Categorías
¿Sabías que...?

Melocotón. Beneficios y riesgos para nuestra salud

El melocotón es una fruta procedente de China y con un característico color que puede variar entre el amarillo y el naranja.
Se presenta en dos variedades, dependiendo de si la semilla que los une a la familia de las cerezas o las nectarinas, está unida a la carne de la fruta o puede desprenderse con facilidad.

En este artículo vamos a hablar del melocotón, y de los beneficios y peligros derivados de su consumo para nuestra salud.

Melocotón. Valores nutricionales

Un melocotón de tamaño medio (147 gramos) aporta 50 calorías, 0.5 gramos de grasas, 15 gramos de carbohidratos, 13 gramos de azúcar, 2 gramos de fibra, 1 gramo de proteína y absolutamente ni rastro de colesterol o sodio. Con él obtendrás un 6% de la cantidad diaria recomendada de vitamina A y un 15% de vitamina C.

Además te beneficiarás de aportes en vitamina E, vitamina K, niacina, folato, hierro, colina, potasio, magnesio, fosforo, manganeso, zinc y cobre.

Melocotón. Beneficios para nuestra salud

De acuerdo a un estudio de la Texas A&M, las frutas de la familia del melocotón previenen problemas relacionados con la obesidad como diabetes, síndrome metabólico o problemas cardiovasculares. Todo ello gracias a sus componentes bioactivos con propiedades anti obesidad y anti inflamatorias.

Cáncer

Al ser una importante fuente de la vitamina C, que actúa como antioxidante, el melocotón puede ayudar a combatir la formación de radicales libres que se asocian a casos de cáncer.

Vamos con otro estudio de la Texas A&M que muestra que el melocotón ha sido utilizado con éxito para eliminar las células más agresivas de cáncer de pecho sin dañar células sanas durante el proceso.

Además, gracias a la fibra suministrada por frutas y vegetales, podremos disminuir la probabilidad de sufrir cáncer colorectal.

Piel

De nueva es la vitamina C la causante de mejorar la textura de nuestra piel y ayudar con los daños que pueda sufrir causados bien por elementos naturales como el sol o artificiales como la polución presente en nuestras ciudades.

Con efectos más visibles cuando se toma en forma de fruta cruda, la vitamina C juega un papel fundamental en la formación de colágeno, que sirve de base a nuestra piel.

Diabetes

Varios estudios han demostrado que los pacientes con diabetes tipo 1 pueden reducir los nivéles de azúcar en sangre consumiendo alimentos ricos en fibra.

De igual forma, los que padecen diabetes tipo 2 pueden mejorar los niveles de azúcar en sangre, lípidos e insulina. Recordad que un melocotón de tamaño medio aporta 2 gramos de fibra.

Problemas cardíacos

La fibra, el potasio, la vitamina C y la colina presentes en el melocotón son todos ellos un beneficio para nuestro corazón.

Un incremento de potasio en nuestra dieta junto a una disminución de sodio es una de los cambios más importantes que podemos hacer en nuestra dieta.

Salud ocular

Aumentar el consumo de frutas, siendo recomendables 3 o más al día, es una buena manera de reducir el riesgo de la degeneración ocular causada por la edad.

La verdad es que podríamos seguir con beneficios derivados del melocotón, igual que con el resto de frutas y vegetales, como pueden ser la salud muscular, mejora de nuestro cabello, aumento de energía, pérdida de peso o longevidad, pero nos quedamos con estos como los más destacados.

 

Melocotón. Cómo incorporarlo a nuestra dieta

Es recomendable consumir cada fruta en su temporada, y la temporada del melocotón es el verano. Ahí es cuando presentan un mejor sabor, frescura y valores nutricionales. Asegúrate de elegir aquellos que no estén ni excesivamente duros ni muy blandos.

Rápido y fácil

El melocotón es un alimento que puedes llevar a cualquier parte para consumirlo sin ningún tipo de preparación y rápidamente

Parte de una comida

Puedes utilizar un melocotón para crear una espectacular ensalada de verano acompañado de otras frutas o vegetales

Desayuno

Puedes utilizar melocotón en tus desayunos junto a tus cereales o incluirlos en las tostadas

Refresco

¿Has probado a utilizar melocotón junto a tu limonada, té helado o simplemente agua? Pues no sabes lo que te pierdes

Dulces

Si quieres un postre rápido y saludable, prueba un melocotón cortado en pedazos con un poco de miel y canela. Ya me contarás.

