Categorías
Consejos

Yogur griego. Mitos y leyendas

Después de recibir una serie de dudas y preguntas relacionadas con el yogur griego, voy a intentar responder todas ellas en este artículo. Pero en lugar de comenzar haciendo una pequeña introducción, voy a plantearte una pregunta. ¿Cuando escuchas “yogur griego” cuál es el primer pensamiento que se viene a tu cabeza?
Puede que a los más técnicos os surja “fuente de proteínas“, a los más sanos “muy saludable” o a los golosos de la casa simplemente “cremoso“.

Es cierto que todos estos adjetivos se le pueden aplicar a este tipo de yogur, pero desafortunadamente, no todas las clases o marcas son tan nutritivas como debieran llegando incluso a prohibir algunas de ellas en estamentos oficiales (como ejemplo la fuerza aérea estadounidense). Cada marca utiliza una receta, lo que indica que las proteínas, azúcar e ingredientes añadidos pueden variar, y mucho.

Para tener una base sólida con la que elegir nuestro yogur griego, vamos a ver una serie de mitos y leyendas aplicadas a este delicioso producto lácteo.

¿El yogur griego tiene reglas?

Antes de nada un poquito de teoría (no os asustéis). Según la tradición, el yogur griego se consigue colando el yogur para eliminar el suero. El resultado es más sólido que el yogur, con menos carbohidratos y más proteínas.

Bueno, como os decía no hay reglas para considerar un yogur como griego. En realidad las únicas reglas existentes se refieren al yogur, pero no a su variedad griega. Es por eso que las compañías fabricantes pueden añadir ingredientes adicionales o cambiar el proceso tradicional de elaboración del yogur griego, y aún así seguir utilizando la etiqueta de griego.

Para asegurarnos de que estamos comiendo un auténtico yogur griego tan sólo hay que echar un vistazo a su etiqueta de ingredientes, en la que deberemos encontrar leche y fermentos lácticos como componentes principales y huir de ingredientes como proteínas de leche añadidas y edulcorantes.

¿Cualquier yogur griego tiene muchas proteínas?

La mayoría de los yogures griegos contiene el doble de proteínas que un yogur normal, pero eso no quiere decir que todos los tipos y marcas tengan la misma cantidad. La razón viene dada por el proceso que usa cada compañía para elaborar el yogur.

De esta forma nos podemos encontrar con tipos y marcas que van desde los 3 gramos de proteína cada 100 gramos de producto hasta los 10 gramos de proteína en igual contenido. Intenta apuntar a los valores proteicos más elevados.

¿Todos los yogures griegos se elaboran de igual forma?

El yogur griego toma su consistencia y su alto contenido en proteínas librándose del suero de la leche. Sin embargo, algunas marcas se saltan el proceso de colado de este suero y añaden algún aditivo espesante, como el almidón modificado de maíz, los carragenanos o la goma guar, además de ingredientes ricos en proteínas como las proteínas de leche o el suero concentrado.

Es más que recomendable evitar algunos de estos ingredientes y además no estarás tomando realmente un yogur griego. Si quieres apartar este tipo de yogures griegos, nada más fácil que mirar sus ingredientes.

¿El yogur griego es apto para vegetarianos?

Pues no todas las marcas. En ocasiones se le suele añadir gelatina para darle una textura más resbaladiza. La gelatina normalmente se presenta en forma de colágeno obtenido de varios productos de origen animal. Esto no representa problema alguno para aquellos que comen carne, pero sí lo puede ser para aquellos vegetarianos que consumen leche, queso y yogur.

Además, algunas marcas usan el tan famoso carmín, que le da un tono rosa al yogur. Recordad que el carmín no es más que insectos machacados, en concreto cochinillas, que se utilizan para aparentar que el producto contiene más fruta de la que realmente incluye. Igual que en los casos anteriores, atentos a la etiqueta de ingredientes.

¿El yogur griego de sabores también es sano?

Antes de nada quiero recomendar el yogur natural sin sabor. Si quieres darle un toque diferente puedes probar con fruta, frutos secos o miel. La razón es que el yogur griego de sabores suele contener bastante azúcar, ya sea en su forma directa o enmascarándola como jugo de caña de azúcar o concentrados de zumo.

Si aún así te decantas por el yogur griego de sabores, lo mejor es que bases tu elección en la lista de ingredientes. Los tres primeros deberían ser leche, fermentos lácticos y fruta. El azúcar debería aparecer cerca del final de la lista.

¿El yogur griego helado es igual que el yogur griego normal?

No, el yogur griego helado no es yogur griego metido en el congelador. Más claro imposible. Si así fuera, ambos deberían tener el mismo número de calorías y grasas. Sin embargo, el yogur griego helado contiene más azúcar y menos proteínas.

Por lo tanto, considera más el yogur griego helado como esto último y lo que ello representa, es decir, simplemente un postre más.

Espero que esto os ayude a elegir el yogur griego perfecto. Si tenéis alguna pregunta o sugerencia, no dudéis dejarlo en nuestros comentarios.