Categorías
¿Sabías que...?

Leche. Beneficios y riesgos para nuestra salud

La leche lleva mucho tiempo asociada a un estilo de vida saludable y se sitúa como una de las bebidas más consumidas tanto en EE.UU. como en Europa.

Son varias las campañas y mensajes publicitarios que intentan concienciar a niños, jóvenes y adultos en el aumento de consumo de leche como una elección más que saludable.

La leche proviene de diferentes especies animales, con la vaca, oveja y cabra como las más popularmente consumidas. También encontramos multitud de alternativas a la leche presentes en la actualidad, como la leche de soja, de almendra, de coco o de cáñamo, entre otras. Incluso cada una de ellas se presenta en diversas variedades con sabores a fresa o chocolate, sin lactosa, con Omega-3, desnatadas u orgánicas.

En este artículo vamos a tratar solamente la leche de vaca y sus beneficios y peligros que puede provocar el consumo de este tipo de leche en nuestra salud.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Leche. Valores nutricionales

Antes de comenzar, aclarar que este aspecto depende mucho del contenido de grasa que presente nuestra leche. Por ejemplo, la leche entera contiene 146 calorías, 8 gramos de grasa, 13 gramos de carbohidratos y 8 gramos de proteína por vaso.

Si nos pasamos a su versión desnatada, la información nutricional se convierte en la siguiente: 86 calorías, 0 gramos de grasa, 12 gramos de carbohidratos y 8 gramos de proteína.

Algunos de los nutrientes más importantes de la leche son los siguientes.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Calcio

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Los productos lácteos como la leche son la mejor fuente de calcio. El calcio tiene variadas funciones en nuestro organismo, pero su tarea principal es el desarrollo y mantenimiento de la salud de nuestros huesos y dientes. El calcio es también importante para acelerar la curación de nuestras heridas, mantener una tensión arterial correcta así como las contracciones musculares (corazón incluido). Es importante tomar nuestros alimentos ricos en calcio junto a fuentes de vitamina D, ya que esta vitamina ayuda a que el intestino delgado absorba el calcio. En el caso de la leche desnatada, estamos ingiriendo 306 mg de calcio por vaso.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Colina

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La leche también es una de las mejores fuentes de colina, un nutriente muy importante para regular nuestro sueño y ayudarnos en movimiento muscular, aprendizaje y memoria. La colina es un gran apoyo para la estructura de las membranas celulares, ayuda a la transmisión de impulsos nerviosos y nos facilita la absorción de las grasas. Además, es un buen complemento para problemas inflamatorios.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Potasio

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Las dietas ricas en potasio están relacionadas con una reducción de los riesgos de derrame cerebral, problemas cardiacos o de tensión arterial, protege contra la pérdida de masa muscular y la densidad  ósea y reduce la formación de piedras en el riñón.

Si cumplimos con la cantidad diaria recomendada (4700 mg al día en adultos), estaremos disminuyendo en un 20% el riesgo de muerte por cualquier causa.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Vitamina D

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

La vitamina D es importante para la salud de nuestros huesos, ayudando en su formación, crecimiento y regeneración. La vitamina D juega un papel fundamental en la absorción de calcio y el correcto desarrollo de la función inmune.

La deficiencia de vitamina D se ha asociado con problemas de osteoporosis, depresión, fatiga crónica, dolores musculares, hipertensión y cáncer de colon y pecho.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Otros nutrientes

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La leche nos aporta en menor medida magnesio, fosforo, vitamina A, riboflavina, vitamina B6 y vitamina B12.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Leche. Beneficios para nuestra salud

Son muchos los que relacionan la salud de nuestros huesos con el calcio presente en la leche. Pero este líquido tiene muchos más beneficios para nuestro organismo. ¿Quieres conocerlos?

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Salud osea

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Creo que todo el mundo ha oido hablar de que la leche es buena para los huesos. Esto es debido a su duo de calcio y vitamina D. Sin embargo, es igual de importante llevar una dieta saludable y equilibrada, ya que el calcio y la vitamina D no previenen la osteoporosis de forma independiente.