Salsas

El melocotón puede ser una parte importante de multitud de salsas y un componente muy utilizado en salsas para tacos, especialmente de pescado.

Batidos

Por supuesto, el melocotón tenía que estar presente en una de las bebidas del verano por excelencia. Junto a la piña o los plátanos son una delicia.

Melocotón. Riesgos y precauciones

Los problemas derivados del consumo de melocotón vienen por dos vertientes.

La primera es el centrarnos en el consumo de unos alimentos olvidando otros. Lo más saludable es seguir una dieta lo más variada posible.

Y la segunda viene, como con todos los alimentos, por las alergias alimentarias que puede provocar, que, en el caso del melocotón, son más habituales que en otras frutas.

Categorías
Consejos

Edulcorantes artificiales. ¿Tan buena idea como parece?

Imagínate una forma de endulzar tus alimentos sin añadir ni una sola caloría. Esa es la labor de los edulcorantes artificiales. Un producto que aporta todos los beneficios del azúcar sin consecuencias para tu línea. Perfecto, ¿verdad?

Pues es perfecto hasta que deja de serlo. Y es que los edulcorantes artificiales están situados en el centro de varias polémicas desde el descubrimiento del primer edulcorante sin calorías, la sacarina, allá por el año 1878. Desde entonces, son varios los investigadores que dudan de que estos productos sean completamente sanos. Después de todo, la sacarina fue descubierta por un químico que trabajaba con alquitrán de hulla, un elemento carcinógeno.

Casi 150 años y miles de investigaciones después, seguimos sin llegar a un acuerdo. La European Food Safety Authority, tras exhaustivos estudios sobre el aspartamo (otro de estos edulcorantes artificiales), concluyó a finales del año 2013 que era seguro a las dosis en que se consumía y que no provocaba ningún tipo de cáncer. Sin embargo, el grupo del Center for Science in the Public Interest declaraba que esa decisión había sido poco menos que un “lavado de manos“.

Entonces, ¿tomar o no tomar edulcorantes artificiales? He ahí la cuestión. Porque si quieres reducir el número de calorías que ingieres, son una buena opción. Pero, como muchas de las creaciones químicas de la industria alimentaria, los edulcorantes artificiales no son todo lo que prometen.

Más allá de su relación con casos de cáncer, que no vamos a tratar en este artículo, los investigadores han descubierto que los edulcorantes artificiales pueden ser un peligro para nuestra salud y quizás no ayudarte tanto como crees en la pérdida de peso. ¿Por qué? Por esto.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Engañan a tu sentido del gusto

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los edulcorantes artificiales, incluso aquellos naturales como la stevia que procede de una planta, son cientos o miles de veces más dulces que el azúcar. Esta información se puede leer en el último libro de Anne Alexander, The Sugar Smart Diet donde habla de algún edulcorante artificial más.

La sucralosa, por ejemplo, vendida bajo la marca Splenda, es 600 veces más dulce que el azúcar y el neotame, una nueva alternativa al aspartamo es ni más ni menos que 7.000 veces más dulce que el azúcar. La stevia es entre 200 y 300 veces más dulce que nuestro azúcar de mesa.

Según la señora Alexander, las evidencias sugieren que exponer a nuestras papilas gustativas a estos edulcorantes de alta intensidad las convierten en menos receptivas a otras formas de azúcar, como la que podemos encontrar de forma natural en la fruta. Cuando tu sentido del gusto ya se ha acostumbrado a esos niveles, busca alimentos más y más dulces.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Engañan a tu intestino

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Un estudio sobre edulcorantes artificiales desarrollado en la Purdue University concluye que tu intestino se desorienta cuando consumes edulcorantes sin calorías pero muy dulces.

Al hacerlo, el sentido del gusto envía una señal a tu intestino indicándole que un alimento rico en calorías está llegando, por lo que el intestino se prepara para recibir algo muy calórico.

