mucho del contenido de grasa que presente nuestra leche. Por ejemplo, la leche entera contiene 146 calorías, 8 gramos de grasa, 13 gramos de carbohidratos y 8 gramos de proteína por vaso.

Si nos pasamos a su versión desnatada, la información nutricional se convierte en la siguiente: 86 calorías, 0 gramos de grasa, 12 gramos de carbohidratos y 8 gramos de proteína.

Algunos de los nutrientes más importantes de la leche son los siguientes.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Calcio

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Los productos lácteos como la leche son la mejor fuente de calcio. El calcio tiene variadas funciones en nuestro organismo, pero su tarea principal es el desarrollo y mantenimiento de la salud de nuestros huesos y dientes. El calcio es también importante para acelerar la curación de nuestras heridas, mantener una tensión arterial correcta así como las contracciones musculares (corazón incluido). Es importante tomar nuestros alimentos ricos en calcio junto a fuentes de vitamina D, ya que esta vitamina ayuda a que el intestino delgado absorba el calcio. En el caso de la leche desnatada, estamos ingiriendo 306 mg de calcio por vaso.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Colina

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La leche también es una de las mejores fuentes de colina, un nutriente muy importante para regular nuestro sueño y ayudarnos en movimiento muscular, aprendizaje y memoria. La colina es un gran apoyo para la estructura de las membranas celulares, ayuda a la transmisión de impulsos nerviosos y nos facilita la absorción de las grasas. Además, es un buen complemento para problemas inflamatorios.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Potasio

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Las dietas ricas en potasio están relacionadas con una reducción de los riesgos de derrame cerebral, problemas cardiacos o de tensión arterial, protege contra la pérdida de masa muscular y la densidad  ósea y reduce la formación de piedras en el riñón.

Si cumplimos con la cantidad diaria recomendada (4700 mg al día en adultos), estaremos disminuyendo en un 20% el riesgo de muerte por cualquier causa.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Vitamina D

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

La vitamina D es importante para la salud de nuestros huesos, ayudando en su formación, crecimiento y regeneración. La vitamina D juega un papel fundamental en la absorción de calcio y el correcto desarrollo de la función inmune.

La deficiencia de vitamina D se ha asociado con problemas de osteoporosis, depresión, fatiga crónica, dolores musculares, hipertensión y cáncer de colon y pecho.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Otros nutrientes

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La leche nos aporta en menor medida magnesio, fosforo, vitamina A, riboflavina, vitamina B6 y vitamina B12.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Leche. Beneficios para nuestra salud

Son muchos los que relacionan la salud de nuestros huesos con el calcio presente en la leche. Pero este líquido tiene muchos más beneficios para nuestro organismo. ¿Quieres conocerlos?

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Salud osea

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Creo que todo el mundo ha oido hablar de que la leche es buena para los huesos. Esto es debido a su duo de calcio y vitamina D. Sin embargo, es igual de importante llevar una dieta saludable y equilibrada, ya que el calcio y la vitamina D no previenen la osteoporosis de forma independiente.

Practicar ejercicio físico de manera regular y entrenar nuestra fuerza, acompañándolo de llevar una dieta baja en sal y alta en potasio contribuirá a nuestra salud osea y reducir el riesgo de osteoporosis. Si no sois fumadores, un punto más a vuestro favor.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Tensión arterial y salud cardiaca

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aumentar el potasio presente en nuestra dieta puede jugar un importante papel en la disminución de nuestra tensión arterial.

Un aumento de potasio y reducción de sodio son los dos cambios fundamentales que podemos llevar a cabo para reducir el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares. Todo esto según Mark Houston, profesor de medicina en la Vanderbilt Medical School director del Hypertension Institute del St. Thomas Hospital de Tennessee.

En un estudio, aquellos que consumieron 4069 mg de potasio al día presentaban un riesgo 49% menor de morir por cardiopatía isquémica que aquellos que solamente consumían 1000 mg al día.

Desafortunadamente, son pocos los que alcanzan estos niveles de potasio en su dieta.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Cáncer

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

El riesgo de morir por cáncer colo-rectal es más alto en aquellas regiones que tienen menos luz solar al día. Algunos estudios relacionan este hecho con el papel que la vitamina D juega en el crecimiento celular y la protección contra el cáncer.

