Categorías
Noticias

Bebidas energéticas y jóvenes. Relación con problemas mentales

En Comidiendo.com ya habíamos hablado sobre los efectos en nuestra salud de las bebidas energéticas, pero la noticia que nos ocupa en este artículo nace para dar a conocer un nuevo artículo que indica los problemas de salud mental que podría presentar el binomio de bebidas energéticas y jóvenes.

El documento está referido a un grupo de investigación de la University of WaterlooDalhousie University publicado en Preventive Medicine, que concluye que tanto los estudiantes de secundaria que son propensos a desarrollar depresiones así como aquellos que fuman marihuana o beben alcohol, consumen más bebidas energéticas que aquellos que no lo hacen.

Aún se desconoce la relación entre causa y efecto, pero preocupa este alto consumo entre adolescentes. La razón, sin embargo, parece clara. Los adolescentes buscan incrementar su atención, mejorar su humor o aumentar su energía física o mental. Todo esto lo consiguen, al menos temporalmente, gracias a las bebidas energéticas.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Bebidas energéticas y jóvenes. El estudio

Entre los 8210 alumnos de instituto que han formado parte del estudio entre bebidas energéticas y jóvenes, cerca de dos tercios dicen consumir bebidas energéticas al menos una vez durante el año pasado, con más del 20% asegurando consumirlas una vez o más al mes. Es curioso comprobar que los alumnos más jóvenes son unos consumidores mayores que aquellos que les superan en edad.

Dados los efectos negativos de estas bebidas energéticas, incluyendo problemas cardiovasculares, nerviosismo, nauseas o trastornos del sueño debidos a su alto contenido en cafeína, parece cuanto menos curioso que gran parte de las campañas publicitarias vayan destinadas a los más jóvenes.

Tras un año 2013 en el que las compañías fabricantes de estas bebidas energéticas han batido records de ventas, cada vez son más los que piden una regulación en cuanto a consumo y cantidad de cafeína que incluyen.

Este nuevo estudio sobre la asociación entre problemas de salud mental,  bebidas energéticas y jóvenes no hace más que corroborar la necesidad de ese cambio.

Categorías
¿Sabías que...?

Barritas energéticas. ¿Qué te aportan?

Si hay algo que muchas personas buscan en su alimentación diaria, eso es la comodidad. Si podemos encontrar algo que nos aporte la energía que necesitamos, que nos haga estar menos cansados, aumente nuestra musculatura o nos ayude a perder peso de una manera fácil y rápida, podéis estar seguros que será el primer producto que desaparezca de las estanterías de nuestro supermercado. Esa es la razón de ser de las barritas energéticas y la responsable de que su mercado se haya disparado en los últimos años.

A todo lo anteriormente mencionado añádele un empaquetado atractivo y llamativo y tendrás el alimento perfecto. Eso si estuviéramos viviendo en un mundo ideal. En la realidad, cuando abres el envoltorio de una de estas barritas energéticas, te sueles encontrar poco más que azúcar, aceite y vitaminas y minerales añadidos. A esto súmale su alto precio y que en muchas ocasiones son poco más que golosinas de proteínas y estamos ante uno de esos alimentos que no se corresponden con lo que sugiere su nombre. ¿Nos acompañáis en un recorrido revisando sus verdades?

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Barritas energéticas. No hay tanta proteína como parece

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Muchas de estas barritas energéticas que se venden como sustitutivas de comidas no tienen tanta proteína como aparentan. En sus ingredientes puedes encontrar nombres como colágeno hidrolizado o gelatina hidrolizada. Son poco más que sinónimos para no indicar otros productos menos atractivos como pies de cerdo. El problema es que tanto el colágeno como a la gelatina hacen que las barritas energéticas tengan proteínas de menor calidad que otros productos que no los contengan debido a la ausencia de una aminoácido esencial para crear una proteína completa.

Aclarando que podemos encontrar barritas energéticas tanto de hidratos como de proteínas, si quieres unas barritas energéticas que te aporten proteína de calidad, busca alguna que incluya la caseína o proteína de suero de leche como primer o segundo ingrediente. Estas proteínas lácteas contienen todos los aminoácidos esenciales necesarios para tu musculatura. Investigadores de la Baylor University demostraron que las personas que tomaban una mezcla de proteínas de suero de leche y caseina tras su entrenamiento desarrollaban un 50% más de masa muscular que aquellos que no lo hacían.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Barritas energéticas. Alteraciones hormonales

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

En algunas barritas energéticas puedes encontrar el indicador de proteína natural. Normalmente esta proteína proviene de la soja, que, según varios investigadores, se ha mostrado como causante del aumento de las glándulas mamarias en los hombres, conocido como ginecomastia.