Pero cuando se da cuenta de que esto no es lo que llega, tu intestino no puede utilizar de forma eficiente ese alimento, lo que provoca una serie de efectos en cascada que influyen en las señales de apetito que envía tu organismo.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Alteran tus hormonas

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Una parte de esos efectos en cascada de los que hablamos está relacionado con la hormona insulina. Y es que cuando pruebas alimentos dulces, incluso aunque no tengan calorías, tu cuerpo libera insulina de igual forma que si estuvieras consumiendo azúcar. La insulina lleva a picos de azúcar en sangre, lo que incrementa tu apetito.

El mismo estudio de la Purdue University indicó que los edulcorantes artificiales impiden que tu cuerpo produzca la hormona GLP-1, que controla los niveles de azúcar en sangre y la sensación de saciedad.

Las dos hormonas combinadas pueden hacer que sientas más hambre y termines por comer más.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Hacen que comas más

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Relacionado con lo anterior, no es solamente una reacción bioquímica la que te hace aumentar la cantidad de alimentos ingeridos. Según la autora de The Super-Charged Hormone Diet, Natasha Turner, los alimentos con edulcorantes artificiales pueden hacer comer más debido a la sensación que producen en tu boca.

Según ella, el sabor y sensación que la comida produce en nuestra boca influye en nuestra capacidad para asociar las calorías que consumimos con las que necesitamos. De esta forma, la comida rica en grasa o azúcar envía la señal a nuestro cerebro de que es también rica en calorías.

Pero los alimentos con edulcorantes artificiales suelen tener una consistencia muy ligera y una textura muy diferente de los alimentos ricos en azúcar, por lo que dicha señal no llega a nuestro cerebro, que nos pide consumir una cantidad mayor.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Producen diabetes

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los dos puntos mencionados anteriormente podrían explicar porqué varios estudios han indicado que los consumidores de refrescos light incrementan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los investigadores no tienen aún claro si esto es consecuencia de que las personas objeto de esos estudios no llevan una alimentación saludable, contrarrestando los posibles efectos beneficiosos que pudieran tener los refrescos light o es algo asociado biológicamente al consumo de estos refrescos.

Un reciente estudio de la University of Texas demostró que aquellas personas que tomaban refrescos light tenían un 65% más de posibilidades de ganar peso que aquellos que no las tomaban. Hasta aquí podría parecer algo hasta normal, pero lo que es más raro todavía, también tenían más posibilidades de ganar peso que aquellos que bebían la versión normal (no light) del refresco. Casi nada.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Contaminan el agua

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los edulcorantes artificiales están diseñados para aguantar las condiciones que impone tu organismo sin descomponerse ni añadir calorías. Al ser tan resistentes, no se descomponen tampoco cuando están expuestos a luz, oxígeno o microbios.

En un estudio del año 2009 publicado en Environmental Science & Technology, unos investigadores suecos detectaron sucralosa y acesulfame K en aguas residuales tratadas, incluyendo muestras tomadas de un depósito de agua municipal. También descubrieron que los edulcorantes artificiales no se habían degradado en las aguas residuales tras un periodo de siete horas.

Investigadores canadienses obtuvieron resultados similares años después, encontrando sucralosa y acesulfame K en cada una de las muestras que tomaron de un río que recogía aguas residuales de 33 plantas de tratamiento diferentes.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Edulcorantes artificiales. Modificados genéticamente

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Como lo oyes. Pueden ser una fuente más de material modificado genéticamente.

Los edulcorantes artificiales como la sucralosa, el aspartamo, el neotame y el eritritol, están todos ellos obtenidos desde el maíz, soja o remolacha. Pues resulta que en los Estados Unidos, la mayoría de estos cultivos están modificados genéticamente para resistir el uso de pesticidas.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Como veis, nada relacionado con una de las asociaciones más comunes de los edulcorantes artificiales, el cáncer, pero varias razones para plantearnos su consumo. Como siempre, la información esta ahí y la decisión en vuestras manos.

Categorías
¿Sabías que...?

Espárragos. Beneficios y riesgos para nuestra salud

Los espárragos están consideradas como una de las delicias dentro de los vegetales. Es muy conocido por su sabor fuerte, peculiar y diferente.

