Categorías
¿Sabías que...?

¿Comer saludable puede realmente prevenir el cáncer?

El cáncer es una enfermedad que da miedo, mas que nada por que ataca sin que lo esperes sin discriminar hasta que las cosas se salgan de control. Empecemos aclarando algo vital, contraer cáncer no es culpa de uno y un reciente estudio lo confirma: a principios de este año un estudio encontró que dos tercios de los casos de cáncer se producen de forma totalmente aleatoria.

Entonces… ¿el cáncer puede prevenirse? 

Si bien sabemos que no hay métodos 100% infalibles para prevenir el cáncer, hay ciertos métodos y estrategias que pueden dar una pelea digna contra el cáncer.  Según los científicos, la alimentación esta altamente relacionada con el riesgo de padecer cáncer. “Una correcta alimentación es muy importante en cuanto a prevenir el cáncer se trata” dice Anna Taylor, una dietista estadounidense.

 Mayor cintura = mayor riesgo de cáncer

Según el medico Luca Mazzarella del Instituto Europeo de Oncología en Italia dice que manteniendo un indice de masa corporal superior a 18 pero debajo de 25, es la mejor forma de mantener lejos al cáncer.

Segun la Prevent Cancer foundation esto se debe a que el sobrepeso aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama del 30% al 60%. Al aumentar de peso, también aumentamos los niveles de inflamación de nuestro cuerpo, los cuales promueven el desarrollo de cáncer de mama.

A pesar de esta valiosa información, no hay que precipitarse haciendo alguna dieta extrema. Mazzarella afirma que las dietas de privación para bajar de peso pueden generar efectos contrarios a los deseados aumentando el riesgo de padecer cáncer debido al carente consumo de vitaminas, minerales y antioxidantes que maneja tu cuerpo.

¿Los antioxidantes son tan buenos?

“Ciertas vitaminas antioxidantes, minerales y fitonutrientes están abriendo un nuevo y emocionante enfoque en recientes investigaciones medicas” dice Taylor, que también nos explica que “las plantas tienen compuestos con miles de beneficios aun pendientes por descubrir”.

Parece que estos fitonutrientes juegan un papel protagónico  en la disminución del riesgo de cáncer debido a que estos protegen a las células de daño o mutaciones perjudiciales reduciendo la inflamación y estimulando el sistema inmunológico de forma muy positiva.

Algunos fitonutrientes:

  • Resveratrol (encontrado comúnmente en el vino tinto)
  • Carotenoides (encontrado comúnmente en vegetales verdes, naranjas, azules y violetas)
  • Ácido elágico (encontrado en arándanos)
  • Flavonoides (encontrado en el vino, té y chocolate negro)

Un estudio en el 2014 encontró que los antioxidantes que se encuentran en el vino tinto, bloquearon el crecimiento del cáncer de pulmón, uno de los tipos de cáncer mas mortales que existe. Mientras tanto, otro estudio encontré que las mujeres con cáncer de mama que tienen dietas muy saludables, tenían una mortalidad menor en comparación con aquellas que tenían una dieta carenciada.

Tu dieta para vencer al cáncer

Varias investigación concluyen en que una dieta en donde: las frutas,verduras y granos enteros son prioridad, mientras que las grasas saturadas, sal y azúcar son reducidas lo máximo posible es una dita que reduce de forma significativa el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

Fátima Denis:
Licenciada en nutrición por la Sociedad Argentina de Nutrición, entrenadora personal y promotora del estilo de vida saludable a través de http://www.tipsnutritivos.com

Categorías
Consejos

Café más saludable. Cómo conseguirlo

El café es una bebida deliciosa, completa y saludable. Al igual que ocurre con el chocolate negro, es curioso comprobar que algo tan agradable al paladar sea también beneficioso para nuestra salud. ¿No lo crees? Pues atento.

El café es la fuente principal de aporte de antioxidantes en varios países. Diferentes estudios han demostrado que la inclusión de unas tazas de café al día pueden reducir el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, cáncer de próstata o Alzheimer.

Pero, aún con todas estas ventajas, debemos tener en cuenta una serie de consejos que pueden mejorar el resultado de esa taza de café en nuestro organismo. Entre otras, podemos destacar: el tueste, el almacenamiento, la preparación y el servicio.

[symple_divider margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Café más saludable. El tueste

Aquí la regla es muy sencilla: el tueste ligero es el mejor. Según el Vanderbilt University Institute for Coffee Studies, los efectos antioxidantes del café están relacionados con unos componentes denominados ácidos clorogénicos.

Al tostar los granos de café, estos ácidos se convierten en buenos antioxidantes pero, si te pasas con el tostado, este beneficio desaparece. Así que ya sabes, granos de café con un tueste ligero.

[symple_divider margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Café más saludable. Dónde guardarlo

Los granos de café tostados tienen radicales libres, que son más numerosos cuanto más tiempo estén expuestos esos granos al aire. Todo esto según un estudio de Food Chemistry que también demuestra que, cuando estos radicales libres aumentan, se deben emplear antioxidantes presentes en el café para conseguir estabilizarlos.

Por esta razón, lo mejor es guardar tu café en un recipiente hermético y mantenerlo ahí hasta que vayas a consumirlo. Además, y según el mismo estudio, los granos de café tienen menos radicales libres que el café molido. Nuestro consejo: café en grano y almacenado herméticamente.

[symple_divider margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Café más saludable. La preparación

El café se puede preparar de muchas formas diferentes. Esta es la razón de ser de un estudio desarrollado en Italia que examinó cinco formas diferentes de preparar café para encontrar cuál era la mejor de todas ellas.

Estos investigadores afirmaron que el café preparado en una cafetera tipo Moka, expreso o napolitana, daba como resultado un café que contenía más del doble de niveles antioxidantes que el preparado mediante filtros.

[symple_divider margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

[symple_divider margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

Café más saludable. Cómo servirlo

Aquí llegamos a una cuestión de gustos. ¿Cómo tomas tú el café? Si la respuesta es negro y sin azúcar, estás de enhorabuena. Y es que son varios los doctores que opinan que el café en sí mismo ya es suficientemente nutritivo como para añadirle nada.

Si lo tomas con azúcar o con edulcorantes artificiales, no vas a añadir sino calorías o componentes químicos. De igual forma, si lo prefieres con leche, un estudio reciente realizado en Croacia demuestra que la leche puede reducir los niveles de antioxidantes del café.

[symple_divider margin_top=”20px” margin_bottom=”20px”]

En definitiva, cuatro simples detalles para añadir un plus de calidad a una bebida completa y beneficiosa. Por cierto, si no te convence o no eres de los de café sólo, prueba a hacer la transición utilizando una variedad más dulce o añadiendo una pizca de canela a tu taza.