Practicar ejercicio físico de manera regular y entrenar nuestra fuerza, acompañándolo de llevar una dieta baja en sal y alta en potasio contribuirá a nuestra salud osea y reducir el riesgo de osteoporosis. Si no sois fumadores, un punto más a vuestro favor.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Tensión arterial y salud cardiaca

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aumentar el potasio presente en nuestra dieta puede jugar un importante papel en la disminución de nuestra tensión arterial.

Un aumento de potasio y reducción de sodio son los dos cambios fundamentales que podemos llevar a cabo para reducir el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares. Todo esto según Mark Houston, profesor de medicina en la Vanderbilt Medical School director del Hypertension Institute del St. Thomas Hospital de Tennessee.

En un estudio, aquellos que consumieron 4069 mg de potasio al día presentaban un riesgo 49% menor de morir por cardiopatía isquémica que aquellos que solamente consumían 1000 mg al día.

Desafortunadamente, son pocos los que alcanzan estos niveles de potasio en su dieta.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Cáncer

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

El riesgo de morir por cáncer colo-rectal es más alto en aquellas regiones que tienen menos luz solar al día. Algunos estudios relacionan este hecho con el papel que la vitamina D juega en el crecimiento celular y la protección contra el cáncer.

Según el National Cancer Institute estadounidense, los estudios relacionan la ingesta de altas cantidades de calcio con la reducción de casos de cáncer colo-rectal, pero no están lo suficientemente contrastados.

Algunos estudios han indicado que el incremento de consumo de calcio y lactosa provenientes de productos lácteos pueden ayudar a prevenir el cáncer de ovario.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Depresión

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Niveles adecuados de vitamina D ayudan a la producción de serotonina, una hormona relacionada con el ánimo, apetito y sueño. La falta de vitamina D ha estado asociada a casos de depresión y fatiga crónica.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Desarrollo muscular y pérdida de peso

La leche es una importante fuente natural de proteína de calidad. Mantener una adecuada cantidad de tejido muscular es importante para ayudar a nuestro metabolismo y contribuir a la perdida o mantenimiento de nuestro peso.

Una dieta con suficiente cantidad de proteína es necesaria para conservar o incrementar la masa muscular. De acuerdo a Today’s Dietitian, un nuevo análisis en más de 20 pruebas clínicas sugiere que un incremento en el consumo de leche puede hacernos desarrollar más cantidad de masa muscular y resistencia al ejercicio en adultos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Leche. Riesgos y precauciones

Como todos los alimentos, la leche también tiene sus problemas y complicaciones en nuestra salud. Las más conocidas e importantes son las que se detallan a continuación.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Intolerancia a la lactosa

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La intolerancia a la lactosa aparece cuando una persona carece de la enzima que le permite descomponer el azúcar presente en la leche. Las personas con intolerancia a la lactosa pueden presentar vómitos, flatulencia o diarrea al consumir leche o derivados. Tomar leche sin lactosa, que contiene enzimas que ayudan a su digestión, puede aliviar o eliminar por completo estos síntomas.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alergia o hipersensibilidad

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
La alergia a la leche o hipersensibilidad es diferente de la intolerancia a la lactosa y se refiere a una reacción anormal del sistema inmunológico en el que el cuerpo produce un anticuerpo alérgico llamado inmonuglobulina E que termina resultando en síntomas alérgicos tales como problemas respiratorios, diarrea o vómitos  La alergia a la leche también se puede manifestar como asma, eczema, rinitis o problemas gastrointestinales, así como sangrado, neumonía o incluso shock anafiláctico.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Exceso de potasio o fósforo

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]
Consumir demasiado potasio o fósforo, ambos presentes en altas cantidades en la leche, puede ser perjudicial para aquellos que poseen unos riñones que no sean totalmente funcionales. Si tus riñones son incapaces de eliminar el exceso de potasio o fósforo de la sangre, podría ser fatal.
[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Exceso de calcio

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Consumir calcio en exceso también es peligroso. Es muy complicado el superar los niveles máximos recomendados  sólo a base de comida, pero acompañarlo con suplementos de calcio puede resultar en efectos secundarios como estreñimiento, piedras en el riñón o fallo renal. Por si os lo preguntáis, la cantida máxima recomendada es de 2.5 gramos de calcio al día para personas con más de 1 año de edad.