Existen varios tipos de espárragos pudiendo variar en forma, textura, sabor y color. En este último apartado encontramos espárragos verdes, blancos o incluso morados.

Cualquiera de ellos están repletos de vitaminas y minerales y pueden actuar como diuréticos.

Para repasar todo lo que nos puede aportar, vamos a ver los riesgos y beneficios para nuestra salud de un perfecto acompañamiento en cualquier comida.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Espárragos. Valores nutricionales

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los espárragos son una gran fuente de vitamina B6, calcio, zinc y magnesio.

Este vegetal contiene además altos niveles de betacaroteno, vitamina C, vitamina E, vitamina K, tiamina, riboflavina, rutina, niacina, ácido fólico, hierro, fosforo, cobre, potasio, selenio y manganeso.

Si aún os parece poco, añadid que es muy rico en fibra, llegando a más de 2 gramos por cada 100 gramos de producto.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Espárragos. Beneficios para nuestra salud

Ya en el siglo II, el físico romano Galeno describía los espárragos como curativos y depurativos. Los estudios actuales le dan la razón al demostrar que ayudan a controlar la diabetes, son un gran diurético, previenen las piedras en el riñón y reducen el riesgo de defectos del tubo neural en bebés.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducen el riesgo de diabetes

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Investigadores de la Karachi University en Pakistan descubrieron que comer espárragos puede ayudar a controlar la diabetes de tipo 2.

De acuerdo a este estudio publicado en el British Journal of Nutrition, los espárragos tienen efectos contra la diabetes mejorando la secreción de insulina así como aportando efectos antioxidantes.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Previenen las piedras en el riñón

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

De acuerdo a un artículo publicado en la Pharmacognosy Review, los espárragos ayudan a limpiar los riñones y a prevenir la formación de piedras en los mismos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducen el riesgo de defectos del tubo neural en bebés

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Los espárragos contienen casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de folato. Este folato ayuda a prevenir los defectos del tubo neural en bebés.

De acuerdo a KidsHealth.org, existen varios estudios que demuestran que aquellas mujeres que toman 0.4 miligramos diarios de folato antes y durante el embarazo, reducen en un 70% el riesgo de que su bebé nazca con defectos del tubo neural, un defecto de nacimiento que consiste en el desarrollo incompleto del cerebro y la espina dorsal.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Espárragos. Riesgos y precauciones

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

El único riesgo y precaución fundamental es la de no comer espárragos si eres alérgico a ellos. Si aún no sabes si lo eres, alguno de sus familiares como las cebollas o ajos te pueden dar una pista de lo que te espera.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Si aún no has añadido espárragos a tu dieta habitual, quizás sea buena idea el comenzar a incluir este vegetal acompañando a tus platos.

Categorías
¿Sabías que...?

Aguacate. Un superalimento en nuestra cocina

Son muchos los que relacionan el aguacate con un alimento rico en grasas. Es cierto. Pero que esas grasas son beneficiosas para tu salud es igualmente verdadero. Además, esta deliciosa fruta está repleta de nutrientes para estar más sano.

El aguacate es perfecto para preparar pastas, salsas o cremas. ¿Todavía no conocéis el guacamole? Igualmente se puede utilizar acompañando ensaladas o como parte de alguno sandwiches.

Debido a su relación con los alimentos con alto contenido en grasa, la publicación Medical News Today realizó hace unos días un análisis nutricional de los aguacates, indicando los beneficios que tiene su consumo para nuestra salud y algunas precauciones que debemos tomar al incorporarlo a nuestra dieta. Os muestro un pequeño resumen.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aguacate. Propiedades nutricionales