Todo esto provocado por dos componentes orgánicos: genisteina y daidzeina. Ambos son conocidos como fitoestrógenos o estrógenos producidos por plantas. Si te pasas con el consumo de estos ingredientes estarás cada vez más cerca de una catástrofe hormonal. Vigila el etiquetado.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Barritas energéticas. Azúcar y sus derivados

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Muchas barritas energéticas supuestamente saludables están repletas de azúcar o de algunos de sus derivados, que pueden contrarrestar cualquier beneficio que te otorguen el resto de los ingredientes. Aunque parezca contradictorio, si quieres estar seguro de lo que comes, sería preferible que las barritas energéticas contuvieran azúcar en baja cantidad antes que cualquier otro edulcorante artificial peligroso para nuestra salud.

Observa que el número de ingredientes no se dispare y recuerda que cuanto más larga es la lista y las palabras son más difíciles de pronunciar, más lejos está de ser comida real. A partir de cinco ingredientes empezarías a perder la pista de lo que realmente estás comiendo.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Barritas energéticas. No aumentan tu energía

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Muchas compañías se aprovechan de los significados que podemos asociar al concepto barritas energéticas. No son pocos los consumidores que esperan que esas barritas energéticas les hagan ser más productivos en su trabajo, en el deporte o en el resto de actividades diarias.

Nutricionalmente hablando, energía significa solamente calorías. Así que a no ser que necesites recuperarte de un esfuerzo titánico como un maratón o un entrenamiento muy intenso, quizás esa energía no sea para ti.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Barritas energéticas. Versiones light

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Las barritas energéticas bajas en azúcar o sin azúcar parecen dar la impresión de ser más saludables y rentables para sus fabricantes. Pues bien, en ocasiones encontramos ingredientes como el malitol o el sorbitol que son alcoholes del azúcar y que pueden provocar gases o diarreas cuando se toman en dosis altas.

Recomiendo a todos los aficionados a estas barritas energéticas light que observen detenidamente la información nutricional, ya que, en ocasiones, el indicador de baja en azúcar no quiere decir que tengan menos calorías que una versión normal. Por poner un ejemplo con los ingredientes anteriores, el malitol tiene un 75% de las calorías del azúcar, pero no es tan dulce como esta y se debe añadir más cantidad para obtener el mismo sabor.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

En definitiva, si quieres consumir barritas energéticas, es recomendable optar por aquellas que tengan un menor número de ingredientes y con los nombres más claros y comprensibles. Sino, siempre te queda la opción de acudir al típico recurso de un bocadito de pan con queso.

 

Categorías
Noticias

Las bebidas energéticas aumentan la frecuencia cardiaca

Las bebidas energéticas son un mercado que cada vez mueve más dinero. Sin embargo, un reciente estudio ha demostrado que el corazón de aquellos adultos que consumen bebidas energéticas late más rápido de lo normal una hora después de la ingesta.

Bebidas energéticas. Nuevo estudio científico

El estudio ha sido presentado en la reunión anual de la RSNA (Radiological Society of North America). En el mismo se afirma también que las bebidas energéticas, a pesar de tener como destino inicial a adolescentes y jóvenes, ahora se ha ampliado el espectro a casi cualquier consumidor.

Según el Dr. Dörner, de la Universidad de Bonn, en Alemania, hasta ahora no se conocía el efecto exacto de estas bebidas energéticas en el corazón de sus consumidores. El doctor también se centra en el contenido de estas bebidas: “Normalmente las bebidas energéticas contienen taurina y cafeína como principales ingredientes farmacológicos. La cantidad de cafeína es más de tres veces superior a la de otras bebidas como el café o la cola“.

Además se refiere a los efectos derivados del consumo de una gran cantidad de cafeína, entre los que tenemos un aumento de la frecuencia cardiaca, de la presión sanguínea, palpitaciones, convulsiones o incluso la muerte.

Bebidas energéticas. Los resultados

Los sujetos seleccionados para su estudio (que aún se encuentra en desarrollo) fueron un grupo de 15 hombres y 3 mujeres con una edad media de 27 años y medio.

A estas personas se les tomaron imágenes de resonancia magnética cardiacas antes y una hora después del consumo de una bebida energética que contenía 400 mg de taurina y 32 mg de cafeina por cada 100 ml de producto.

El resultado fue que, una hora después de la ingesta, los sujetos presentaban un incremento en la frecuencia cardiaca y en el esfuerzo al que se veía sometido el ventrículo izquierdo del corazón. Este efecto no dura demasiado, ya que poco tiempo después de realizar la prueba, los consumidores no presentaban grandes diferencias en cuanto a frecuencia cardiaca o presión sanguínea.

De momento, se deben seguir realizando estudios para asegurar la relación de estas bebidas con los problemas cardiacos. Aun así, los investigadores no recomiendan el consumo de bebidas energéticas a personas que sufran arritmias o niños.

Por último, se espera conseguir un resultado objetivo sobre el efecto de mezclar bebidas alcohólicas con energéticas. Al menos por ahora ya tenemos un poco más de información en la que basar nuestras elecciones.