Además, altas dosis de calcio están relacionadas con el riesgo de desarrollar cáncer de próstata según demuestran algunos estudios. Sin embargo, otros no encuentran ningún tipo de relación entre cáncer de próstata y consumo de calcio, por lo que no está en absoluto claro.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

En definitiva, un gran alimento para aquellos que no sufran de ningún problema de alergia o intolerancia, siempre que lo tomemos, como todos, con moderación.

Categorías
¿Sabías que...?

Aguacate. Un superalimento en nuestra cocina

Son muchos los que relacionan el aguacate con un alimento rico en grasas. Es cierto. Pero que esas grasas son beneficiosas para tu salud es igualmente verdadero. Además, esta deliciosa fruta está repleta de nutrientes para estar más sano.

El aguacate es perfecto para preparar pastas, salsas o cremas. ¿Todavía no conocéis el guacamole? Igualmente se puede utilizar acompañando ensaladas o como parte de alguno sandwiches.

Debido a su relación con los alimentos con alto contenido en grasa, la publicación Medical News Today realizó hace unos días un análisis nutricional de los aguacates, indicando los beneficios que tiene su consumo para nuestra salud y algunas precauciones que debemos tomar al incorporarlo a nuestra dieta. Os muestro un pequeño resumen.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aguacate. Propiedades nutricionales

  • Grasas: las grasas del aguacate aportan tres cuartas partes de sus calorías. Es una cantidad elevada, pero la mayoría son grasas monosaturadas provenientes del ácido oleico. Las grasas monosaturadas son consideradas grasas buenas, ya que reducen el nivel de colesterol malo y disminuye el riesgo de derrame cerebral y dolencias cardiacas.
  • Proteinas: como media, un aguacate contiene 4 gramos de proteina. Esto lo hace convertirse en una de las frutas con más cantidad de proteínas que podemos encontrar en el mercado. Una gran ayuda para una alimentación que no suele tomar las proteínas suficientes.
  • Azúcares: el contenido de azúcar del aguacate es de unos 0.4 gramos por unidad. Es una cantidad baja en relación con otras frutas y no debería preocuparnos en absoluto.
  • Vitaminas y minerales: el aguacate es una espectacular fuente de potasio. Si hablamos de potasio, siempre pensamos en los plátanos, pero el aguacate contiene aún más. En cuanto a vitaminas, el aguacate es rico en vitamina K, vitamina B9, B6 y B5, vitamina C y vitamina E.
  • Fibra: con un contenido medio de 11 gramos de fibra por aguacate, representa casi la mitad de la cantidad diaria de fibra recomendada. Casi nada.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aguacate. Beneficios para nuestra salud

Un gran aporte de vitaminas, minerales y fibra y una importante cantidad de proteínas ya deberían ser razón suficiente para continuar o comenzar a consumir esta superfruta. Pero además varios estudios indican que tiene otros importantes efectos beneficiosos para nuestra salud. Entre ellos encontramos la disminución de niveles de colesterol y el riesgo de diabetes, la ayuda a bajar de peso y la prevención de diversos cánceres.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para disminuir el colesterol

Algunos estudios demuestran que el aguacate podría disminuir el nivel de colesterol. Un estudio publicado en Archives of Medical Research indica que una dieta rica en aguacate puede mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos, especialmente en pacientes con unos niveles de colesterol no excesivamente elevados.

Tras una semana siguiendo una dieta rica en aguacate, los pacientes disminuyeron el colesterol malo y los triglicéridos en un 22%  y aumentaron el colesterol bueno en un 11%. Si veis que vuestro colesterol no baja, quizás el aguacate sea una buena y natural medicina.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para reducir el riesgo de diabetes, derrame cerebral y enfermedades coronarias

Tres enfermedades muy habituales e importantes las que vamos a tratar en este apartado, todas ellas relacionas con el llamado síndrome metabólico. El síndrome metabólico es un conjunto de síntomas que incrementan el riesgo de desarrollar las tres enfermedades mencionadas. Un estudio publicado en Nutrition Journal relaciona este síndrome metabólico con el consumo de aguacate.

