Categorías
Consejos

Alimentos anti estrés. Aliados para combatir la ansiedad diaria

Hay días que no estás para casi nada. Y en este casi nada también se incluye el control absoluto de tu dieta y la necesidad de convertirte en el rey de la alimentación. Para esos días ajetreados y agobiantes nada mejor que unos cuantos alimentos anti estrés. Porque no hay que convertir un día malo en uno peor. Si quieres mejorarlo y eliminar todo el estrés acumulado, haz tu elección entre esta lista de alimentos recomendados.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Té con leche desnatada y pan con queso crema

Los carbohidratos que contiene el pan con el queso crema o de untar te aportan toda la energía que vas a necesitar durante el día y se complementan con la proteína que te aporta la leche que acompaña a un té que te hará permanecer alerta. Llévatelos donde quieras y comienza tu jornada bien preparado.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Leche

De tu café con leche habitual puedes evitar el café y el azúcar y quedarte sólo con la leche. El estrés puede disminuir tus niveles de serotonina, uno de de los componentes químicos del organismo que ayuda a sentirnos tranquilos. Pues la leche contiene proteína, la cual ha sido catalogada como responsable de incrementar los niveles de triptófano, uno de los responsables de generar serotonina, formando parte del 43% de ésta. La leche es la leche.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Ensalada con pollo a la brasa o pescado

Las hojas verdes que componen tu ensalada (rúcula, acelga, espinaca) son ricas en vitamina B, que es parte de la generación de hormonas que te hacen sentir bien como pueden ser la serotonina, dopamina y norepinefrina. De hecho, según un estudio publicado en Journal of Neurosciencie Nursing, un déficit de vitamina B6 puede causar nervios, irritabilidad o incluso depresión.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: M&M’s

Y si puedes elegir, si tomas los que llevan cacahuetes, mejor. El chocolate te ayudará a liberar endorfinas que harán que te relajes, mientras que los cacahuetes rellenarán tus depósitos de proteína para mantenerte centrado para lo que queda de jornada.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Salmón a la plancha

En realidad cualquier pescado rico en ácidos grasos omega-3 como el salmón, caballa o trucha, pueden disminuir la sensación de sentimientos de hostilidad en casi un 20%. Todo esto de acuerdo a un reciente estudio de la empresa especialidad en salud Kaiser Permanente.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Fruta

Cualquier pieza de fruta te puede servir. El azúcar que contiene aporta la energía necesaria que tu cuerpo cargado de adrenalina necesita. Si tuviera que elegir una y ya que estamos en época, me decantaría por las naranjas. Según la Universidad de Maryland, son muchas las personas que necesitan tener manos y boca ocupadas cuando sienten los efectos del estrés. Quizás ahora te expliques porqué terminas con esa bolsa de patatas cuando no estás tranquilo. Pelar y disfrutar de una naranja se ocupará de distraer tanto manos como boca.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos anti estrés: Avena con plátano

Has comenzado el día con el té y el pan con queso y has ido disminuyendo los niveles de estrés con el resto de alimentos de esta lista. Ahora llega la hora de dormir y relajar tu cuerpo tras un día tan ajetreado es difícil. El estrés acumulado interfiere con la producción de la hormona melatonina, encargada de ayudarte a conciliar el sueño. Para echarle un cable, dale a tu cuerpo un tazón de avena acompañada de leche y con unas rodajas de plátano como guinda. Ten en cuenta que la melatonina se encuentra en muy pocos alimentos y estos dos son parte de ese exclusivo listado. Felices sueños.

Este es tan sólo un pequeño listado de alimentos para ayudar a combatir el estrés diario. Si tenéis alguno que utilicéis para relajaros y os funcione fantásticamente bien, estaremos encantados de recibirlos en comentarios.

Categorías
Análisis

Pan de molde Bimbo Natural 100%

Llega la hora de la merienda y apetece un sandwich. Uno de los mejores panes de molde que puedes utilizar para prepararlo es el pan de molde Bimbo Natural 100% de la marca que incluso da nombre a este tipo de pan.

Con su ausencia de conservantes como punto fuerte y flojeando en la cantidad de sal, ha conseguido una gran nota en nuestra review.

El pan de molde es uno de los alimentos más utilizados a diario, por lo socorrido del mismo, principalmente para aquellas familias que cuentan con niños. Como con el resto de ingredientes de sus dietas y las nuestras, debemos buscar un pan de molde que se ajuste a las necesidades de cada uno aportándonos los máximos beneficios y mínimas sustancias perjudiciales. Uno de los más famosos actualmente es el pan de molde Bimbo natural 100%.