Según el National Cancer Institute estadounidense, los estudios relacionan la ingesta de altas cantidades de calcio con la reducción de casos de cáncer colo-rectal, pero no están lo suficientemente contrastados.

Algunos estudios han indicado que el incremento de consumo de calcio y lactosa provenientes de productos lácteos pueden ayudar a prevenir el cáncer de ovario.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Depresión

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Niveles adecuados de vitamina D ayudan a la producción de serotonina, una hormona relacionada con el ánimo, apetito y sueño. La falta de vitamina D ha estado asociada a casos de depresión y fatiga crónica.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Desarrollo muscular y pérdida de peso

La leche es una importante fuente natural de proteína de calidad. Mantener una adecuada cantidad de tejido muscular es importante para ayudar a nuestro metabolismo y contribuir a la perdida o mantenimiento de nuestro peso.

Una dieta con suficiente cantidad de proteína es necesaria para conservar o incrementar la masa muscular. De acuerdo a Today’s Dietitian, un nuevo análisis en más de 20 pruebas clínicas sugiere que un incremento en el consumo de leche puede hacernos desarrollar más cantidad de masa muscular y resistencia al ejercicio en adultos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Leche. Riesgos y precauciones

Como todos los alimentos, la leche también tiene sus problemas y complicaciones en nuestra salud. Las más conocidas e importantes son las que se detallan a continuación.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Intolerancia a la lactosa

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La intolerancia a la lactosa aparece cuando una persona carece de la enzima que le permite descomponer el azúcar presente en la leche. Las personas con intolerancia a la lactosa pueden presentar vómitos, flatulencia o diarrea al consumir leche o derivados. Tomar leche sin lactosa, que contiene enzimas que ayudan a su digestión, puede aliviar o eliminar por completo estos síntomas.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alergia o hipersensibilidad

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La alergia a la leche o hipersensibilidad es diferente de la intolerancia a la lactosa y se refiere a una reacción anormal del sistema inmunológico en el que el cuerpo produce un anticuerpo alérgico llamado inmonuglobulina E que termina resultando en síntomas alérgicos tales como problemas respiratorios, diarrea o vómitos  La alergia a la leche también se puede manifestar como asma, eczema, rinitis o problemas gastrointestinales, así como sangrado, neumonía o incluso shock anafiláctico.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Exceso de potasio o fósforo

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Consumir demasiado potasio o fósforo, ambos presentes en altas cantidades en la leche, puede ser perjudicial para aquellos que poseen unos riñones que no sean totalmente funcionales. Si tus riñones son incapaces de eliminar el exceso de potasio o fósforo de la sangre, podría ser fatal.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Exceso de calcio

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Consumir calcio en exceso también es peligroso. Es muy complicado el superar los niveles máximos recomendados  sólo a base de comida, pero acompañarlo con suplementos de calcio puede resultar en efectos secundarios como estreñimiento, piedras en el riñón o fallo renal. Por si os lo preguntáis, la cantida máxima recomendada es de 2.5 gramos de calcio al día para personas con más de 1 año de edad.

Además, altas dosis de calcio están relacionadas con el riesgo de desarrollar cáncer de próstata según demuestran algunos estudios. Sin embargo, otros no encuentran ningún tipo de relación entre cáncer de próstata y consumo de calcio, por lo que no está en absoluto claro.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

En definitiva, un gran alimento para aquellos que no sufran de ningún problema de alergia o intolerancia, siempre que lo tomemos, como todos, con moderación.

Categorías
¿Sabías que...?

Aguacate. Un superalimento en nuestra cocina

Son muchos los que relacionan el aguacate con un alimento rico en grasas. Es cierto. Pero que esas grasas son beneficiosas para tu salud es igualmente verdadero. Además, esta deliciosa fruta está repleta de nutrientes para estar más sano.

El aguacate es perfecto para preparar pastas, salsas o cremas. ¿Todavía no conocéis el guacamole? Igualmente se puede utilizar acompañando ensaladas o como parte de alguno sandwiches.