  • Grasas: las grasas del aguacate aportan tres cuartas partes de sus calorías. Es una cantidad elevada, pero la mayoría son grasas monosaturadas provenientes del ácido oleico. Las grasas monosaturadas son consideradas grasas buenas, ya que reducen el nivel de colesterol malo y disminuye el riesgo de derrame cerebral y dolencias cardiacas.
  • Proteinas: como media, un aguacate contiene 4 gramos de proteina. Esto lo hace convertirse en una de las frutas con más cantidad de proteínas que podemos encontrar en el mercado. Una gran ayuda para una alimentación que no suele tomar las proteínas suficientes.
  • Azúcares: el contenido de azúcar del aguacate es de unos 0.4 gramos por unidad. Es una cantidad baja en relación con otras frutas y no debería preocuparnos en absoluto.
  • Vitaminas y minerales: el aguacate es una espectacular fuente de potasio. Si hablamos de potasio, siempre pensamos en los plátanos, pero el aguacate contiene aún más. En cuanto a vitaminas, el aguacate es rico en vitamina K, vitamina B9, B6 y B5, vitamina C y vitamina E.
  • Fibra: con un contenido medio de 11 gramos de fibra por aguacate, representa casi la mitad de la cantidad diaria de fibra recomendada. Casi nada.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aguacate. Beneficios para nuestra salud

Un gran aporte de vitaminas, minerales y fibra y una importante cantidad de proteínas ya deberían ser razón suficiente para continuar o comenzar a consumir esta superfruta. Pero además varios estudios indican que tiene otros importantes efectos beneficiosos para nuestra salud. Entre ellos encontramos la disminución de niveles de colesterol y el riesgo de diabetes, la ayuda a bajar de peso y la prevención de diversos cánceres.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para disminuir el colesterol

Algunos estudios demuestran que el aguacate podría disminuir el nivel de colesterol. Un estudio publicado en Archives of Medical Research indica que una dieta rica en aguacate puede mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos, especialmente en pacientes con unos niveles de colesterol no excesivamente elevados.

Tras una semana siguiendo una dieta rica en aguacate, los pacientes disminuyeron el colesterol malo y los triglicéridos en un 22%  y aumentaron el colesterol bueno en un 11%. Si veis que vuestro colesterol no baja, quizás el aguacate sea una buena y natural medicina.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para reducir el riesgo de diabetes, derrame cerebral y enfermedades coronarias

Tres enfermedades muy habituales e importantes las que vamos a tratar en este apartado, todas ellas relacionas con el llamado síndrome metabólico. El síndrome metabólico es un conjunto de síntomas que incrementan el riesgo de desarrollar las tres enfermedades mencionadas. Un estudio publicado en Nutrition Journal relaciona este síndrome metabólico con el consumo de aguacate.

Los científicos han asegurado que el consumo de aguacate está asociado con la mejora global de la calidad de nuestra dieta, la cantidad y calidad de nutrientes ingeridos y lo que nos lleva a esta parte, la reducción en el riesgo de sufrir síndrome metabólico. Si había pocas razones para consumir aguacate, aquí tenéis tres pesos pesados más.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para cuidar tu peso

Y no solamente tu peso, sino la cantidad de grasa presente en el mismo. Y es que el mismo estudio mencionado en el apartado anterior también encontró que las personas que consumen aguacate son más propensos a tener menor peso, menor índice de masa corporal (IMC) y una barriga menos pronunciada. Si estáis comenzando a tener “tripita”, ya tenéis un aliado más.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para prevenir el cáncer

Los aguacates son grandes medicamentos, gracias a su alto contenido en fitoquímicos, que según varios estudios, ayudan a la prevención de desarrollar distintos tipos de cáncer. Un equipo de científicos encargado de examinar este componente del aguacate concluyó indicando que tanto de forma individual como en combinación con otros componentes, los fitoquímicos que contiene el aguacate pueden ser una ventaja en la prevención del cáncer. Sin duda una de sus propiedades más interesantes.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aguacate. Riesgos y precauciones

En realidad el mayor problema que podemos tener con el consumo de aguacate es la presencia de alergias alimentarias. Como con casi todos los alimentos, también encontramos personas alérgicas al aguacate.

Si al tomar esta fruta se presentan síntomas como toses, problemas respiratorios o urticarias, lo más recomendable es detener su consumo y consultar a vuestro médico para averiguar la causa.

En definitiva, si  las personas excepcionales en algún campo son consideradas héroes y los héroes destacados se consideran superhéroes, deberíamos considerar al aguacate como un alimento que destaca entre los sobresalientes. Uno de los superalimentos. Disfrutad de él y si tenéis alguna receta o manera especial de incluirlo en vuestra dieta, no dudéis indicarla en nuestros comentarios.