Los científicos han asegurado que el consumo de aguacate está asociado con la mejora global de la calidad de nuestra dieta, la cantidad y calidad de nutrientes ingeridos y lo que nos lleva a esta parte, la reducción en el riesgo de sufrir síndrome metabólico. Si había pocas razones para consumir aguacate, aquí tenéis tres pesos pesados más.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para cuidar tu peso

Y no solamente tu peso, sino la cantidad de grasa presente en el mismo. Y es que el mismo estudio mencionado en el apartado anterior también encontró que las personas que consumen aguacate son más propensos a tener menor peso, menor índice de masa corporal (IMC) y una barriga menos pronunciada. Si estáis comenzando a tener “tripita”, ya tenéis un aliado más.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Aguacate para prevenir el cáncer

Los aguacates son grandes medicamentos, gracias a su alto contenido en fitoquímicos, que según varios estudios, ayudan a la prevención de desarrollar distintos tipos de cáncer. Un equipo de científicos encargado de examinar este componente del aguacate concluyó indicando que tanto de forma individual como en combinación con otros componentes, los fitoquímicos que contiene el aguacate pueden ser una ventaja en la prevención del cáncer. Sin duda una de sus propiedades más interesantes.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Aguacate. Riesgos y precauciones

En realidad el mayor problema que podemos tener con el consumo de aguacate es la presencia de alergias alimentarias. Como con casi todos los alimentos, también encontramos personas alérgicas al aguacate.

Si al tomar esta fruta se presentan síntomas como toses, problemas respiratorios o urticarias, lo más recomendable es detener su consumo y consultar a vuestro médico para averiguar la causa.

En definitiva, si  las personas excepcionales en algún campo son consideradas héroes y los héroes destacados se consideran superhéroes, deberíamos considerar al aguacate como un alimento que destaca entre los sobresalientes. Uno de los superalimentos. Disfrutad de él y si tenéis alguna receta o manera especial de incluirlo en vuestra dieta, no dudéis indicarla en nuestros comentarios.

Categorías
Consejos

Alimentos para perder peso sanos y beneficiosos

Llegan las vacaciones de verano, el momento del año en el que más nos preocupamos por nuestro peso. Para regularlo o mantenerlo, nada mejor que conocer los mejores alimentos para perder peso que nos ayudarán a conseguir estar en nuestro peso ideal.

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Alimentos para perder peso. Nuestras recomendaciones

Perder peso no es sinónimo de dejar de comer. Ni mucho menos. Tan solo tenéis que acudir a vuestro médico, dietista o nutricionista de confianza y os confirmará que la perdida de peso es un proceso que pasa más por el aprender a comer que por el reducir la cantidad de alimentos.

Pues bien, entre todas las posibilidades, recomendamos estos alimentos:

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Papaya

Comenzamos el listado de alimentos para perder peso con esta fruta tropical que cuenta con las vitaminas A, C y E y es genial para tu piel, ojos, corazón y sistema inmunitario. Se puede tomar fresca o seca y además de ser buena, está muy dulce.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Romero

La fragancia del aceite de esta planta estimula la circulación y es muy eficaz evitando irritaciones. Además de ser uno de los alimentos para conseguir perder peso, si tienes problemas de memoria, puede ser un gran aliado.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Legumbres y semillas

Tanto las integrales como las provenientes de la tierra (más fáciles de digerir) nos ayudan a mantener un buen humor y a prevenir el comer de más gracias a los estrógenos de estas plantas.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Naranja

Simple y común, este cítrico integrante de la lista de alimentos para perder peso es una bomba de vitamina C, un antioxidante que ayuda a que nos recuperemos rápidamente del estrés diario.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Apio

Ya con sólo masticar un tallo eliminamos parte de nuestro estrés, pero el apio también disminuye la concentración de hormonas causantes de estrés en sangre, relajando los vasos comprimidos.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_box color=”gray” text_align=”left” width=”100%” float=”none”]

Alimentos para perder peso. Chocolate negro

Sí, sí. Gracias a sus polifenoles nos permitirá mejorar nuestro humor y disminuir la presión sanguínea. Con una pequeña porción diaria será suficiente.

[/symple_box]

[symple_divider style=”fadeout” margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Y es que, aunque parezca una contradicción, es necesario comer para adelgazar de forma segura y saludable. Para ayudaros a conseguir uno de los objetivos más repetidos en cada inicio de año, esta es la lista que os proponemos. ¿Y vosotros? ¿Tenéis algún alimento mágico para rebajar esos kilitos de más?