Debido a su relación con los alimentos con alto contenido en grasa, la publicación Medical News Today realizó hace unos días un análisis nutricional de los aguacates, indicando los beneficios que tiene su consumo para nuestra salud y algunas precauciones que debemos tomar al incorporarlo a nuestra dieta. Os muestro un pequeño resumen.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aguacate. Propiedades nutricionales

  • Grasas: las grasas del aguacate aportan tres cuartas partes de sus calorías. Es una cantidad elevada, pero la mayoría son grasas monosaturadas provenientes del ácido oleico. Las grasas monosaturadas son consideradas grasas buenas, ya que reducen el nivel de colesterol malo y disminuye el riesgo de derrame cerebral y dolencias cardiacas.
  • Proteinas: como media, un aguacate contiene 4 gramos de proteina. Esto lo hace convertirse en una de las frutas con más cantidad de proteínas que podemos encontrar en el mercado. Una gran ayuda para una alimentación que no suele tomar las proteínas suficientes.
  • Azúcares: el contenido de azúcar del aguacate es de unos 0.4 gramos por unidad. Es una cantidad baja en relación con otras frutas y no debería preocuparnos en absoluto.
  • Vitaminas y minerales: el aguacate es una espectacular fuente de potasio. Si hablamos de potasio, siempre pensamos en los plátanos, pero el aguacate contiene aún más. En cuanto a vitaminas, el aguacate es rico en vitamina K, vitamina B9, B6 y B5, vitamina C y vitamina E.
  • Fibra: con un contenido medio de 11 gramos de fibra por aguacate, representa casi la mitad de la cantidad diaria de fibra recomendada. Casi nada.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aguacate. Beneficios para nuestra salud

Un gran aporte de vitaminas, minerales y fibra y una importante cantidad de proteínas ya deberían ser razón suficiente para continuar o comenzar a consumir esta superfruta. Pero además varios estudios indican que tiene otros importantes efectos beneficiosos para nuestra salud. Entre ellos encontramos la disminución de niveles de colesterol y el riesgo de diabetes, la ayuda a bajar de peso y la prevención de diversos cánceres.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para disminuir el colesterol

Algunos estudios demuestran que el aguacate podría disminuir el nivel de colesterol. Un estudio publicado en Archives of Medical Research indica que una dieta rica en aguacate puede mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos, especialmente en pacientes con unos niveles de colesterol no excesivamente elevados.

Tras una semana siguiendo una dieta rica en aguacate, los pacientes disminuyeron el colesterol malo y los triglicéridos en un 22%  y aumentaron el colesterol bueno en un 11%. Si veis que vuestro colesterol no baja, quizás el aguacate sea una buena y natural medicina.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para reducir el riesgo de diabetes, derrame cerebral y enfermedades coronarias

Tres enfermedades muy habituales e importantes las que vamos a tratar en este apartado, todas ellas relacionas con el llamado síndrome metabólico. El síndrome metabólico es un conjunto de síntomas que incrementan el riesgo de desarrollar las tres enfermedades mencionadas. Un estudio publicado en Nutrition Journal relaciona este síndrome metabólico con el consumo de aguacate.

Los científicos han asegurado que el consumo de aguacate está asociado con la mejora global de la calidad de nuestra dieta, la cantidad y calidad de nutrientes ingeridos y lo que nos lleva a esta parte, la reducción en el riesgo de sufrir síndrome metabólico. Si había pocas razones para consumir aguacate, aquí tenéis tres pesos pesados más.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para cuidar tu peso

Y no solamente tu peso, sino la cantidad de grasa presente en el mismo. Y es que el mismo estudio mencionado en el apartado anterior también encontró que las personas que consumen aguacate son más propensos a tener menor peso, menor índice de masa corporal (IMC) y una barriga menos pronunciada. Si estáis comenzando a tener “tripita”, ya tenéis un aliado más.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para prevenir el cáncer

Los aguacates son grandes medicamentos, gracias a su alto contenido en fitoquímicos, que según varios estudios, ayudan a la prevención de desarrollar distintos tipos de cáncer. Un equipo de científicos encargado de examinar este componente del aguacate concluyó indicando que tanto de forma individual como en combinación con otros componentes, los fitoquímicos que contiene el aguacate pueden ser una ventaja en la prevención del cáncer. Sin duda una de sus propiedades más interesantes.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aguacate. Riesgos y precauciones

En realidad el mayor problema que podemos tener con el consumo de aguacate es la presencia de alergias alimentarias. Como con casi todos los alimentos, también encontramos personas alérgicas al aguacate.