También conocido como pan de sandwich, por ser uno de sus principales fines, el pan de molde siempre ha ido provisto de conservantes para conseguir una mayor y mejor duración. Ultimamente están apareciendo panes naturales de varias marcas, desprovistos de estos conservantes. Entre ellos tenemos el que hoy nos ocupa.

Pan de molde Bimbo Natural 100%

La marca Bimbo es una compañía asociada de tal manera al pan de molde, que incluso muchas personas denominan así, pan bimbo, a este alimento. Como marca comercial más que conocida a nivel nacional, podemos encontrarlo en cualquier supermercado, hipermercado o pequeño comercio alimentario de nuestro país.

Basándonos en todos los panes de molde que se venden actualmente con una calidad media/baja y con una cantidad de conservantes, sal y azúcares más que alarmante, siempre es de agradecer el tener un producto de una marca reconocida con unos valores más que aceptables en cuanto a sodio y azúcares y sin ningún conservante.

Alcanzando 249 kcal por cada 100 gramos y unas grasas de 2,8 gramos, 0,5 gr. de las cuales saturadas, la única cantidad que se le podría reprochar serían los 1,6 gr. de sal que presenta, un poco por encima de los 1,3 gr. máximos recomendados por cada 100 gr. de producto. Aún así, sería un detalle que parece habitual en un producto tan poco sabroso como el pan de molde.

En el apartado de aditivos del pan de molde Bimbo natural 100%, reiterar la ausencia de conservantes. En el resto de ingredientes, fijarnos en el aceite de oliva refinado, con peor calidad, sabor y valores nutricionales que el aceite de oliva. Un detalle que no me gusta en ningún producto es la aparición del texto “Puede contener…”, referido en este caso a las semillas de sésamo.

No podemos más que recomendar la compra de un pan de molde que tiene su mayor talón de Aquiles en uno de los precios más altos del mercado.

PAN DE MOLDE BIMBO NATURAL 100%. INGREDIENTES

Harina de trigo, agua, levadura y otros microorganismos naturales (L. brevis, P. shermanii), aceite de oliva refinado (1,1%), sal, harina de centeno, harina de soja. Puede contener trazas de semillas de sésamo.

PAN DE MOLDE BIMBO NATURAL 100%. INFORMACIÓN NUTRICIONAL (por 100 gr.)

  • Valor energético: 249 kcal
  • Proteínas: 9,6 gr.
  • Hidratos de carbono: 43,6 gr.
  • Azúcares: 4,8 gr.
  • Grasas: 2,8 gr.
  • Grasas saturadas: 0,5 gr.
  • Fibra alimentaria: 5,6 gr.
  • Sal: 1,6 gr.
Categorías
Consejos

Reducir la sal en el pan sin perder sabor

A excepción del pan sin sal, la sal se emplea en todas las masas fermentadas. Es un ingrediente muy importante que actúa como saborizante, regulador de la fuerza y equilibrio de la masa y como factor determinante de la calidad.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducir la sal en el pan. El pan en la historia

La dosificación de la sal ha pasado por varias etapas a lo largo de la historia de la panificación. A principios del siglo XIX, cuando se utilizaba, se añadía una dosis pequeña, entre 4 y 6 gramos por kilo de harina. Es a partir de 1960 cuando se produce el cambio fundamental que ocasiona la falta o ausencia del sabor en el pan. La velocidad de la amasadora se duplica y el tiempo de amasado sigue igual o aumenta.

El superamasado produjo algunas modificaciones como, la sobreoxigenación (blanqueamiento) de la masa, y el acortamiento de la fermentación. Esto hizo que el panadero corrigiera esta ausencia de sabor aumentando la dosificación de la sal hasta un 2% sobre el peso de la harina, o lo que es lo mismo, 20 gramos de sal por cada kilo de harina, exceptuando el pan sin sal de régimen, con lo cual no se conseguía reducir la sal en el pan sino todo lo contrario.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Reducir la sal en el pan. Un poco menos de sal

A pesar de que la sal no es un ingrediente recomendable a integrar en nuestro pan casero, podemos reducir la sal en el pan sin perder ningún sabor. ¿Cómo? Os lo comentamos a continuación.

Según los científicos, si quieres disfrutar del mismo sabor de tus panes y reducir la sal en el pan, tan solo debes hacer que su textura sea menos densa. Al menos eso es lo que indican en la publicación Journal of Agricultural and Food Chemistry, que sostiene que con algo tan simple como cambiar la dimensión de los poros se puede conseguir que el pan mantenga su salinidad con una menor cantidad de sal.

Esta noticia solo nos aporta beneficios, ya que podremos conseguir reducir los riesgos de hipertensión o dolencias cardiacas sin renunciar al sabor de nuestro pan de siempre. ¡Así sí!