Categorías
Consejos

Elegir el mejor cava. Proceso, clasificación y elección

Si la comida típica en época navideña es el turrón, cuando hablamos de bebida prácticamente todos diremos que la más famosa y repetida es el cava.

Los cavas son bebidas que se elaboran a raíz de una mezcla de vinos blancos a los que se les añade licor para provocar una segunda fermentación y conseguir sus burbujas. Además de con vinos blancos se pueden elaborar con vinos rosados, adquiriendo este tono.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Elegir el mejor cava. Cómo convertir vino en cava

La transformación del vino en cava no es ningún milagro ni fruto de la casualidad, sino la ejecución de una serie de pasos bien estudiados que debemos conocer para elegir el mejor cava. Para conseguirlo se realiza lo siguiente:

  • Estrujado: como su propio nombre indica, consiste en estrujar las uvas para conseguir el máximo zumo posible.
  • Fermentación alcohólica: el zumo se deja fermentar en cubas de acero a 19 ºC durante 3 semanas, consiguiendo que el azúcar se transforme en alcohol.
  • Vino base: es el vino que va a ser el inicio de nuestro delicioso cava. Como comentaba anteriormente puede ser blanco o rosado.
  • Coupage: de esta forma se denomina a la mezcla de varios vinos que resultará en el más adecuado por sus propiedades organolépticas.
  • Embotellado con licor: es el causante de la segunda fermentación. Al vino embotellado se le añade azúcar y levadores para provocarla.
  • Segunda fermentación: con una duración total de nueve meses divididos en tres fases donde la botella pasará de posición horizontal a boca abajo.
  • Estabilización: tras finalizar la fermentación, se le añade el licor que determinará su tipo, se filtra y se embotella. ¡Listo para consumir!

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Elegir el mejor cava. Clasificación de los cavas

Al proceder de un vino, hay una clasificación que no varía, que es la que determina la edad del cava. Así tenemos cavas jóvenes, reserva o gran reserva, dependiendo de su envejecimiento.

La clasificación específica de los cavas viene determinada por su cantidad de azúcar (en gramos de azúcar por litro de producto):

  • Brut nature: < 3 gr/l
  • Extra brut: < 6 gr/l
  • Brut: < 12 gr/l
  • Extra seco: de 12 a 15 gr/l
  • Seco: de 17 a 32 gr/l
  • Semiseco: de 32 a 50 gr/l
  • Dulce: > 50 gr/l

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Elegir el mejor cava. Haz tu elección

El mejor cava es, como casi todas las bebidas, cuestión de gustos personales, pero existen una serie de variables que se pueden tomar de base para elegir el mejor cava posible.

Tenemos unas cuantas características que solamente podrían medirse en laboratorios. Entre ellas están el contenido en alcohol, los azúcares, la acidez u otros componentes.

Por otro lado tenemos las catas que, al igual que los vinos, determinan cuales son los cavas preferidos por los expertos y entendidos de este mundillo.

Como orientación, indicar que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha efectuado recientemente un estudio sobre varios cavas que podemos encontrar en nuestros supermercados y los tres galardonados han sido los siguientes: Bach Extrísimo – Brut Nature, Bach Extrísimo – Brut Rosé, Castell del Llac – Semiseco.

¿Y vosotros? ¿Tenéis algún cava favorito o algún truco para elegir el mejor cava?

Categorías
Consejos

Mejores turrones. Cómo elegirlos.

Si hubiera que elegir el producto estrella de nuestras mesas durante las navidades, quizás muchos elegiríamos el turrón. A pesar de comenzar con sus dos variedades más clásicas: turrón duro o de alicante y turrón blando o de Jijona, el mercado nos ofrece más y más opciones cada año.

Tanto si elegís la opción típica del binomio turrón duro y turrón blando como si optáis por cualquier combinación, por extraña que pudiera parecer, debéis saber que existen una serie de adjetivos que, añadidos al turrón, nos revela información sobre la cantidad de almendra y otros ingredientes básicos.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Mejores turrones. Clasificación

Encontramos cuatro clases de turrones basándonos en su composición y en relación a la cantidad mínima de almendras u otras materias básicas presentes. Son: suprema, extra, standard y popular y se asignan a los diferentes tipos de turrones de la siguiente forma:

  • Turrón blando: el turrón blando cuenta con un mínimo de un 64% en su variedad suprema, 50% en el extra, 44% en el standard y finaliza con un 30% en su versión popular.
  • Turrón duro: va desde el 60% de su variedad suprema hasta el 34% de la popular, pasando por el 46% de la extra y el 40% de la standard.
  • Turrones diversos: aquí los porcentajes son de 45% (suprema), 38% (extra), 25% (standard) y 9% (popular).

Con esta información ya tenemos un criterio más para seleccionar los mejores turrones para pasar unas felices fiestas.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Mejores turrones. Valor nutricional

Los turrones están fabricados con tres componentes básicos que son: almendra, azúcares y miel.  Con estos ingredientes es fácil deducir que es un alimento de alto valor energético, rico en glúcidos, grasas vegetales y proteínas.

En cuanto a calorías, de media encontramos que el turrón duro o de Alicante cuenta aproximadamente con 540 calorías y el de Jijona o turrón blando algo más llegando a  las 560 calorías, algo a tener en cuenta a la hora de elegir los mejores turrones.

Un dulce típico de navidad que, como el resto, debemos consumir con moderación.