Si al tomar esta fruta se presentan síntomas como toses, problemas respiratorios o urticarias, lo más recomendable es detener su consumo y consultar a vuestro médico para averiguar la causa.

En definitiva, si  las personas excepcionales en algún campo son consideradas héroes y los héroes destacados se consideran superhéroes, deberíamos considerar al aguacate como un alimento que destaca entre los sobresalientes. Uno de los superalimentos. Disfrutad de él y si tenéis alguna receta o manera especial de incluirlo en vuestra dieta, no dudéis indicarla en nuestros comentarios.

Categorías
Noticias

Tomate y cáncer de mama. Podría ayudar a evitarlo

El cáncer de mama es uno de los más frecuentes, muy especialmente en mujeres y más aún tras la menopausia. Un grupo de investigadores indican que tomate y cancer de mama podrían estar relacionados, ya que una dieta rica en tomate podría ayudar a evitar el cáncer de mama, según publican en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

Según datos oficiales estadounidenses, las mujeres tienen un 12.4% de probabilidades de sufrir un cáncer de mama durante toda su vida. Este riesgo va incrementando con la edad, llegando, en mujeres de más de 50 años, a alcanzar una probabilidad de 1 entre 42.

De acuerdo a estos investigadores, las mujeres tras la menopausia incrementan el riesgo de padecer cáncer de mama por aumentar también su índice de masa corporal. Este último estudio revela que ese riesgo podría disminuirse mediante la modificación de nuestra dieta y gracias a la relación de tomate y cáncer de mama

El estudio se realizó sobre 70 mujeres que habían alcanzado la menopausia por un periodo de 20 semanas. En las 10 primeras semanas, las mujeres siguieron una dieta rica en tomate. Esto conllevaba un consumo de 25 mg de licopeno cada día. Se trata de un antioxidante que se encuentra en varias frutas y vegetales, los tomates entre ellos. La siguientes 10 semanas, las mujeres siguieron una dieta rica en soja, llegando a consumir al menos 40 gramos de proteína de soja diariamente. En ambos casos, las mujeres no podían consumir soja ni tomates dos semanas antes al comienzo de la dieta.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Tomate y cáncer de mama. Gracias, adiponectina

Los resultados del estudio revelaron que las mujeres que siguieron una dieta rica en tomates incrementaron un 9% sus niveles de adiponectina, que es una hormona fundamental para regular los niveles de grasa y azúcar en sangre. Por otro lado, aquellas que siguieron una dieta rica en soja disminuyeron sus niveles de adiponectina, lo que conlleva aumentar el riesgo de padecer obesidad y resistencia a la insulina. La adiponectina se convierte en el nexo de unión entre tomate y cáncer de mama.

Las conclusiones fueron que las ventajas de comer altas cantidades de tomates y productos derivados del tomate eran evidentes, incluso consumiéndose por un corto periodo de tiempo. No solo eso, sino que, gracias al aumento de los niveles de adiponectina, ayudan a mantener nuestro peso.

Los tomates también se han relacionado con otros beneficios para nuestra salud. Según un estudio publicado en Medical News, tomar tomate en cantidad puede reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral. Para finalizar, otros estudios sugieren que combinar soja y tomate en nuestras comidas puede ayudar a prevenir el cáncer de próstata.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

El tomate se convierte en un gran alimento, con una nueva relación entre tomate y cáncer de mama, pero no penséis que todo lo que lleva tomate es saludable. Como claro ejemplo tenemos nuestro análisis del Ketchup Light Carrefour. Así las cosas, tomate y cáncer de mama, derrame cerebral, cáncer de próstata y mantenimiento de nuestro peso. Todo relacionado con un sólo alimento ¿Qué más queréis?